Skip to content
 

7 cosas que puedes aprender de tu divorcio

Si es inevitable la separación, descubre cómo convertirla en aprendizaje.

Cosas que puedes aprender de tu divorcio - Mujer en bicicleta con su hija

Tim MacPherson/Image Source/Offset

Si nos esforzamos en tener una relación cordial en beneficio de los hijos, todos salimos ganando.

Cuando estás en medio de un divorcio, por lo general, no lo consideras una experiencia positiva. Menos aún si fue tu pareja quien pidió la separación. Sin embargo, de esta vivencia se pueden sacar cosas positivas. Con el paso del tiempo, es posible mirar atrás y comprobar que tu divorcio fue el catalizador de cambios internos y externos que eran realmente necesarios.

Cuando me casé a los 35 años para formar una familia, no tenía en mente divorciarme. Tanto mi ex esposo como yo teníamos padres divorciados. Me casé con mucha ilusión. Pero cuando me quedé embarazada dos años más tarde y tuve a mi primera hija, empecé a darme cuenta de la realidad. Yo había proyectado la ilusión de tener una familia sobre un hombre que tenía otras prioridades. Aun así, tuvimos otra hija y estuvimos casados durante un total de 10 años.  

¿Te gusta lo que estás leyendo? Recibe contenido similar directo a tu email.

Nuestro matrimonio rápidamente se convirtió en una situación disfuncional. Pasaba el tiempo intentando controlar, comprender o cambiar a mi esposo. Deseaba que madurara, que se comportara como un hombre de familia en lugar de ser el mejor amigo de sus amigos. Y él deseaba que yo fuera más sociable. Pero yo había asumido el rol de madre y me gustaba ese papel.

Pasamos un par de años en terapia de pareja, asistimos a seminarios de superación personal, intentamos una separación viviendo bajo el mismo techo. Nada de eso funcionó. Llevábamos vidas separadas y ya no teníamos metas en común. En lo único que estábamos de acuerdo era en que queríamos lo mejor para nuestras hijas.

Me separé a los 45 años. Mis hijas tenían 4 y 7 años. Afortunadamente, mi ex esposo y yo supimos dejar de lado nuestras diferencias para que ellas no vivieran el divorcio de manera traumática. Nos divorciamos sin mediadores ni abogados, y redactamos el calendario de custodia compartida.

No fue un proceso agradable, y aunque nunca me arrepentí de divorciarme, a veces me preguntaba si no hubiera sido mejor haber dado ese paso antes. Sin embargo, hoy me alegro de cómo ocurrió, porque agotamos todas las posibilidades de arreglar nuestra relación antes de separarnos.

Con el paso del tiempo, empecé a darme cuenta de que, como cualquier desafío que nos depara la vida, el divorcio me había enseñado muchas cosas. Comparto algunas de ellas contigo por si te sirven de inspiración.

Si te preguntas si debes divorciarte o si hiciste lo correcto si ya te divorciaste, esto es lo que yo aprendí:

1.     La vida es demasiado corta para malgastarla en una relación tóxica. No te rindas sin probarlo todo para salvar tu matrimonio. Así no tendrás nada de que arrepentirte. Pero cuando tu relación te roba la energía y las ganas de vivir, es hora de irse. Si temes abrir la puerta de la casa cuando vuelves del trabajo, o te pone nerviosa relacionarte con tu pareja, la cosa se acabó.

2.     No eres la persona que tu ex cree que eres. Mi ex esposo me veía como una mujer ansiosa y negativa. En cambio, mi actual esposo tiene otra opinión muy diferente. Me costaba mucho ser alegre y positiva en mi primer matrimonio.

3.     Tu ex no es la persona que tú crees que es. Quizá te irrite o te exaspere, pero el hecho es que en un matrimonio incompatible, tanto tú como tu esposo sacan a relucir lo peor del otro. Seguramente él se muestra diferente con otras personas. Por eso son divorciados, o están en camino a serlo.

4.     Sí puedes encontrar de nuevo el amor. No importa la edad que tengas, es posible enamorarse de nuevo. Eso sí, tienes que abrirte a la oportunidad y no pensar en que todos los hombres son iguales. Si tu ex esposo te engañaba o te mentía, no significa que la siguiente persona también lo hará. Pero claro, también puedes ser feliz sola. Sonia Guerra Nicks, bloguera y actriz que a los 54 años está en su tercer matrimonio, dice: “He aprendido que la vida sigue, y yo también. Me gusta la persona en la que me he convertido con el paso del tiempo. Por fin estoy cómoda conmigo misma. Y si termino sola, pues muy bien, no pasa nada”.

5.     Tu ex tiene un alma gemela. Quizá te resulte difícil aceptar que esa alma gemela no eres tú. Otra persona quizá se enamore de esas cualidades que a ti te molestan, lo creas o no. Tanto mi ex esposo como yo hemos rehecho felizmente nuestras vidas amorosas. Yo me volví a casar, esta vez con un hombre que pone la familia por delante de todo. Después de siete años juntos, puedo afirmar que es el amor de mi vida.

6.     El divorcio puede ser el catalizador de grandes cambios. Cuando te liberas de la desconfianza, las discusiones, las peleas y el bagaje emocional, descubres energía renovada para hacer lo que te propongas. Un año después de mi divorcio, comenzó lo que considero la mejor época profesional y personal de toda mi vida.
Para Veronique De Miguel, comunicadora, divorciada tras 13 años de matrimonio, la experiencia fue similar: “La lección positiva que aprendí fue valerme por mí misma y aprender a luchar sola en la vida contra los elementos más difíciles, aun [con] niños pequeños a mi cargo. Aprendí a perder el miedo y a confiar en mis instintos y en mi capacidad de hacer realidad los sueños”.

7.     Los niños serán felices. Esto depende de ambas partes, claro. Pero si se esfuerzan en tener una relación cordial en beneficio de los hijos, todos salen ganando. Mi hija mayor se sintió muy aliviada, mental y físicamente, al darse cuenta de que no tenía que ver pelear a sus padres. Es más, después de la separación, dejó de orinarse en la cama.

Tengan por seguro que no aliento a la gente a que se divorcie al primer síntoma de conflicto en la relación. Por supuesto que no. Pero cuando es inevitable, es buena idea dejar de sentirse culpable por ello y convertirlo en un aprendizaje.

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

Siguiente Artículo

Lea Esto