Skip to content

Guías para el cuidado de una persona mayor: aprovecha estos recursos e información.

 

Cómo encontrar ropa de mujer que quede bien

10 secretos para lucir fabulosa en cualquier talla o forma.

Dos mujeres sosteniendo vestidos

GETTY IMAGES, GETTY IMAGES

In English | No eludamos el tema, señoras. Vestirse bien implica hablar francamente sobre por qué nuestra figura y nuestra ropa no se llevan bien. Estamos en un punto de empoderamiento del cuerpo más allá de criticar nuestro peso. Como editora de moda y belleza, he vestido a estrellas, supermodelos y miles de mujeres del común mayores de 50 años para mis sesiones fotográficas. Debes saber que todas somos perfectamente imperfectas con respecto a nuestro cuerpo, y todo eso al final está bien. Pero para lucir bien en lo que nos ponemos, es necesario darte una mirada realista al espejo con amor (no para juzgarte, sino para analizarte). Algunas debemos usar palabras como rollitos, gorditos y flacidez, porque aceptarlas te puede ayudar a vestirte mejor sin importar la talla. Estos son los 10 problemas más frecuentes de ajuste y las soluciones sensatas que tú misma puedes poner en práctica, con fotos de famosas para inspirarte:

1. La ropa tiene estilo, pero no te hace ver bien el cuerpo

Muchas de nosotras nos ponemos ropa o compramos prendas nuevas sin pensar. Un momento. Detente y evalúa la estructura única de tu cuerpo y cómo luce en este momento. Esto implica considerar los efectos del envejecimiento que son absolutamente normales, como la gravedad, los cambios hormonales o de peso debido al estilo de vida, o los sitios en donde tienes esas libras de más. Mírate en un espejo de cuerpo completo y pregúntate lo siguiente: 

  • ¿En dónde soy más ancha o grande, en los hombros, el busto, el trasero, la cadera, los muslos o las pantorrillas? Esta es mi parte principal en donde la ropa debe ajustarme bien.
  • ¿En dónde soy más angosta, tonificada o delgada, en la cintura, los brazos, el cuello o las piernas? Estas son mis partes de mostrar.
  • Voltéate de lado. ¿En dónde me proyecto más hacia afuera, en los senos, el trasero o la barriga? Este es el punto en que debo concentrarme con la moda.
  • ¿En dónde soy floja o flácida, en el busto, el tronco, los muslos, el trasero o los brazos? Ahí es donde la ropa me puede tonificar.

Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


2. El busto grande te está quitando estilo

Oprah Winfrey, Wendy Williams y Salma Hayek

GETTY IMAGES (3), MIKE MARSLAND/MIKE MARSLAND/WIREIMAGE; ROBIN MARCHANT; STEFANIA M. D'ALESSANDRO

De izquierda a derecha: Oprah Winfrey, Wendy Williams y Salma Hayek

Si eres baja de estatura o tienes tronco corto, las “niñas” se llevan todo el espacio del torso. Es por esto que tienes una apariencia de “solo senos” grandes y por lo que los botones se te abren y la cintura se te desaparece. Un sostén con cobertura total moldeado o contorneado es el que cambia la jugada. (Lo he dicho antes, ¡solo hazlo ya!) Necesitas ganar pulgadas de espacio en el torso y la única forma de hacerlo es con un sostén que te realce los senos, te despeje el tronco, te controle la forma al colocarlos hacia adelante y el centro de forma redondeada y con aspecto natural. Ponerte camisas por dentro, cinturones, sacos, vestidos y blusas ajustados no solo será posible, sino fácil. Si eres bustona y alta, o tienes un torso largo, te servirán los mismos consejos. ¿Prefieres ponerte blusas sueltas en capas o túnicas? El sostén de todos modos ofrece una base más firme para que las blusas anchas no se vean tanto como carpas.

