Skip to content

Navegador de beneficios de salud: Revisa esta guía para veteranos y sus familiares.

 

Cómo mantener fresco y verde el árbol de Navidad

Aumentó las ventas de los árboles naturales, pero también existen buenas alternativas sintéticas.

Árboles de Navidad en un lote de venta

courtesy Davey Tree Company

In English | A nadie le gusta un árbol de Navidad seco, con agujas que se desprenden al menor roce. Pero si has comprado un árbol de Navidad natural, ¿cuál es la mejor manera de conservarlo verde y sano por más tiempo?

Es una pregunta importante, ya que muchos han comenzado a comprar sus árboles navideños antes de la temporada, dice el portavoz de la Asociación Nacional de Árboles Navideños (NCTA en inglés), Doug Hundley, de 71 años y con sede en Littleton, Colorado. Anualmente, dice Hundley, los estadounidenses compran de 25 a 30 millones de árboles.

Aunque Hundley dice que no hay escasez de árboles, las noticias en los medios de comunicación hablan de escasez y la gente se apresura a comprar antes de temporada. "Tenemos una buena oferta", dice. "Es adecuada, pero no un exceso de oferta". Sin embargo, reconoce que en los últimos años subieron los precios de los árboles para compensar todos esos años en los que no hubo aumento. 

Hundley dice que el año pasado, la NCTA presentó nuevas prácticas a raíz de la COVID-19 para hacer que sea más segura la compra de árboles de Navidad. Las prácticas incluyen vender los árboles al aire libre y alentar a las familias a talar su propio árbol.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Este buscador interactivo de árboles de Navidad (en inglés) puede ayudarte a encontrar opciones en el área de tu código postal.

Cualquiera sea tu preferencia en esta materia, un árbol de abeto Douglas, de pino o de ciprés, a continuación, te presentamos consejos para que lo cuides durante la temporada navideña.

Selecciona el árbol con cuidado

Árbol de Navidad de cerámica

Getty Images

Alternativas al árbol de verdad

Los árboles naturales no son para todos, especialmente si vives en un espacio pequeño o prefieres evitar la molestia de transportar el árbol a la casa y regarlo. Aquí hay otras opciones para llevar alegría festiva a tu casa.

• Los árboles sintéticos han mejorado bastante, y muchos ahora tienen ramas frondosas o vienen predecorados o preiluminados con luces LED. Busca un árbol que tenga un diseño con bisagras que se puede montar con un solo movimiento.

• Los árboles de Navidad de cerámica y de porcelana están resurgiendo mucho. Estos adornos clásicos para la mesa —que a menudo tienen luces preinstaladas y una estrella en la parte superior— eran muy comunes durante la época navideña en los años 1970. Actualmente, hay alrededor de 12,000 mensajes de Instagram que llevan la etiqueta de #ceramicchristmastree (#árbol de Navidad de cerámica), y versiones en miniatura de estos adornos también están ganando popularidad.

• Adquiere un árbol usado en una tienda de segunda mano. Muchas personas donan sus árboles sintéticos a tiendas como Goodwill (en inglés), donde puedes comprar una versión para la mesa por solo $5.

Si vas a comprar un árbol precortado de un lote de temporada o de otro vendedor de árboles, toca las agujas: deberían estar suaves y flexibles, dice Hundley.

"Las agujas no deberían desprenderse de manera significativa”, dice. “Si están secas, ásperas o se desprenden en la mano, eso quiere decir que hay un problema”.

No te preocupes si ves agujas de color café cerca del tronco del árbol, agrega. Todos los árboles, incluidos los coníferos, botan parte de su follaje en el otoño, y esas agujas todavía pueden estar prendidas dentro del árbol.

Para los árboles precortados, pregunta cuál fue el grupo que llegó más recientemente y, de ser posible, escoge uno de ese grupo. Luego pide al vendedor que recorte media pulgada del extremo del tronco —o córtalo tú mismo en la casa, dice Chelsi Abbott que reside en Chicago y es asesora técnica del Davey Institute, parte de la Davey Tree Expert Company.

"Con un árbol viejo que se ha cortado, aunque esté vivo, la resina va a bajar y atascar el sistema vascular que permite que suba el agua”, dice Abbott. “Recortar el tronco nuevamente lo incitará a absorber más agua”.

No taladres ningún agujero en el tronco con la idea de que va a ayudar a que el árbol absorba agua. Hacerlo podría hacer que el árbol se pudra al permitir que entre agua en áreas donde normalmente no entraría, dice ella.

Si realmente quieres tener un árbol bien fresco, tálalo tú mismo, dice Alice Knisley Matthias, de 52 años, escritora de Staten Island, Nueva York que escribe sobre jardinería. Matthias generalmente adquiere un pino, y recomienda que se escoja un árbol que tenga un color verde vivo y olor fresco.

Transporte seguro 

Hundley indica que la mayoría de los vendedores amarrarán el árbol al techo de tu auto con cuerdas para que puedas transportarlo a tu casa de manera segura. Si lo vas a amarrar tú mismo, lleva una lona para proteger el techo de tu auto, mucha cuerda o sogas elásticas con ganchos ("bungee cords") y tijeras.

Dos personas deben alzar el árbol y colocarlo en el centro del techo con el tronco hacia adelante. Amárralo con extensiones de cuerda a las manijas interiores de seguridad del auto, y pasa las cuerdas por encima del árbol para que puedas asegurarlo.

También puede ayudar el siguiente video con instrucciones detalladas (en inglés) que está en el sitio web de la NCTA.

Coloca el árbol en agua enseguida

Independientemente de que pienses dejar tu árbol afuera unos días o meterlo directamente a la sala, necesita recibir mucha agua inmediatamente. Los árboles de Navidad absorberán varios galones de agua el primer día.

"Piénsalo como [si fuera] un ramo de flores, no lo dejarías en tu mostrador por un día antes de ponerlo en un florero. Lo mismo pasa con el árbol de Navidad”, dice Abbott. “Está bastante desesperado de recibir agua, ya que se le ha quitado el sistema de raíces".

No hagas caso a los consejos en línea de añadir al agua jugo de naranja, vodka, glicerina, peróxido de hidrógeno o aspirina, o de rociar las ramas con laca para el cabello a fin de extender la vida de tu árbol. No existe ninguna evidencia de que ninguna de estas estrategias funcione, dice Abbott.

Simplemente debes asegurarte de que el árbol tenga agua fresca todos los días, de tal forma que el nivel del agua se mantenga por encima de la base del árbol. Considera la posibilidad de adquirir un embudo para regar, a fin de reducir los derrames y la presión sobre la espalda.

Si el árbol se reseca y se le caen las agujas, podría ponerse tan seco que llega a constituir un peligro de incendio.

Usa el estante adecuado

Tu árbol debe quedar cómodamente asentado en el estante. Nunca peles el tronco para que entre en el estante, lo cual ocasiona que el árbol se reseque más rápido. La NCTA recomienda usar un estante que pueda contener un cuarto de galón de agua por cada pulgada del diámetro del tronco. Llena completamente el depósito del estante.

Sandra Beckwith, de 67 años, que vive en Fairport, Nueva York, piensa comprar su árbol con anticipación este año para encontrar una buena selección. Normalmente, Beckwith compra un bálsamo o abeto Douglas en su pueblo, en el lote administrado por el grupo local de los Boy Scouts. Beckwith indica que le presta más atención al nivel del agua en el estante.

"Le echamos agua en la noche y ya para la mañana siguiente el estante está casi completamente seco. Por lo tanto, es importante monitorear el nivel del agua con frecuencia”, señala.

Mantén tu árbol frío

Evita colocar tu árbol cerca de fuentes de calor, como las chimeneas o las rejillas de la calefacción; tampoco debe estar cerca de la luz directa del sol. Para desacelerar el proceso de resecamiento, decora el árbol con luces muy pequeñas que no generan mucho calor, y mantén la sala a una temperatura más baja.

Apaga siempre las luces del árbol cuando no vas a estar en la sala.

Dale una segunda vida

Cuando se acaben las fiestas, no pongas el árbol al costado de la calle. En vez de eso, recuéstalo contra otros árboles en tu patio trasero y échale un poco de alpiste, pasas o nueces para crear un hábitat acogedor para pájaros.

También puedes cortar las ramas del árbol y utilizarlas para proteger el lecho de tu jardín, o contratar a alguien para que triture el árbol y lo convierta en mantillo. “Los pinos y los coníferos, al igual que los abetos, hacen un excelente mantillo que es muy beneficioso para la tierra”, indica Abbott, experta en árboles.

Nota de redacción: este artículo se publicó originalmente el 9 de diciembre, 2020. Ha sido actualizado con nueva información.

Michelle Davis contribuyó al artículo.