Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

Autobiografía de Demi Moore en libro que habla de paz Skip to content
 

Demi Moore se revela

En su nueva autobiografía, “Inside Out”, la actriz cuenta haber encontrado la paz y el perdón en la mediana edad.

Tres fotos de la actriz Demi Moore de 1980 al 2019.

RON GALELLA, LTD./JIM SMEAL/JEAN BAPTISTE LACROIX/GETTY IMAGES

In English | Demi Moore, de 56 años, ha estado por tanto tiempo en el centro de la atención que muchos de nosotros sentimos que ya la conocemos: sus romances, que fueron leña para el fuego de los tabloides (¡Bruce Willis! ¡Ashton Kutcher!); su fama salvaje en los años 80 y 90 con películas como St. Elmo's Fire, Ghost y A Few Good Men; su perfecta figura, famosa por la portada de Vanity Fair durante su embarazo. Pero en Inside Out, la nueva autobiografía de Moore que se lanza en septiembre, ofrece a los fanáticos una visión sincera de su carrera, sus amoríos y su vida familiar. Esto incluye la profundidad de sus problemas con su imagen corporal (a pesar de tener ese cuerpo); la tensión de lidiar con una madre que abusaba de las drogas y era absolutamente inepta; una profunda inseguridad que contribuyó a relaciones disfuncionales; y períodos dolorosos de distanciamiento tanto de su madre como de sus hijas.

¿No es grandiosa la fama?


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Portada del libro Demi Moore Inside Out.

Harper Collins

Es posible que hayas escuchado algunas de las historias más salaces relacionadas con todo lo anterior, pero distraen del mensaje más optimista del libro: Moore es una mujer que, a pesar de su belleza y fama, ha tenido mucho dolor en su vida y, sin embargo, logró encontrar una especie de calma y confianza en la mediana edad. Ella ha sido capaz de abandonar, escribe, “la historia que me había creído... que yo no era digna y que estaba contaminada”.

Más sobre el libro de la actriz:

Abordó sus problemas de drogas a principios (y nuevamente más tarde) de su carrera. Agradece a los productores de St. Elmo's Fire (1985), la película que la lanzó al éxito, en la que le exigieron volverse sobria. Un consejero acompañaba a Moore de día y de noche durante la filmación, ella cuenta, y los muchos años de sobriedad resultantes son parte del motivo por el cual “St. Elmo's siempre será la película que cambió mi vida”. Cuando se terminó su matrimonio con Kutcher (quien tenía 25 años frente a los 40 de ella cuando se conocieron), ella llegó a otro punto bajo pero entró en programas de tratamiento tanto mental como físico, y volvió a la normalidad.

Ha logrado perdonar un poco a su terriblemente imperfecta madre, Ginny. Además de tener serios problemas de abuso de sustancias y un comportamiento increíblemente inapropiado como madre, Ginny vendió historias sobre su hija a la prensa amarilla. “Traté de explicarle que divulgar detalles (y falsedades) sobre mi infancia era una violación de mi privacidad”, escribe Moore. “Ginny estuvo de acuerdo, pero luego comenzó a vender fotos mías”. Sin embargo, cuando su madre se estaba muriendo de cáncer en 1998, Moore ayudó a cuidarla "y comenzó a sanar la herida”.

Demi Moore, en breve

Edad: 56 años

Ciudad natal: Roswell, Nuevo México

Primera gran película: Blame It on Rio (1984)

Familia: hijas Rumer, 31 años; Scout, 28 años; y Tallulah, 25 años

Próxima actuación: un papel en la serie de televisión Brave New World, en el servicio de transmisión Peacock

Sus tres hijas dejaron de hablarle, pero se han reconciliado. Moore escribe que sus hijas se distanciaron cuando se enfocó demasiado en Kutcher (que, por cierto, no sale bien librado en el libro). “Era adicta a él, es la mejor manera en que puedo expresarlo”, admite, lo anteponía “a mis propias necesidades y a las necesidades de mi familia”. Le tomó tres años, pero ella y sus hijas se han vuelto a acercar.

Ella está bien consigo misma ahora. En los últimos años, que incluyeron su divorcio en el 2013 de Kutcher y mucha introspección, a menudo encerrada en su casa en Idaho, hizo las paces consigo misma, e incluso con sus exmaridos Kutcher y Willis. Moore ahora tiene “una familia peluda de ocho perros y un gato”, y encuentra consuelo en su “esposo gay”, su amigo Eric Buterbaugh. Finalmente se siente “como una persona plena”, escribe, lo que significa que “puedo sentir pena, inseguridad y dolor, y saber que esos son solo sentimientos, y como todo lo demás en esta vida, pasarán”.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO