Skip to content

Es el momento de reevaluar tu cobertura de Medicare: Revisa esta guía sobre el período de inscripción abierta.

 

Cómo sacarles provecho a los sitios de reventa de diseñadores

Renueva tu guardarropa con algunas prendas usadas.

Mujer en un sofá viendo una blusa de color rosado.

R. MAERZINGER/GETTY IMAGES

In English | ¡No seas tan presumida! Ponerse ropa "vieja" usada está muy bien. Según un informe de CNBC sobre un análisis de tiendas minoristas preparado por la firma GlobalData, las ventas de ropa de segunda mano actualmente son de $24,000 millones y pueden llegar hasta los $64,000 millones para el 2028, superando incluso las cifras de la moda rápida. Si bien recorrer personalmente tiendas de ropa en consignación, tiendas de segunda mano, mercados de pulgas y ventas de garaje tiene cierto atractivo, comprar en sitios de reventa en línea (algunos con aplicaciones) es una aventura completamente nueva. ¿Cómo navegar en este mundo secreto de la moda? Estos son mis principales consejos.

1. Echa un vistazo a los sitios de reventa de prendas de alta gama 

No te dejes intimidar por sitios de lujo como The RealReal y Vestiaire Collective. Sí, venden ropa y accesorios por miles de dólares, pero si con un poco de investigación encuentras prendas clásicas asequibles, es más divertido que Pinterest. Encontré un bolso clásico de cuero marca Gucci por $270 y una gabardina clásica de Yves Saint Laurent por $189. Sigue mi consejo profesional y busca prendas clásicas eternas que mejorarán tu guardarropa básico diario.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


2Visita también los sitios con todo incluido

Algunos sitios de ropa usada como Tradesy y thredUP ofrecen marcas contemporáneas populares como Ann Taylor, Loft y MICHAEL Michael Kors, además de grandes marcas como Escada y Giorgio Armani. Son una fuente excelente de ropa de trabajo asequible como Banana Republic, Diane Von Furstenberg o Eloquii, y vestidos de cóctel/noche de diseñadores como Carmen Marc Valvo, Aidan Mattox y David Meister. ThredUP tiene una función para "elegir tu escote" lo que facilita encontrar tu hombro descubierto favorito, cuello en V, cuello tipo bote o cuello holgado, además de la lista de verificación habitual de estilo, largo, color y tamaño del vestido.

3. Busca señales de calidad

Si generalmente compras artículos nuevos, pasar a comprar prendas de segunda mano significa adquirir ropa vieja pero mejor confeccionada por el mismo precio que la moda rápida (piensa en H&M), las tiendas minoristas masivas o las cadenas de centros comerciales. Las pistas incluyen telas naturales (como algodón, seda, cachemira y cuero), confección experta (costuras cubiertas bien hechas, finas y uniformes; forro de seda completo; ojales acabados) y herrajes de lujo (cremalleras, hebillas y cierres elegantes metálicos —no plásticos—). En blusas y vestidos estampados, los patrones siempre se alinearán perfectamente en las costuras para que no haya rayas o falta de coordinación en los costados, la espalda o las mangas, algo que revela fácilmente lo barato.

Mujer sosteniendo un zapato de tacón en la sala de su casa.

JGI/TOM GRILL/GETTY IMAGES

4. Reconoce que las prendas ligeramente usadas están bien hasta cierto punto 

Mientras que "nuevo con etiquetas" o "nuevo sin etiquetas", o incluso "como nuevo", son obviamente la primera opción, no ignores la ropa o los accesorios que muestran algo de desgaste y están etiquetados como tal. Simplemente se verán como prendas súper elegantes que has usado durante años. La decoloración o el desgaste leves, especialmente en el forro interior o en los codos, por ejemplo, están bien; no así el deshilachado en dobladillos o bordes de las mangas y las motas en tejidos de punto o suéteres. Esto también aplica a los bolsos. Las marcas leves o rasguños en los bolsos de cuero (especialmente en los bordes o la parte inferior) a menudo se pueden minimizar aún más en un buen taller de reparación de calzado, pero indican que han tenido buena vida. 

5. Considera los bolsos

Si siempre has deseado un bolso de Chanel (¿y por qué no celebrar un gran cumpleaños o darte confianza a la hora de buscar un empleo?), hay muchos a la venta, pero aún cuestan un par de miles de dólares, incluso con rebajas de entre el 40 y el 70%. ¿Por qué no optar por un bolso de lujo más realista de considerable distinción? Los bolsos cruzados o bolsas tipo compras en nylon o lona recubierta de segunda mano como los de Fendi, Gucci o Prada son buenas adquisiciones, al igual que los bolsos de cuero de Tory Burch, Tod's o Michael Kors, y todos cuestan $400 o menos. Algunos sitios, como Vestiaire Collective, Reba y Tradesy ofrecen planes de pago a plazos, por lo que si insistes en comprar Chanel o una marca similar, considéralo como si fuera una dieta: el sacrificio es grande, pero al final vale la pena.