3. Los rollitos te están arruinando la apariencia

Loretta Devine y Lauren Graham

GETTY IMAGES (2), JASON LAVERIS/FILMMAGIC; AMANDA EDWARDS

De izquierda a derecha: Loretta Devine y Lauren Graham

Si puedes pellizcarte mucho más de una pulgada en tu zona del medio, las prendas ajustadas al cuerpo, como blusas cuello tortuga, camisetas, sacos o vestidos tejidos, pueden ondularse y sobresalir. Los “rollitos” vienen de todos los tamaños y formas; por lo tanto, no le eches la culpa a la báscula. El elemento que debes tener para un buen ajuste es una camisola de microfibra, es decir una “cami”. Estas prendas sedosas que se usan como capas, hechas con una mezcla de nailon o spandex, funcionan como base de maquillaje para el cuerpo, haciendo que tenga una base “resbalosa” para que la ropa se deslice sobre los gorditos y los rollitos, y así obtener un ajuste más parejo. También cubren el escote lo suficiente para ser políticamente correcta y hacen que te puedas poner blusas superligeras o transparentes. Debes tener una negra, pero también cómprate una blanca y una beige para usar por debajo de colores claros.

4. La barriga te está estorbando

Glenn Close y Goldie Hawn

GETTY IMAGES (2), WALTER MCBRIDE/WIREIMAGE; RODIN ECKENROTH

De izquierda a derecha: Glenn Close y Goldie Hawn

Si tienes 50 años y te preguntan “¿para cuándo es el bebé?”, usa todos los días calzones con control suave de abdomen (calzones o shorts hasta la cintura). Busca una mezcla de 20% spandex y revestimiento de algodón donde hace falta. Luego, vístete estratégicamente al hacer énfasis en tu punto de mostrar. Si tienes piernas fabulosas (incluso aceptables), leggings, jeans ajustados o pantalones estrechos por debajo de una blusa por fuera o una chaqueta estructurada larga es el “uniforme” que no te debe faltar. ¿Las piernas no son el punto que más te favorece? Muestra los antebrazos, las muñecas, los tobillos o lo que más te guste.

5. Perdiste la figura

Lynda Carter, Debbie Allen y Kim Cattrall

GETTY IMAGES (3), ETHAN MILLER; LEON BENNETT/WIREIMAGE; MICHAEL LOCCISANO

De izquierda a derecha: Lynda Carter, Debbie Allen y Kim Cattrall

Algunas mujeres posmenopáusicas dicen que el busto, la cintura y la cadera se les convirtieron en una unidad cuadrada. Todo lo que necesitas es una chaqueta a la medida con la cintura ajustada que llegue hasta cualquier punto desde debajo la cadera hasta arriba de los muslos para recrear la curva en S y devolverte el estilo. Busca chaquetas contorneadas con mezclas elásticas, como poliéster, viscosa o spandex. Esto significa que debes llevar tus chaquetas poco favorecedoras al sastre lo más pronto posible. ¿Estás de prisa? Ponte un cinturón sobre cualquier chaqueta o saco largo con pantalones o una falda tubo para revivir y definir el cuerpo (de inmediato).

6. Los brazos se te ven anchos y flácidos… incluso con mangas

Maggie Wagner, Kymberly Haskins y Michaela Watkins

GETTY IMAGES (3), PAUL ARCHULETA; MICHAEL BEZJIAN; JOHN LAMPARSKI/WIREIMAGE

De izquierda a derecha: Maggie Wagner, Kymberly Haskins y Michaela Watkins

Los diseñadores se salieron de control con una variedad de nuevos estilos de mangas, pero no todos le quedan bien a todo el mundo. Si tienes los brazos gruesos y anchos justo al pie de los hombros (imagínate un muslo de pavo), evita las mangas cortas y caídas que lleguen a donde está el problema y lo hagan ver peor. La piel flácida de alrededor de las axilas se ve tonificada y delgada con cualquier manga ajustada larga o tres cuartos. Las mangas anchas hasta los codos o más abajo de estos, como los estilos acampanados o de obispo, ofrecen camuflaje espacioso con un toque moderno para los brazos. Todas las mujeres tenemos antebrazos para mostrar (es por esto que nos arremangamos la camisa, nos ponemos brazaletes y todavía usamos reloj).

