Skip to content

Es el momento de reevaluar tu cobertura de Medicare: Revisa esta guía sobre el período de inscripción abierta.

 

El gran corazón de Lidia Bastianich

En su nuevo programa especial, la reconocida chef comparte su amor (y su comida) con los socorristas de Estados Unidos.

La chef Lidia Bastianich.

Manny Carabel/WireImage

In English | ¿Hay otra figura que pueda ser tan reconfortante e inspiradora como Lidia Bastianich? La querida chef, autora de libros de cocina, propietaria de restaurantes y personalidad televisiva ha centrado este año su programa anual en PBS, Lidia Celebrates America, en una comunidad muy especial: los socorristas de Estados Unidos. Después de pasar un año (y cocinar) con bomberos, policías y profesionales médicos en primera línea durante la crisis de la COVID-19, Bastianich puso una olla de sopa en el fuego y compartió con AARP su irrefrenable versión del sueño americano.

Mira Lidia Celebrates America: A Salute to First Responders (estrenó el 12 de febrero en PBS; todos los viernes a las 10 p.m., hora del este, verifica tu programación local - enlace en inglés)

¿En qué se diferencia tu nuevo programa de cocina de tus programas anteriores?

Hace 20 años que tengo mi programa de cocina en PBS. Pero durante siete años he estado haciendo programas especiales de una hora, Lidia Celebrates America, en los que descubrimos distintas etnias y cocinas de Estados Unidos. Porque yo soy inmigrante, y recibí ayuda cuando llegué a este país. ¡La comida es el punto de conexión!

Pero pensé: ¿las personas de Estados Unidos están de verdad agradeciendo lo suficiente a nuestros socorristas? Estas son las personas que nos protegen en momentos de peligro: bomberos, personal de emergencias médicas y ambulancias, trabajadores de hospitales, policías. Ponen su vida en peligro para proteger la nuestra. Lo más interesante fue establecer esa conexión con ellos, averiguar por qué hacen lo que hacen y ver parte de eso que hacen. Al final, terminamos cocinando, porque la comida nos reconforta a todos. Se trata de cuidarnos los unos a los otros.

Eddie McNamara, el agente de policía de Nueva York, cocinó para ti, ¿verdad?

Sí. Fue divertido. Lo hizo por Zoom. Yo estaba en mi lado de la pantalla; él estaba en el suyo, los dos probamos la misma comida y ahí surgió la conexión entre nosotros. Probé los sabores, su filosofía. Con la comida llegas a entender cómo perciben las personas ciertas cosas. [Suena el ruido fuerte de una alarma y Lidia se apresura a la cocina para ver qué pasa.] ¡Oh, no! ¡Tenía una sopa en el fuego, se derramó, cayó aceite sobre la llama y saltó la alarma del detector de humo!

Al menos, conoces a bomberos a los que podrías llamar. También mandaste cartas a socorristas y miembros de las Fuerzas Armadas que están en el extranjero como parte de Operation Gratitude. ¿De qué se trata Operation Gratitude?

Operation Gratitude (enlace en inglés) es una maravillosa manera de darles las gracias a todas esas personas. Les mandan paquetes por correo junto con una carta personalizada. Muy bonito.

Valoras Estados Unidos porque viniste a vivir aquí después de que los comunistas requisaron tu casa en Yugoslavia; estuviste también en un campo de concentración nazi, ¿verdad?

Así es, fue al terminar la Segunda Guerra Mundial. Mis padres querían encontrar un lugar al que poder emigrar que nos brindara oportunidades a todos. Llegamos en 1958. Como inmigrante, uno recuerda todas las personas que le han ayudado. Personas de Catholic Charities y de la Cruz Roja nos traían bolsas llenas de comida, sillas y toallas. Por eso yo soy tan consciente de aquellas personas que se entregan para ayudar a los demás y de cómo se las debe reconocer. Espero que, con mi granito de arena, les esté dando las gracias a todos ellos.

¿En qué lugar que no sea Estados Unidos podrías terminar teniendo tu propio restaurante y tu programa de televisión? Incluso llegaste a cocinar para dos de los papas. Escribiste sobre hacerse ciudadano de Estados Unidos en tus memorias, My American Dream: A Life of Love, Family, and Food. ¿Cómo se relaciona la comida con la mezcla de culturas de nuestra sociedad?

Estados Unidos es el refugio. Esta maravilla de país es un mosaico de distintas culturas. Y no hay nada mejor que la comida para reflejar eso. Caminas por las calles de cualquier ciudad y cada lugar se ve representado por un restaurante, una tienda de alimentos, una bodega. La comida cuenta la historia completa de las personas: la topografía, el clima. Cuando cocinas algo que tu abuela cocinaba, pasa de generación a generación. Mi padre falleció hace unos 20 años; en Nochebuena, a él le encantaba preparar su baccalà mantecato veneciano (bacalao mantecado). En Navidad, no falta en mi mesa cada año; siento que mi padre está entre nosotros.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


¿Cómo fue cuando vinieron a tu restaurante James Beard y Julia Child?

La mejor publicidad posible. No sé si me explico: son dos iconos. Me llenó de orgullo. Julia incluso vino a mi casa. Me invitó a que presentara un programa y así es como empezó mi recorrido en PBS. Y aquí estoy, cocinando comida italiana.

¿Es esta pandemia una oportunidad para que todos cocinemos más en casa y reforcemos nuestros vínculos?

Quizás este sea el momento de estar un poco más unidos. ¡Es momento de seguir cocinando y de disfrutar!

¿Cómo va ese plato que tienes en el fuego? ¿Apagaste el incendio?

Lo tengo controlado. ¡Va a salir una sopa bien buena!