Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

Cuidado con las aplicaciones para transferir dinero (P2P) Skip to content
 

Cómo el dinero destinado a amistades puede terminar en manos de ladrones

Defensores de los derechos del consumidor instan tener cuidado a la hora de usar aplicaciones para el envío de dinero.

Un hombre y una mujer sostienen sus teléfonos inteligentes mientras hacen una transacción de pago electrónico

Getty Images

In English | Adam J. Levitin, profesor de derecho, frecuentemente paga con dinero en efectivo; según su lógica, así lo gasta de manera más prudente.

Pero el dinero en efectivo tiene cada vez menos caché para sus estudiantes del Centro de Derecho de Georgetown University en Washington D.C.

"Casi ninguno lleva efectivo", dice Levitin, de 42 años, que enseña cursos sobre la regulación federal de las instituciones financieras y los servicios de financiamiento al consumidor.

Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Aunque no tan frecuentemente como sus estudiantes, el profesor algunas veces usa una aplicación móvil en su teléfono inteligente para hacer los llamados pagos de punto a punto (P2P) electrónicamente. Él ha usado un servicio digital de transferencia de fondos, Venmo (en inglés), para pagar su parte de la cuenta de un bar, dividida entre amigos, o, si se le olvida traer un cheque, pagar las clases de música de sus hijos.

Aunque Venmo y sus competidores son populares, especialmente entre los adultos jóvenes, Levitin y otros expertos instan a los consumidores de todas las edades a prestarles atención a los detalles si deciden usar las nuevas tecnologías de pago. Tales servicios se promocionan como rápidos y fáciles —hasta divertidos— pero las transacciones ofrecen menos protecciones al consumidor que las efectuadas con tarjetas de crédito o débito. Y cuando los delincuentes cibernéticos acechan las plataformas, la facilidad y rapidez de los nuevos servicios puede acelerar las infracciones, dicen los expertos.

Pantalla de teléfono muestra un mensaje de la aplicación Venmo

Bloomberg / Getty Images

Según los expertos, las aplicaciones rápidas pueden provocar estafas más rápidas.

Lanzada en el 2009, Venmo es una combinación de “vendere” (“vender” en latín) y “móvil”. Con sede en Nueva York, la empresa en el 2018 procesó $62,000 millones ($62 billion) en pagos, un aumento del 79% en comparación con el año anterior, según informa Juliet Niczewicz, vocera de Venmo.

Venmo, propiedad de PayPal Holdings Inc. en San Jose, California, funciona de esta manera: los usuarios descargan la aplicación de Venmo y crean una cuenta que vinculan con una cuenta bancaria o una tarjeta de crédito o débito. Envían dinero o reciben fondos de otros usuarios, y pueden transferir el saldo de su cuenta en Venmo a una cuenta bancaria.

Pero a diferencia de los fondos depositados en cuentas bancarias, los de las cuentas de Venmo no están asegurados por la Corporación Federal de Seguro de Depósitos (FDIC) y no ganan interés. Venmo invierte los saldos de las cuentas y se queda con todo el interés y las ganancias, según el acuerdo de usuario de 37 páginas de la compañía. La empresa cobra por algunos servicios, tales como la transferencia instantánea de dinero de una cuenta de Venmo a una tarjeta de débito.

Situaciones problemáticas

Levitin, el profesor, dice que ciertos problemas surgen cuando usas Venmo u otro servicio y le envías dinero a la persona equivocada. Los fondos se envían a la persona identificada por su nombre, nombre de usuario (@nombredeusuario), número de teléfono o dirección de correo electrónico. Como él y su hermana tienen direcciones de correo electrónico parecidas, unos cuantos errores de teclado significan que “mi hermana recibe el dinero y dice, ‘Muchas gracias’. Y si quieres que te lo devuelva, ¡suerte con eso!”, dice Levitin.

Otro dolor de cabeza: intentas comprar entradas de un desconocido en internet para un concierto, transfieres el dinero y, dice Levitin, “nunca te las envía y no contesta tus llamadas. Desaparece. Sencillamente, se fuga”.

Desde la perspectiva opuesta, si eres el vendedor y envías un artículo, pueden no pagarte.

El acuerdo de usuario de Venmo no permite la compra y venta de artículos entre personas con cuentas personales. Eso no aplica cuando las personas compran artículos de empresas autorizadas para usar Venmo.

Pero Levitin, sin identificar a ninguna empresa, piensa que las compañías de P2P están conscientes de que las personas comunes y corrientes usan sus cuentas personales para vender entradas a espectáculos y otros productos. Las empresas, dice él, “están mirando hacia otro lado. Saben que están usando sus servicios para compras comerciales (de persona a persona), pero una mayor utilización ayuda sus resultados netos”.

¿Quiénes usan los servicios P2P?

