Skip to content
 

8 trucos para destacar la puerta principal de tu casa

Cómo mejorar tu casa para venderla, o simplemente para recibir a tus invitados.

Imagen de tres puertas decoradas

Getty Images

In English

Abres y cierras la puerta varias veces al día (para ir al trabajo, para sacar a pasear al perro y para vaciar el reciclaje), sin pensar demasiado en esta. Pero durante las fiestas tu puerta estará a la vista de amigos y familiares a quienes quizá no ves desde hace tiempo.

"Lo primero que ven los invitados antes de entrar en tu casa es la puerta", dice Marco Bizzley, diseñador de interiores certificado y consultor en HouseGrail.com. "Una puerta renovada genera una gran primera impresión".

Rediseñar tu puerta principal puede incrementar el atractivo de tu casa, y no solo cuando te plantees venderla. Hacer cambios en tu puerta principal puede alterar el aspecto de toda tu casa.

Thomas Jepsen, director ejecutivo de la plataforma de arquitectura en línea Passion Plans, asegura que "la mayoría de las personas ven la puerta de entrada como algo puramente utilitario, pero también puede aportar satisfacción respecto al lugar donde vives y embellecer el vecindario".

Aquí tienes ocho formas de hacer que se destaque la puerta principal de tu casa.

Puerta de color azul con una guirnalda colgada

Cortesía Power Home Remodeling

Están de moda las puertas azules y las coronas de temporada.

1. Píntala

Uno de los cambios más fáciles, rápidos y económicos de hacer es pintar la puerta. Elige un color llamativo para que se distinga, o un color que refleje tu personalidad. Los colores más populares son el azul (sobre todo el azul real), el rojo y el amarillo. No se necesita mucha pintura, por lo que los expertos aconsejan comprar un bote de un cuarto de galón en lugar de un galón entero, para ahorrar dinero. Para los que pinten ellos mismos, puede costar apenas $20.

Cuando Georgiana White, de 78 años, repintó su casa de Sacramento (California) a principios de este año, decidió pintar la puerta principal de color azul oscuro. "Pensé que contrastaba muy bien con el estuco de color lavanda y el ladrillo blanco", dice. "¡Y me encanta!".

Los expertos recomiendan elegir una pintura para exteriores adecuada para el material de la puerta, ya sea madera o metal, y lijarla para que se adhiera la pintura. Sin embargo, antes de lijar, Jepsen sugiere comprobar si la pintura previa contiene plomo. Aunque la pintura tóxica con plomo se prohibió en 1978, si tu casa se construyó antes, es posible que la pintura de la puerta principal contenga plomo. La Agencia de Protección Medioambiental de Estados Unidos ha aprobado tres kits de prueba caseros: 3M LeadCheck ($11 por un paquete de dos pruebas), D-Lead ($39.50 por siete pruebas) y uno que es de uso obligatorio en Massachusetts y que está disponible solo para los profesionales de ese estado.

2. Renueva la iluminación

La iluminación no solo mejora la seguridad, sino que permite cambiar el ambiente y resaltar características especiales de tu casa. En Navidad, todo gira en torno a las luces, ya sea en guirnaldas alrededor de la puerta o como decoración del porche, dice Kelly Fitzsimmons, diseñadora de luces festivas de la zona de Chicago. 

Puedes mantener las luces navideñas alrededor de la puerta principal durante todo el año, o cambiar el color según la temporada; amarillo para la Pascua, por ejemplo. ¿No tienes tomas de corriente en el exterior? Prueba unas luces con sensor con baterías. Otras opciones de iluminación consisten en colgar un farol encima de la puerta, o instalar luces de iluminación vertical a ambos lados para crear un suave resplandor.

3. Cambia la puerta

Instalar una nueva puerta de entrada puede transformar todo el aspecto de tu casa, dice Michael DiMartino, vicepresidente sénior de instalaciones en Power Home Remodeling, una empresa de la zona de Filadelfia. Esta opción también puede aumentar la seguridad de tu casa o hacerla más eficiente energéticamente, agrega.

Los expertos recomiendan que el estilo de la puerta principal coincida con el de tu casa. Si tu casa es de estilo moderno de mediados de siglo, opta por una opción retro, como una puerta de color aguamarina con ventanas cuadradas. A Bizzley le gustan las puertas holandesas (también llamadas "puertas partidas"), en las que las secciones superior e inferior pueden abrirse y cerrarse por separado. Una puerta holandesa puede costar entre $750 y casi $2,000, instalación incluida.

Puerta principal decorada con guirnaldas luces y coronas de flores

Cortesía Melissa Sage Fadim

Melissa Sage Fadim decoró su puerta con guirnaldas, luces y lazos rosas a juego.

4. Decora cada temporada

Decora la puerta de tu casa en función de la estación o de las fiestas, como Navidad o Pascua. Cuelga guirnaldas, luces o carteles con mensajes de inspiración.

Para Navidad, Melissa Sage Fadim, de Chicago, ha colgado guirnaldas, luces y coronas con lacitos rosas para que haga juego con el rosa de su puerta. "Me encanta el color rosa", asegura esta mujer de 72 años, que pintó la puerta después de comprar la casa hace un año. "Por primera vez en muchos, muchos años, tengo ganas de que llegue la Navidad".

5. Ponle un toque de diversidad arquitectónica

Instalar contraventanas junto a la puerta principal y pintarlas a juego con la puerta hará que tu casa destaque, señala Bizzley, porque no se trata de una estética muy común. Las contraventanas cuestan entre $30 y $60, más unos $200 por la instalación.

Otra opción es poner un toldo de lona o un voladizo de madera o metal sobre la puerta de entrada para presentar un nuevo elemento arquitectónico y protegerte del mal tiempo.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


6. Apuesta por las ventanas de vidrio

Pon ventanas laterales (estrechas ventanas verticales a lo largo de la puerta) o un montante (una pequeña ventana horizontal sobre la puerta) para que la puerta de entrada parezca más grande y, de paso, ilumine el vestíbulo. Algunos modelos modernos de ventanas laterales se abren y cierran. También puedes instalar elegantes puertas cristaleras, sobre todo si la puerta de entrada tiene vistas a las montañas, al mar o a la pradera. Los vitrales son hermosos y proporcionan privacidad.

7. Piensa en cada temporada

Aplica láminas decorativas para ventanas a la parte de vidrio de la puerta principal para tener algo más de intimidad, pero también para gozar de un poco de color, sin bloquear la entrada de luz. Estas láminas, que se quitan y no cuestan mucho, se venden en variados estilos, como los diseños tipo vitral y otros. Los precios varían, empezando en unos $10 de acuerdo con el tamaño de una ventana lateral.

8. Cambia los herrajes de las puertas

Los pequeños detalles son clave. Pon una aldaba peculiar, con forma de ardilla tal vez, o una perilla antigua. Puedes comprarlos por internet a partir de $25, pero si quieres algo único, Jepsen recomienda buscar en liquidaciones de patrimonio, ventas de garaje o negocios de recuperación arquitectónica. Y puedes instalarlos fácilmente tú mismo.

Sheryl Jean colabora con artículos sobre la etapa de la vejez, los negocios, la tecnología, los viajes, la salud y temas de interés humano. Fue reportera de varios diarios metropolitanos y su trabajo también se ha publicado en el Chicago Tribune y The Dallas Morning News, así como en el sitio web de la American Heart Association.