Skip to content

Es el momento de reevaluar tu cobertura de Medicare: Revisa esta guía sobre el período de inscripción abierta.

 

7 consejos para el cuidado del cabello afroamericano después de los 50

Tu estilo puede seguir floreciendo, lo único que le hace falta es un poco más de cuidado cariñoso.

La actriz Nicole Ari Parker.

D Dipasupil/FilmMagic

Nicole Ari Parker con dos trenzas acordonadas.

In English | Tanto si llevas el pelo relajado como natural, tu estilo de peinado puede ser diferente al que usabas cuando tenías 20 años. Normalmente, el cabello sufre cambios a medida que nos hacemos mayores, que pueden estar relacionados con la dieta, las fluctuaciones hormonales o los medicamentos que tomamos. Como el cabello texturizado tiende a ser más seco, estos cambios, unidos a un cuidado inadecuado, pueden debilitar el cabello trenzado. Aquí tienes algunos consejos para que tus bucles se vean sanos, incluso después de los 50 años.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


1. Consigue un buen equilibrio entre proteína e hidratación

A medida que envejecemos, los folículos pilosos comienzan a encogerse. "[Esto] se debe a la pérdida de colágeno y a la ralentización del ciclo de crecimiento, que provocan el adelgazamiento y la caída del cabello", explica Monica Stevens, cosmetóloga licenciada residente en Atlanta, creadora de contenidos y fundadora de MoKnowsHair Curl Collection. Además, las glándulas del cuero cabelludo producen menos sebo (grasa) con la edad. Por eso es necesario un equilibrio adecuado entre proteínas e hidratación para así conservar la fuerza y la elasticidad del cabello. Es bueno saber que el exceso de hidratación puede hacer que el cabello se vea débil y blando, mientras que un exceso de proteínas hace que el cabello se vuelva quebradizo.

Consejo profesional: los tratamientos con proteínas concentradas solo se recomiendan para cabellos dañados por sustancias químicas o por el calor, y siempre deben ir seguidos de un acondicionador hidratante para restablecer los niveles de hidratación.

(En el sentido de las agujas del reloj, comenzando por la izquierda) Acondicionador profundo Mielle Organics Babassu & Mint Deep Conditioner; acondicionador profundo Ouidad Coil Infusion Deep Conditioner; tratamiento restaurador de rizos MoKnowsHair Curl.

Target; Ulta Beauty; Sally Beauty

(En el sentido de las agujas del reloj, comenzando por la izquierda) Acondicionador profundo Mielle Organics Babassu & Mint Deep Conditioner; acondicionador profundo Ouidad Coil Infusion Deep Conditioner; tratamiento restaurador de rizos MoKnowsHair Curl Restoring Treatment.

2. No dejes de usar un acondicionador profundo

Puedes conseguir un delicado equilibrio entre proteínas e hidratación usando un acondicionador profundo una vez a la semana. "Los tratamientos profundos permiten que el cabello mantenga su integridad estructural", dice Stevens. Busca productos que contengan ingredientes hidratantes (como agua, aloe vera o manteca de karité) y proteínas comunes (por ejemplo, trigo hidrolizado, seda hidrolizada o queratina).

Para aprovechar al máximo el tratamiento de acondicionamiento profundo, aplica calor con un secador con capucha o con un gorro térmico y deja que tu cabello absorba todo lo que es bueno. "El calor abre la cutícula, lo cual permite que los ingredientes penetren aún más en el cabello y fijen esa hidratación", dice Mindy Green, cosmetóloga licenciada del área de Washington, D.C. y propietaria de MG Beauty.

Tres tratamientos acondicionadores que puedes probar: tratamiento restaurador MoKnowsHair Curl Restoring Treatment ($12, sallybeauty.com); acondicionador profundo Mielle Organics Babassu & Mint Deep Conditioner ($14, target.com); acondicionador profundo Ouidad Coil Infusion Deep Conditioner ($38, ulta.com)

La actriz Viola Davis.

Michael Tran/FilmMagic

Viola Davis luciendo un peinado TWA (teeny weeny afro o afro pequeñito)

3. Prueba los peinados de poca manipulación

Sí, tu cabello puede seguir luciendo muy bien sin sufrir tensiones innecesarias. Tras años de tirones y estirones, es bueno darle un respiro. Según Stevens, mucha manipulación significa el peinado diario y estilos de mucha tensión, como las extensiones o las trenzas apretadas, lo cual puede suponer el riesgo de sufrir un tipo de pérdida de cabello conocido como alopecia por tracción. Provocada por la tensión constante en los folículos pilosos, la alopecia por tracción afecta sobre todo a las mujeres afroamericanas.

¿Qué estilos probar? "Me gustan los nudos bantúes y las trenzas de dos cabos porque no requieren demasiado mantenimiento. O puedes mantenerlo simple y llevar un 'TWA' o afro pequeñito", dice Green.

La actriz Taraji P. Henson.

Noam Galai/Getty Images for Global Citizen

La actriz Taraji P. Henson.

4. Sé inteligente con el color

¿Uno de los servicios más solicitados en los salones? Lo has adivinado: cubrir las canas. "Si tienes un 30% de canas, opta por algo más suave, como el color semipermanente, porque tiñe la parte exterior del cabello. Pero no se obtiene el mismo grado de cobertura que con las opciones de coloración más permanente", dice Green.

Para una cobertura más opaca, el color semipermanente (sin amoníaco y mezclado con un revelador de bajo volumen) es tu mejor opción porque entra en la cutícula y dura entre 20 y 25 lavados. Si tu cabello no está dañado ni química ni estructuralmente, puedes utilizar un color permanente o incluso experimentar con reflejos. Pero Stevens advierte que elevar el tono del cabello en lugar de oscurecerlo lo hará más susceptible al daño. Si tu cabello está alisado, evita la coloración permanente, ya que ambos son procesos químicos intensos.

Consejo profesional: tu melena plateada es como un lienzo en blanco. Como tus rizos ya no están pigmentados, puedes conseguir el tono que desees sin necesidad de decolorar con lejía.

 

(De izquierda a derecha) Champú desenredante hidratante KeraCare Hydrating Detangling Shampoo; champú sin sulfatos TGIN Moisture Rich Sulfate Free Shampoo; champú hidratante TIGI Bed Head Moisture Maniac Moisturizing Shampoo.

Sally Beauty; Ulta Beauty; Walmart

(De izquierda a derecha) Champú desenredante hidratante KeraCare Hydrating Detangling Shampoo; champú sin sulfatos TGIN Moisture Rich Sulfate Free Shampoo; champú hidratante TIGI Bed Head Moisture Maniac Moisturizing Shampoo.

5. No abuses de los alisadores

A medida que el cabello envejece, los productos químicos fuertes, como los alisadores, deben utilizarse con precaución. Los alisadores suelen retocarse cada seis u ocho semanas, o cada cuatro semanas en el caso del cabello más corto. Este estricto mantenimiento y el hecho de que los alisadores rompen las adherencias del cabello que le dan su textura a menudo provocan daños. Si este es tu caso, considera la posibilidad de reducir la intensidad con un alisador suave, como un texturizante, que solo elimina parte del patrón de rizos, aconseja Green. Además, mantén tus recortes regulares y aplica siempre un champú hidratante y un acondicionador profundo después.

Tres opciones de champú para probar: champú desenredante hidratante KeraCare Hydrating Detangling Shampoo ($6, sallybeauty.com); champú sin sulfatos TGIN Moisture Rich Sulfate Free Shampoo ($15, ulta.com); champú hidratante TIGI Bed Head Moisture Maniac Moisturizing Shampoo ($26, walmart.com)

(De izquierda a derecha) Espray con protección térmica Mizani Heat Screen Hair Protectant Spray; espray con protección térmica Tresemme Thermal Creations Heat Tamer Spray; espray con protección térmica CHI 44 Iron Guard Thermal Protection Spray.

Sephora; Target; Ulta Beauty

(De izquierda a derecha) Espray con protección térmica Mizani Heat Screen Hair Protectant Spray; espray con protección térmica Tresemme Thermal Creations Heat Tamer Spray; espray con protección térmica CHI 44 Iron Guard Thermal Protection Spray.

6. Reduce al mínimo el peinado con calor

¿Una buena regla de oro? Usa la menor cantidad de calor posible. Green sugiere utilizar el nivel de calor más bajo con el cabello gris; sin embargo, a veces el cabello gris puede ser más grueso y bajar la temperatura tal vez no dé los resultados deseados. El calor muy fuerte puede decolorar el cabello gris, así que utiliza siempre un protector térmico para protegerlo.

Tres opciones de protectores térmicos que puedes probar: espray protector Mizani Heat Screen Hair Protectant Spray ($22, sephora.com); espray protector Tresemme Thermal Creations Heat Tamer Spray ($6, target.com); espray protector CHI 44 Iron Guard Thermal Protection Spray ($16, ulta.com)

7. Evalúa tu salud

Los mejores días de tu cabello son resultado de una dieta equilibrada y el consumo adecuado de agua. Si no puedes obtener suficientes nutrientes de tu dieta, considera tomar un suplemento multivitamínico, dice Green. Los medicamentos que tomas también pueden afectar el cabello; estos incluyen terapias de sustitución de hormonas y medicamentos para la tiroides o la presión arterial alta, señala Stevens. Si has notado un cambio en la textura, el grosor o el aspecto general de tu cabello, consulta con tu médico para identificar una posible causa médica.

Anissa Gabbara escribe sobre belleza, salud, estilo de vida y cultura pop. Su trabajo ha aparecido en Sisters de AARP, la revista Sesi y la revista Maple City Our Town.

¿Qué opinas?

0 %{widget}% | Add Yours

Debe registrarse para comentar.