Skip to content

Guías para el cuidado de una persona mayor: aprovecha estos recursos e información.

 

AARP lanza una campaña para reducir los precios de los medicamentos recetados

Una nueva encuesta muestra que las personas de 50 años o más quieren tener más acceso a medicamentos genéricos y que se limiten los gastos de bolsillo.

Hombre saca sus medicinas de un gabinete

Getty Images

In English | Casi las tres cuartas partes de las personas de 50 años o más se preocupan por poder pagar los medicamentos recetados para ellos y sus familias, según una nueva encuesta de AARP a nivel nacional. En todo el espectro político, estos adultos mayores apoyan abrumadoramente políticas que podrían conducir a precios más bajos, así como el desarrollo de nuevos genéricos, permitir que Medicare negocie los precios y exigir a los fabricantes de medicamentos que expliquen cómo fijan sus precios.

Los resultados de la encuesta se publican junto con el lanzamiento de la campaña nacional de AARP para convencer a los legisladores federales y estatales de que reduzcan los precios de los medicamentos recetados. La campaña "Basta con medicamentos costosos" promocionará las cuatro soluciones de AARP para reducir los costos de los medicamentos.

Basta con medicamentos costosos

 

Pídele aquí al Congreso que acabe con la codicia de las compañías farmacéuticas.

  • Detener la manipulación de precios al permitir que Medicare y los estados usen sus vastos poderes de compra para negociar precios más bajos para los medicamentos y también que los fiscales generales de los estados emprendan acciones legales contra los fabricantes de medicamentos por aumentos excesivos en los precios de los medicamentos.
  • Aumentar el acceso y la asequibilidad de los medicamentos recetados al limitar los costos de bolsillo para los consumidores, ampliar la disponibilidad de programas estatales de asistencia farmacéutica, permitir que los estados importen de manera segura medicamentos recetados de otros países y proteger una reciente mejora de Medicare que ayude a los beneficiarios con los altos costos de los medicamentos recetados.
  • Cerrar las lagunas que permiten a los fabricantes de medicamentos retrasar o incluso bloquear el desarrollo de medicamentos genéricos de bajo costo, y prohibir los acuerdos que permiten a las empresas farmacéuticas pagar a las empresas de genéricos para que no traigan un producto de la competencia al mercado.
  • Apoyar leyes que promuevan la transparencia exigiendo a los fabricantes de medicamentos que justifiquen los aumentos de precios drásticos.

"Las personas en EE.UU. están pagando los precios de medicamentos recetados más altos del mundo", dice Nancy LeaMond, vicepresidenta ejecutiva y directora de Activismo Legislativo y Compromiso, de AARP. "Es hora de que las empresas farmacéuticas dejen de desviar la responsabilidad y reconozcan que la causa principal es el precio que ellos establecen para sus productos".

La encuesta de AARP muestra claramente que la preocupación por los precios de los medicamentos recetados cruza todas las líneas partidarias e ideológicas.

Gráfica relacionada con la necesidad de bajar los precios de los medicamentos

AARP/Getty Images

Entre todos los encuestados de 50 años o más, el 72% dijeron que estaban muy preocupados o algo preocupados por poder pagar los medicamentos que necesitan para sí mismos o para sus familias. Y el 90% o más de los probables votantes demócratas, republicanos e independientes dijeron que deberían ser más fácil que los medicamentos genéricos salieran al mercado y que a Medicare se le debería dejar negociar precios más bajos con las compañías farmacéuticas.

La encuesta también mostró que el uso de medicamentos recetados es generalizado entre la población de 50 años o más, y el 80% dijeron que tomaban regularmente al menos un medicamento recetado. El 47% de los encuestados dijeron que demoraron en surtir o no surtieron una receta porque no podían pagarlo.

"Las personas no puede entender por qué algunos de estos medicamentos cuestan tanto", expresa John Hishta, vicepresidente sénior de Campañas de AARP. "Creemos que ahora es el momento de lanzar una campaña nacional para aprovechar toda esta frustración y enojo entre el público votante y presionar públicamente a los funcionarios electos, tanto a nivel federal como estatal, para que tomen medidas".

La campaña de AARP incluirá anuncios en TV, una fuerte presencia en redes sociales, medios digitales, y esfuerzos de los 38 millones de socios de AARP por correo postal, correo electrónico y teléfono para convencer a los legisladores de que actúen.  

"No hay una sola solución que vaya a resolver este problema", afirma Hishta. "El éxito se verá cuando los consumidores ya no se sientan oprimidos por la manipulación de precios de la industria farmacéutica y puedan costear los medicamentos que necesitan".

La encuesta se llevó a cabo entre 1,218 posibles votantes entre el 2 de febrero y el 4 de marzo. El margen de error es de más o menos 3.92 puntos porcentuales.


¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.