Skip to content

¡Bienvenido! AARP es tu guía para navegar la vida y planear tu futuro con Salud, Dinero y Amor. Conócenos mejor

 

Cómo conducir poniendo la seguridad en primer plano

Consejos profesionales para evitar accidentes o minimizar los riesgos que aumentan debido a la edad.

Mujer en un automóvil

Getty Images

In English | Aceptémoslo: conducir puede ser peligroso, y el riesgo de tener un accidente aumenta con la edad. Los reflejos se ponen más lentos y otros cambios —como la tecnología automovilística que evoluciona rápidamente, y más vehículos, bicicletas y hasta escúteres en la carretera—, no viene mal que refresques tu conocimiento sobre la seguridad al volante.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Una manera de evitar problemas en la carretera es la de practicar lo que se conoce como “defensive driving” , concepto que significa prevenir posibles riesgos al ser el conductor muy consciente del comportamiento de otros conductores y saber qué maniobras son las más peligrosas. Estos son algunos ejemplos de esta técnica en situaciones complicadas:

Girar a la izquierda con tráfico en la dirección contraria. A menos que haya una flecha verde para girar a la izquierda, puede que sea más seguro (y menos estresante) continuar y girar a la derecha tres veces más adelante. Así solo tendrás que girar a la derecha para llegar a tu destino, en vez de tener que juzgar la velocidad del tráfico que va en la dirección contraria y encontrar un espacio seguro para girar a la izquierda, dice Bill Van Tassel, gerente de los Programas de capacitación del conductor en la AAA.

Entrar en un carril en tráfico de alta velocidad. Esta maniobra resulta en accidentes debido a las diferencias en velocidad entre tu auto y los autos en la autopista. "El error principal que cometen los conductores es unirse demasiado lento al carril", dice Van Tassel. "Eso puede hacer que sea imposible entrar a la autopista; entonces, te detienes por completo y la situación empeora". Usa la rampa de acceso a la autopista para acelerar a la velocidad de los autos, y luego entra al carril siguiendo el flujo del tráfico.

Usar los carriles de girar solo a la derecha. A veces, después de girar, estos carriles continúan, pero generalmente se unen a un carril existente donde hay vehículos a la izquierda. Esta es una zona común de accidentes, y requiere que observes cuidadosamente los patrones del tráfico —en especial cuando usas un carril de girar solo a la derecha de una autopista a otra (ver el consejo anterior)—. Mantén tu velocidad, pero verifica si el carril está llegando al final y necesitas moverte a otro.

Navegar rotondas. El aumento del uso de rotondas en lugar de intersecciones tradicionales de cuatro vías puede ser problemático para los conductores que no están acostumbrados a usarlas. "Considéralas como un giro a la derecha en una luz roja", explica Van Tassel. "Cuando haya un espacio a la izquierda, puedes entrar a la rotonda". Mantente relajado. En el peor de los casos, tendrás que dar la vuelta más de una vez porque no pudiste tomar tu salida, pero al final son más seguras ya que, si ocurre un accidente, no es a alta velocidad.

Salir con tu vehículo después de estacionarte a la orilla de la calle. En un espacio urbano, donde generalmente hay carriles para bicicletas y estacionamiento en paralelo, mira alrededor para no abrir la puerta y obstruir el camino de un auto, bicicleta o escúter. En los Países Bajos, donde hay tantos ciclistas, los conductores usan lo que se conoce como "Dutch Reach" (alcance holandés), un método que ahora enseñan los instructores de conducción segura en EE.UU. Simplemente usa la mano que esté más lejos de la puerta para abrirla. De esa manera, ya estás mirando por la ventana e inevitablemente verás el tráfico que viene en la dirección opuesta.

Girar a la izquierda en torno al tráfico. Estar detenido perpendicularmente a una carretera muy transitada y cruzar el tráfico para girar a la izquierda es riesgoso porque tienes que juzgar la velocidad de los autos a tu izquierda y a tu derecha. "En su lugar, gira a la derecha y, cuando puedas hacerlo de manera segura, gira en U más adelante", dice Van Tassel. "Quizás te tome unos minutos extra, pero es más seguro".

Otros consejos de seguridad

Manos de una persona mayor sobre el volante de un automóvil

Getty Images

Hay muchos otros pasos sensatos de seguridad que debe seguir un conductor “defensivo” como, por ejemplo, mantener limpios el parabrisas y las luces delanteras, estar al tanto del mal tiempo y limitar las distracciones digitales de teléfonos y sistemas GPS. También:

Toma en cuenta tus medicamentos. Este es un punto importante. Muchos medicamentos (de venta libre o recetados) pueden interferir con tu capacidad para conducir. Lee las advertencias en las etiquetas, y si tienes dudas, la AAA ahora ofrece un servicio gratis en internet llamado Road Wise Rx (en inglés), donde puedes hacer una búsqueda de tus medicamentos y suplementos a base de hierbas para ver si pueden afectar tu capacidad para conducir.

Hazte exámenes de la visión y audición con regularidad. Tus sentidos tienen que estar agudos (y si no lo están, asegurate de usar anteojos o audífonos). Es importante para tu seguridad en la carretera.   

Siéntate derecho detrás del volante. Las personas pierden altura con el tiempo. Si sientes que ya no puedes ver por encima del tablero como antes, usa un cojín que te dé un impulso para ver la carretera más claramente.

Toma una clase de conducción. Puedes encontrar cursos de conducción segura en la AAA o en un curso AARP Smart Driver, que se ofrece en línea o en persona, para mantener actualizados tus conocimientos y habilidades.

Conoce la tecnología de seguridad de tu auto... pero no dependas de esta. Generalmente, las personas desactivan las funciones tecnológicas de seguridad, como la asistencia para mantenerte en tu carril y el monitoreo de puntos ciegos, porque no quieren dedicar tiempo a descifrar lo que significan las luces y los sonidos de advertencia. Es mejor tomar tiempo para aprender sobre esas funciones (aquí es donde un curso de conducción puede ayudar) que desactivarlas. "Pero una vez que las entiendas, úsalas como respaldo", dice Van Tassel. "No dependas de que ellas tomarán el control. Creer que cierta tecnología de seguridad del automóvil te ayudará en maneras que no lo hará es peor que no tener ninguna".

Haz un plan de conducción para tu jubilación. Las estadísticas de la AAA muestran que las personas en Estados Unidos continúan conduciendo en un promedio de 7 a 10 años después de perder la capacidad de conducir de manera segura. "Haz un plan para lo que harás, como usar servicios de viajes compartidos o transporte alternativo, en caso de que no puedas seguir conduciendo", sugiere Van Tassel. Serás menos propenso a desafiar tus límites de seguridad cuando tengas un plan.


¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO