Skip to content
 

Ley histórica para reducir los precios de los medicamentos recetados se promulgó

La directora ejecutiva de AARP agradece la aprobación y dice que la medida brindará alivio a millones de personas.

El presidente Biden firma la Ley de Reducción de la Inflación

SARAH SILBIGER/BLOOMBERG VIA GETTY IMAGES

El presidente Joe Biden firma la Ley de Reducción de la Inflación de 2022 en el Comedor de Estado de la Casa Blanca en Washington, D.C.

In English

El presidente Joe Biden firmó la Ley de reducción de la inflación del 2022 el 16 de agosto. Esta ley histórica ayudará a millones de beneficiarios de Medicare a poder costear mejor los medicamentos que tanto necesitan, y millones más personas en el país podrán pagar sus primas de la Ley del Cuidado de la Salud a Bajo Precio.

“Esta ley finalmente cumple una promesa que se le hizo al pueblo de Estados Unidos durante décadas", al permitir que Medicare negocie los precios de los medicamentos recetados, dijo Biden, quien estuvo rodeado por varios senadores y miembros de la Cámara de Representantes, y un público que incluyó a secretarios de gabinete, personal y partidarios en el Comedor Estatal en la Casa Blanca. Debido a esta ley, Biden dijo: “Los adultos mayores pagarán menos por sus medicamentos recetados” y “13 millones de personas continuarán ahorrando un promedio de $800 al año en seguro de salud”, porque la ley amplía los subsidios de las pólizas de la ley ACA.

Dado que la mayoría de los legisladores están fuera de Washington D.C. en un receso de agosto, se ha programado una ceremonia de firma celebratoria para el 6 de septiembre en la Casa Blanca. Además de sus componentes del cuidado de la salud, la ley extensa incluye algunos elementos de la iniciativa Build Back Better de Biden, incluidas las inversiones en soluciones de energía y del clima, y hace varios cambios en la ley tributaria corporativa.

“AARP ha luchado arduamente para reducir los precios de los medicamentos recetados durante décadas”, dijo en un comunicado la directora ejecutiva de AARP, Jo Ann Jenkins, después de la firma de la ley. "Este es uno de los problemas más importantes que afectan a las finanzas de los adultos mayores en todo el país, en todos los ámbitos políticos. Hemos hecho que nuestra voz sea alta y clara: los precios de los medicamentos han estado fuera de control, y ya es suficiente”.

La nueva ley se aprobó en el Senado de EE.UU. el 7 de agosto con un voto de 51 a 50, y la vicepresidenta Kamala Harris rompió el empate. Luego, la medida se aprobó en la Cámara de Representantes con una votación de 220 a 207 el 12 de agosto.

"Muchos dijeron que esto no se podía lograr, pero AARP no le teme a las luchas difíciles".

Jo Ann Jenkins, directora ejecutiva de AARP

También se incluye una extensión de tres años de los subsidios ampliados y otras mejoras financieras que se incluyeron primero en el Plan de Rescate de Estados Unidos, que ayudan a reducir los costos de los planes de seguro médico de la ley ACA. Estos subsidios son especialmente importantes para las personas de 50 a 64 años, quienes pagan hasta tres veces más por su seguro.

El abarcador proyecto de ley también invertiría en proyectos de energía y cambio climático, y haría una serie de cambios en la ley de impuestos corporativos.

"Al aprobar la Ley de reducción de la inflación, el Congreso ha cumplido con décadas de promesas de reducir el precio de los medicamentos recetados", dijo Jenkins. Añadió, "Los adultos mayores nunca deberían tener que elegir entre pagar por medicamentos que necesitan o cubrir otros gastos indispensables, como los alimentos o el alquiler. Decenas de millones de adultos con planes de medicamentos de Medicare pronto tendrán la tranquilidad de saber que sus gastos de bolsillo tendrán un límite anual".

“Reducir los precios de los medicamentos recetados es una prioridad para las personas en el país, y más del 80% de las personas de ambos partidos políticos apoyan la medida”, dijo Jenkins. "AARP luchó sin cesar por esta victoria, y continuaremos trabajando para aliviar el alto precio de los medicamentos. Instamos a la Cámara de Representantes a actuar con rapidez y a aprobar esta trascendental reforma".

La directora ejecutiva de AARP, Jo Ann Jenkins, se dirige a una audiencia rodeada de varias personas entre ellas la senadora Amy Klobuchar de Minnesota y Debbie Stabenow de Michigan

Stephen Voss for AARP

La directora ejecutiva de AARP, Jo Ann Jenkins, junto a los voluntarios de AARP y las senadoras Amy Klobuchar, a la izquierda, y Debbie Stabenow, a la derecha, piden al Congreso que apruebe el proyecto de ley para reducir los precios de los medicamentos recetados en el Senado de los Estados Unidos el 27 de julio.

Estos son los elementos principales de las partes del proyecto de ley relacionadas con el cuidado de la salud.

Cambios en la Parte D

Por primera vez, se limitarían los gastos de bolsillo de los medicamentos recetados de la Parte D. Para el 2025, los beneficiarios no tendrían que pagar más de $2,000 al año por la parte que les corresponde de los medicamentos de la Parte D.

A partir de enero, la mayoría de las vacunas serían gratuitas en Medicare.

Las primas de la Parte D no podrían aumentar más del 6% anual hasta al menos el 2029. El límite de ingresos para que los beneficiarios puedan recibir un subsidio para ayudar a pagar los gastos de bolsillo de la Parte D se aumentaría del 135% del nivel federal de pobreza ($18,347 para una persona en el 2022) al 150% ($20,385 para una persona en el 2022).

Negociación de los precios de los medicamentos

El secretario de Salud y Servicios Humanos estaría autorizado a comenzar a negociar los precios de 10 medicamentos recetados de alto costo en el 2023. Los precios negociados entrarían en vigor en el 2026 para los medicamentos de la Parte D de Medicare y en el 2028 para los medicamentos cubiertos por la Parte B de Medicare. La cantidad de medicamentos cuyos precios se negociarían en nombre de Medicare aumentaría en los años siguientes y, para el 2029, un total de 60 medicamentos estarían sujetos a precios negociados.

Reembolso por inflación

A partir de octubre de este año, si el precio de un medicamento recetado de la Parte D aumentara más que la tasa de inflación general, el fabricante del medicamento tendría que reembolsar a Medicare la cantidad del aumento que supere la tasa de inflación. Los reembolsos por aumentos de precios que superen la tasa de inflación de los medicamentos cubiertos por la Parte B de Medicare (generalmente infusiones en el consultorio, como en el caso de los medicamentos contra el cáncer) comenzarían en enero.

Se extenderían los subsidios de la ley ACA

Para las personas que compran su seguro de salud a través de los mercados de la ACA, la ley ampliaría el subsidio federal de primas y otras mejoras financieras realizadas bajo el Plan de Rescate de Estados Unidos hasta el 2025. Para las personas de 50 a 64 años, estos subsidios proporcionan un ahorro promedio de más de $950 al año, y todos los consumidores continuarían pagando no más del 8.5% de sus ingresos en primas de seguro de salud de la ACA.

Nota de redacción: este artículo se actualizó para incluir nueva información.

Dena Bunis informa sobre temas relativos a Medicare, atención de la salud, políticas en materia de salud y el Congreso estadounidense. Además, es autora de la columna “Medicare Made Easy” para AARP Bulletin. Galardonada por su labor periodística, Bunis trabajó durante décadas para diarios en grandes ciudades. Entre los puestos que ocupó se incluyen los de jefa de la oficina de Washington del Orange County Register y reportera sobre temas de salud y entorno laboral para Newsday.