Skip to content
 

Cómo crear la costumbre de ahorrar

Seis consejos prácticos para establecer fondos para los tiempos difíciles y otras situaciones.

Mujer metiendo una moneda en una alcancia

Getty Images

In English | Cuando la Federal Reserve Board (Junta de Reserva Federal) informó el año pasado que a 4 de cada 10 adultos les costaría cubrir un gasto inesperado de $400, surgieron preguntas sobre las costumbres de ahorrar en Estados Unidos, tanto para la jubilación a largo plazo como para tener la liquidez necesaria para afrontar emergencias o tiempos difíciles.  

Esta semana AARP se une a unas 1,500 organizaciones sin fines de lucro, bancos, cooperativas de ahorro y otras instituciones en un esfuerzo cuyo objetivo es animar a los adultos de ingresos bajos o módicos a ahorrar de manera automática para ambas situaciones, para mejorar su bienestar económico.

Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Reconocemos la importancia de ahorrar y de crear la costumbre de ahorrar: a largo plazo para la jubilación y a corto plazo para las emergencias económicas", dice David C. John, asesor principal de política estratégica en el Instituto de Política Pública de AARP. "Las personas necesitan tener ambos tipos de ahorros".

Durante la semana America Saves, la coalición sugiere seis formas de comenzar a ahorrar más:

  • Crea un plan. Aquellos con un plan de ahorros son dos veces más propensos a tener éxito. Ahorra cierta cantidad cada mes para fines específicos, tales como el costo de la matrícula universitaria o unas vacaciones.
  • Haz que sea automático. Establece transferencias automáticas de tu cuenta corriente a tu cuenta de ahorros o deposita parte de tu sueldo automáticamente en una cuenta de ahorros a través de tu banco o cooperativa de ahorro.
  • Ahorra para gastos inesperados. Establece una cuenta para emergencias tales como reparaciones del auto, un techo con goteras o una caldera rota. En vez de usar una tarjeta de crédito, usa estos ahorros líquidos cuando surgen estos gastos.
  • Ahorra para la jubilación. Si estás trabajando pero no participas en un plan de jubilación laboral automáticamente, solicita que un representante de recursos humanos te explique cómo deducir cierta cantidad de cada cheque de nómina y depositarlo en una cuenta de ahorros o de ahorros para la jubilación.
  • Ahorra los ingresos adicionales, tales como los bonos, aumentos de sueldo y reembolsos de impuestos. Destina cualquier reembolso de impuestos, aumento de sueldo o bonos de fin de año o similar a algún tipo de cuenta de ahorros tal como una cuenta con interés relacionada con tu cuenta corriente.
  • Ahorra en familia. Demuéstrales buenos hábitos financieros a tus hijos. Abre cuentas de ahorros para cada uno de tus hijos para enseñarles buenas costumbres de ahorro.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO