Skip to content
 

Continúa el auge de la cría de gallinas en el patio

Gracias a las opciones de alquiler, es más fácil criar una bandada de gallinas y obtener huevos frescos.

Un hombre y una mujer sentados en un banco en su patio mientras juegan con dos gallinas

adamkaz/Getty Images

In English | Michelle Gouin bromea diciendo que a veces sus aves comen mejor que su familia. En los tres años que las ha criado en su patio, las gallinas han comido huevos revueltos, Cheerios, brócoli, semillas, pepino, albahaca, perejil y lechuga. En ocasiones, enriquece el agua que beben con un polvo nutritivo que a ella le recuerda a una bebida deportiva.

Las cuatro gallinas, Buttercup, Princess Leia, Chicken y Violet, tienen personalidades distintas y le han proporcionado constante entretenimiento a Gouin y a su familia durante la pandemia, por no hablar de unos 30 huevos a la semana para las ensaladas de huevo, los brownies y los pasteles.

"Se acercan y comen de nuestra mano", dice Gouin, de 49 años, de St. Stephen, Carolina del Sur, que quedó desolada cuando su quinta gallina, Dorothy, recientemente fue atrapada por un halcón en un terreno. "Son nuestras mascotas, no hay duda".

La crianza doméstica de estas aves de corral se aceleró al comienzo de la pandemia en marzo del 2020 y desde entonces se ha mantenido constante, dice Chris Lesley, editora de Chickens & More Magazine y autora de Raising Chickens: The Common Sense Beginner’s Guide to Backyard Chickens. Cada vez hay más interés en criar gallinas, incluso en las ciudades y los suburbios, debido a la mayor relevancia de los alimentos orgánicos, al interés en saber de dónde proceden los alimentos y a la preocupación por el medio ambiente, explica Lesley.

"La cuarentena fue el punto de inflexión que motivó a muchas personas a comprar gallinas", escribió Lesley en un correo electrónico, "pero las razones subyacentes siguen ahí". 


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Piensa en las gallinas alquiladas

Las aves de alquiler han facilitado más que nunca la creación de una bandada doméstica. Es una buena manera de participar en la tendencia de criar aves de corral sin el estrés de un compromiso a largo plazo.

Empresas como RentACoop y Rent The Chicken (en inglés), que hacen entregas en todo el país y en Canadá, te ofrecen de dos a cuatro gallinas ponedoras, un gallinero portátil, alimento, un comedero y un bebedero, y una útil guía para principiantes. Los períodos de alquiler varían entre cuatro semanas y seis meses y cuestan entre $250 y $500. Si te enamoras de tus nuevas amigas emplumadas, muchas veces puedes comprarlas y hacer que se incluya lo que pagaste por alquilarlas en el precio total de compra. Por un cargo adicional, puedes añadir más gallinas o tener un mejor gallinero.

El negocio de alquiler sigue en aumento, dice Jenn Tompkins, propietaria de Rent the Chicken. Tompkins señala que su negocio se incrementó al comienzo de la pandemia y no ha decaído, con un crecimiento de un 48% del 2020 al 2021.

Mientras todo el mundo estaba en casa en cuarentena durante la pandemia, "hubo un gran cambio de mentalidad", dice Tompkins. Las personas decidieron hacer algunas de las cosas que siempre habían querido hacer, ya fuera mudarse de un pequeño apartamento en la ciudad a una casa con un patio donde podrían tener gallinas, o tomar la decisión de probar la cría de aves de corral en el patio trasero.

Michelle Gouin con una de sus gallinas

Cortesía Michelle Gouin

Michelle Gouin con una de sus gallinas.

Huevos frescos y compañía 

Tener gallinas en el patio trasero tiene que ver, en parte, con la calidad de los huevos. Gouin dice que los huevos orgánicos de gallinas criadas en libertad que se compran en el supermercado no se comparan con los que ella recoge cada día de su gallinero. Los de sus aves son más sabrosos y las yemas son de un color amarillo brillante, dice.

Según un estudio del 2007 publicado en la revista Mother Earth News (en inglés), en comparación con los huevos convencionales, los huevos de gallinas camperas contienen un tercio menos de colesterol y una cuarta parte menos de grasa saturada, así como más vitaminas A y E, betacaroteno y ácidos grasos omega-3.

Las aves también proporcionan compañía. Los pollos son criaturas inteligentes y sociables que pueden formar lazos fuertes con los seres humanos. Durante el apogeo de la pandemia, dice Tompkins, sus clientes a menudo eran adultos cuyos hijos ya no viven con ellos.

"Cuando no era posible ver a la familia, las personas buscaban algo a lo que pudieran darle su amor", dice. "Adoptar un perro o un gato es un compromiso a largo plazo. Los ayudamos a llenar ese vacío".

Los hogares de ancianos y los centros de cuidados a largo plazo también alquilaron gallinas de Rent the Chicken, para entretener y promover la participación de los residentes, dice Tompkins. Y también utilizaron su otro servicio, Hatch the Chicken, que entrega huevos fecundados, además de una incubadora y otros artículos adicionales, en un programa de cinco semanas. Los huevos eclosionan al cabo de unas tres semanas y después de que los clientes pasan dos semanas más con los adorables pollitos, Hatch the Chicken los recupera. "Cuando empiezan a oler un poco mal, nos los llevamos", dice Tompkins.

Michelle Zombek, directora de vida dinámica del Country Meadows South Hills Campus de Bridgeville, Pensilvania, dice que su centro de vida independiente y asistida recibió huevos de Hatch the Chicken justo cuando empezó la pandemia y se restringieron las visitas. A los residentes les encantó ver cómo los pollitos salían del cascarón, contaron los días en un calendario y aprendieron sobre el proceso. Tomaron fotos y videos y jugaron con los polluelos.

"Los compramos justo cuando empezó la pandemia", dice Zombek sobre los huevos. "Le dio un poco de vida al edificio, cuando las cosas estaban tristes y deprimentes".

De modo que, si estás pensando en criar gallinas en tu casa, ya sea la variedad de alquiler o la más permanente, aquí te decimos cómo empezar.

Prepárate

Lo primero es familiarizarte con las ordenanzas de tu zona sobre mantener aves. Puedes encontrarlas en internet o llamar por teléfono a tu agencia gubernamental local. La mayoría de los lugares permiten que tengas por lo menos tres gallinas, pero algunos no te dejan tener los ruidosos gallos. Por suerte, para poner huevos las gallinas no necesitan un gallo.

Segundo, avísales a tus vecinos que planeas tener gallinas en el patio trasero. Si bien por lo general no necesitas su permiso, siempre es buena idea asegurarte de que no les moleste.

Tercero, haz averiguaciones, lo que incluye hablar con otras personas que tengan más experiencia criando gallinas. Un buen lugar donde comenzar es la guía Beginner's Guide to Raising Backyard Chickens (en inglés) de Fresh Eggs Daily. Recuerda que debes tener en cuenta tu presupuesto general y tu estilo de vida.

Un par de manos sosteniendo cinco huevos frescos

SolStock/Getty Images

Planifica tu primera bandada ideal

Primero, piensa si prefieres polluelos recién nacidos o pollas (gallinas de entre 15 y 22 semanas de edad). Los polluelos ofrecen más variedad, cuestan menos cada uno y puedes empezar a afianzar los lazos afectivos con ellos desde el primer día. Sin embargo, los polluelos necesitarán una vivienda especial, cierto tipo de comida y una fuente de calor. Las gallinas por lo general empiezan a poner huevos cuando tienen entre 18 y 24 semanas. Si deseas tener huevos enseguida, las pollas son una buena opción. Pero necesitarás tener listo un gallinero que esté equipado adecuadamente.

Lo típico es que una gallina ponga un huevo cada 25 horas, pero su producción depende de factores que incluyen la temperatura, la raza, la alimentación y el entorno.

La manera ideal de comenzar es tener una bandada de gallinas de entre tres y seis aves. Las gallinas de razas como Buff Orpington, Golden Comet, Silkie y Barred Plymouth Rock, que son cariñosas y amigables, son excelentes compañeras.

“Me encantan las Black Australorp”, dice Lisa Steele, una criadora de pollos de quinta generación y autora de Fresh Eggs Daily: Raising Happy, Healthy, Chickens Naturally. “Son calmadas, dóciles, resistentes al frío y ponen muchos huevos grandes color castaño”.

Dónde comprar gallinas

Algunos de los mejores lugares donde puedes conseguir gallinas son los criaderos. Muchos de ellos, como Meyer Hatchery y Cackle Hatchery (en inglés), son negocios familiares que pertenecen a criadores veteranos de pollos. Estas empresas tienen décadas de experiencia y una amplia variedad de razas, y les interesa que tengas éxito. Ten en cuenta que en este momento la mayoría de los criaderos están abrumados y se les están acabando todos los pollitos de las razas populares. Por eso, te conviene hacer pronto el pedido.

Asegúrate de leer con cuidado la política de pedidos de cada criadero. Algunos aceptan pedidos pequeños, mientras que otros requieren un mínimo de 15 aves. Si vives cerca, puedes recoger tus aves. Si no, los criaderos las empacan cuidadosamente y las envían por correo; por lo general, llegan a tu oficina de correos local en menos de dos días después de nacer. Cuando lleguen, un empleado de correos te llamará. Las tiendas locales de suministros para granjas y otras personas que críen gallinas son buenas opciones adicionales para conseguir estas aves.

Nota de redacción: este artículo se publicó originalmente el 8 de julio del 2020. Se ha actualizado con nueva información.

Michelle Davis es editora de artículos de AARP. Anteriormente, fue reportera sénior y estratega de redes sociales para EdWeek Market Brief y corresponsal sénior de Education Week. Davis también se desempeñó como corresponsal regional de la oficina de Washington de Knight Ridder, donde cubría el Congreso estadounidense y la Casa Blanca.