6. Busca suéteres de cachemira gruesos y suaves

Nadie más lo hace, y es un error. Lo que pasa por "cachemira" en la moda rápida e incluso en marcas privadas de las tiendas por departamentos es a menudo una sola capa de tejido mezcla que después de muy pocos usos se llena de motas rápidamente. Y sin embargo, un fabuloso suéter de cachemira suave hace que un par de jeans y sandalias parezcan el atuendo más elegante posible. Encontré un suéter de cachemira blanco de Theory con cuello en V en Tradesy por $98 (originalmente con un precio de $499) y otro de color marfil de Vince por $98 (rebajado desde $348), así como una prenda de cachemira negra de Jil Sander por $75 (rebajada desde $650) en Poshmark. Cíñete a una paleta sofisticada de colores neutros como crema, gris, negro, azul marino y marrón claro que mantienen su versatilidad y funcionan con todo: cuellos en V y tipo bote, y chaquetas de cualquier largo.

7. Explora los sitios de compra y venta

Piensa en ellos como centros de reciclaje sostenible y compras sin sentimiento de culpa, todo en uno. Algunos sitios como Poshmark y Rebag te permiten subir tus propias fotos y establecer tu precio antes de enviarte un paquete de envío prepagado para autenticación antes de publicarlas. Otros, como Tradesy y thredUP, te envían un kit gratuito para envíos con franqueo pagado, el cual tú devuelves a través de USPS o FedEx. Cualquier artículo que thredUP venda (y tiene que ser de marcas reconocidas, tener menos de cinco años, estar lavado y no tener rasgaduras, roturas ni manchas) te genera dinero en efectivo o crédito por las prendas aceptadas. Es hora de que cualquier cosa que sea demasiado corta, demasiado apretada, demasiado grande o ya no sea parte de tu vida te devuelva el dinero.

Mujer sentada en un sofá y mirando una tableta.

WUNDERVISUALS/GETTY IMAGES

8. Conoce tu límite de rechazo

A algunos de nosotros (secretamente intrigados por la moda de segunda mano) nos inquieta que las prendas usadas puedan tener olor corporal, además de la posibilidad de contraer sarna, chinches, hongos en los pies o piojos. Y sí, hay cierta justificación. Las grandes empresas de tiendas de segunda mano y las pequeñas tiendas simplemente no tienen el tiempo ni los recursos para oler, lavar, secar, planchar o lavar en seco las prendas y desinfectar los zapatos. Debes asumir esa responsabilidad antes de usar lo que compres. Evita siempre los trajes de baño y la ropa interior, incluso si los compras en un sitio elegante.

9. Encuentra artículos auténticos

Los sitios hacen lo que las tiendas de consignación no hacen: verifican la autenticidad. Si te gustan las etiquetas y logotipos de diseñadores (a veces un cumpleaños o evento importante puede merecer que derroches), debes asegurarte de que estás pagando por una prenda legítima. Esto es especialmente cierto cuando compras artículos clásicos, de años pasados, donde las regulaciones e inspecciones quizás no eran rigurosas. La tienda de segunda mano o de consignación de tu vecindario podría vender mercancía falsificada sin saberlo. Al emplear expertos que saben distinguir los productos auténticos de los falsificados, los sitios legítimos se aseguran de que el origen de lo que compres se pueda rastrear.

10. Ten cuidado con las tallas y el corte

Los estándares de tallas han cambiado. Presta atención a las medidas y mira tantas fotos como sea posible para tener idea de las proporciones y del talle de la ropa. La altura, el largo y el ancho de los pantalones son importantes, al igual que los hombros de las chaquetas y el ancho de las mangas, los largos de las faldas y las siluetas de los vestidos. La talla puede decir 14, pero si la chaqueta es de corte pequeño puede ser más bien talla 12. Es fácil dejarse seducir por una etiqueta de diseñador y el precio. Ten cuidado con la ropa que podría requerir un viaje al sastre. El mercado de tallas grandes ha florecido finalmente en los últimos años con estilos modernos y elegantes, por lo que encontrarás menos ropa antigua o usada si usas talla 16 o más. Igualmente puedes comprar accesorios: fabulosos cinturones, bufandas y esos bolsos.

Por último: las sucursales de descuento de las grandes tiendas por departamentos son una especie de reventa

Seamos realistas. Después de todo, ¿cuántas mujeres se probaron, compraron (tal vez incluso usaron), sudaron y devolvieron estas prendas? Mucha mercancía usada aún tiene la etiqueta original en su lugar. Saks Off 5th, Nordstrom Rack y Neiman Marcus Last Call ofrecen grandes promociones y venden productos en liquidación. Por lo tanto, estás recibiendo en línea las prendas sobrantes de las mismas marcas de las tiendas de lujo. Puedes obtener grandes descuentos si te mueves rápido cuando recibes una alerta sobre una rebaja repentina.

Para más consejos de belleza y estilo para mujeres mayores de 50 años, lee The Woman’s Wakeup: How to Shake Up Your Looks, Life, Love After 50, de Lois Joy Johnson. 

¿Qué opinas?

0 %{widget}% | Add Yours

Debe registrarse para comentar.