7. Los muslos gruesos hacen que siempre quieras ponerte pantalones con cintura elástica

Tina Knowles, Beverly Johnson y Marcia Gay Harden

GETTY IMAGES (3), RODIN ECKENROTH; PAUL ARCHULETA; STEVE GRANITZ/WIREIMAGE

De izquierda a derecha: Tina Knowles, Beverly Johnson y Marcia Gay Harden

Las mujeres con muslos gruesos tienen suerte, ya que están de moda los pantalones y las faldas hasta la rodilla voluminosos. Los pantalones negros son superchic, pero evita la cintura elástica, ya que añade tela de más en los sitios que no debe. Busca pantalones o jeans con una banda estructurada en la cintura y cremallera. Debes buscar que te queden ajustados en la cintura y la cadera antes de ensancharse o ampliarse para equilibrar el ancho de los muslos. Escoge pantalones o jeans anchos y cortos (para mostrar los tobillos delgados) o completamente largos en estilos rectos, ensanchados o totalmente encorvados. Combínalos con blusas llamativas que muestren tu figura.

8. La parte de arriba y la de abajo son de diferentes tallas, por lo que es difícil que algo me quede bien

Sherri Shepherd, Diane Keaton y Tichina Arnold con atuendos que combinan de pies a cabeza

GETTY IMAGES (3), RACHEL LUNA; FRANCO ORIGLIA; PAUL ARCHULETA

De izquierda a derecha: Sherri Shepherd, Diane Keaton y Tichina Arnold

Si tienes cuerpo grueso de la cintura para abajo, opta por un vestido ajustado y acampanado o por una blusa ajustada y una falda en A o hasta la rodilla que se adapte exactamente a tus proporciones. Por el contrario, si tienes la parte de arriba del cuerpo bastante gruesa y la de abajo delgada, busca faldas tubo ceñidas y pantalones ajustados al tobillo con túnicas o blusas por fuera que te envuelvan o te cubran.  La idea es resaltar lo que tienes y disimular el resto.

9. El trasero sexy te está opacando todo

Kris Jenner, Garcelle Beauvais y Lorraine Toussaint

GETTY IMAGES (3), JEFF KRAVITZ; PRESLEY ANN; JESSE GRANT

De izquierda a derecha: Kris Jenner, Garcelle Beauvais y Lorraine Toussaint

Los traseros grandes y redondeados son fabulosos y están de moda, pero pueden hacer que sea difícil lograr una apariencia uniforme adelante y atrás, y crear la ilusión óptica de piernas más cortas. Busca chaquetas, cárdigan y sacos más largos que te cubran el trasero. Escoge enterizos para lograr una silueta lisa o jeans ajustados con cintura menos alta al frente y más alta por detrás. Y por supuesto, aprende a meterte parcialmente las blusas (solo la parte del frente por dentro de la camisa).

Monica Bellucci, Ina Garten y Mariska Hargitay

GETTY IMAGES (3), EDWARD BERTHELOT; MICHAEL LOCCISANO; ROY ROCHLIN

De izquierda a derecha: Monica Bellucci, Ina Garten y Mariska Hargitay

Todo lo que comprima las pantorrillas (desde leggings hasta jeans ajustados y botas altas hasta la rodilla) es incómodo y te hace hinchar las piernas. Los pantalones hasta los tobillos de pierna ancha con zapatos bajos son la mejor solución.  Cuando se trata de faldas y vestidos, entre más amplio sea el dobladillo y más robusto el tacón del zapato (bloques, cuñas y plataformas pequeñas están permitidas aquí), las piernas se te verán más largas. Escoge dobladillos que te lleguen alrededor de las rodillas o justo debajo de estas. En clima frío, combina medias pantalón oscuras opacas con los zapatos para que las piernas se te vean más delgadas y más uniformes, o simplemente atrae la atención hacia la parte de arriba con un escote divertido o un collar llamativo.    

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.