Los adultos jóvenes son los más —y los mayores los menos— propensos a usar pagos de persona a persona. Según Al Pascual de Javelin Strategy & Research en Pleasanton, California, solo el 18% de las personas de 55 años o más informan haber usado servicios tales como Venmo o Cash App en los últimos 30 días.

De acuerdo con investigaciones llevadas a cabo el año pasado, las personas de 25 a 34 años conforman el grupo con la mayor utilización de servicios P2P (el 59% informaron haber usado una de las aplicaciones el mes anterior). Le siguen los grupos de personas de 18 a 24 años (48%), de 35 a 44 años (37%) y de 45 a 54 años (21%).

Respecto a todos los servicios de pagos en internet, la Comisión Federal de Comercio (FTC) recibió 7,826 quejas de consumidores en el 2018, casi el doble de las quejas recibidas el año anterior. Por separado, la Oficina para la Protección Financiera del Consumidor (CFPB), una entidad federal, tiene una base de datos (en inglés), con opción de búsqueda en su sitio web con quejas redactadas sobre los servicios P2P. La oficina no respondió a las solicitudes de hacer comentarios para este artículo.

Venmo se rehusó a comentar sobre cuán común es el fraude en su plataforma, pero su vocera Niczewicz afirma que la seguridad de los usuarios y sus datos personales tiene la “máxima prioridad”.

Las quejas a la CFPB sobre Venmo incluyen: alguien que envió $450 a la cuenta de su hija, que luego se congeló y resultó imposible acceder los fondos; cientos de dólares en cargos de Venmo que aparecieron en la tarjeta de crédito de una persona que ni conocía a la compañía; y un usuario que perdió entradas a conciertos valoradas en $600 a un estafador.

Niczewicz, su vocera, declinó hablar de "cuentas específicas", pero aclara que el servicio está diseñado para los pagos entre personas que confían el uno al otro.

Uno de los competidores de Venmo, Zelle (en inglés), basa su nombre en la “rápida y elegante” gacela, dice su vocera Meghan Fintland. Zelle lanzó su aplicación móvil de banca en el 2017 y según Fintland procesó un total de $119,000 millones ($119 billion) en transacciones el año pasado. Esta cifra representa un aumento del 59% en comparación con el año anterior.

La red es propiedad de Early Warning Services LLC en Scottsdale, Arizona, que a su vez es propiedad de JPMorgan Chase, Bank of America, Wells Fargo y otros bancos principales.

Zelle, también, ha estado sujeta a quejas sobre estafas y fraudes, pero Fintland se rehusó a comentar acerca de cuántos casos de este tipo se reportaron el año pasado. Ella dice que la red ha tenido "muy pocas incidencias" de fraude "entre los millones de transacciones" que se procesan diariamente.

Zelle informa a sus usuarios que deben enviar dinero solo a personas en las que confían y les aconseja no usar sus servicios P2P en sitios de subasta o ventas en internet. La empresa ayuda a las instituciones financieras participantes a investigar transacciones no autorizadas y elimina direcciones de correo electrónico y números de teléfonos móviles de la red si una cuenta está en riesgo.

Un nuevo informe identifica posibles problemas

En el National Consumer Law Center, un grupo sin fines de lucro de defensa de derechos del consumidor, la abogada Lauren Saunders destacó preocupaciones y posibles problemas relacionados con los proveedores de tecnología financiera (fintec) en un informe (en inglés) reciente. Entre los posibles problemas figuran:

  • El fraude y el robo de identidad. “Solicitudes de cuentas más rápidas o pagos más rápidos pueden significar estafas y el robo de identidad más rápidos”, escribe ella. “Las aplicaciones móviles hábiles pueden disimular cómo verdaderamente funcionan los productos”.
  • Cuando las cosas van mal, no hay seres humanos, no hay registros y hay poca atención al cliente. “Los productos fintec invariablemente dependen de interfaces móviles o en internet y en las comunicaciones electrónicas”, escribe Saunders. “Pero si algo va mal o necesitas que una persona te explique algo, puede ser difícil o imposible comunicarse con el departamento de atención al cliente. Las interacciones que se llevan a cabo exclusivamente en dispositivos móviles no dejan un registro por escrito del acuerdo ni ofrecen estados de cuenta impresos en las que se destaquen los cargos y tarifas.

Así que antes de sacar tu teléfono y enviar dinero —al instante— considera estos consejos prácticos de la FTC:

  • Si transfieres dinero de tu cuenta P2P a una cuenta bancaria, confirma con el banco que el depósito se efectuó, dado que las transferencias pueden demorar varios días, o más si se marcan para mayor evaluación.
  • Si vendes productos en internet, transfiere un pago P2P a una cuenta bancaria y asegúrate de que esté en esa cuenta antes de enviar el artículo.
  • Comprueba los parámetros de tu cuenta bancaria para activar la autenticación multifactor, que exige el uso de un número de identificación personal (PIN) o el reconocimiento de huellas digitales.
  • Como algunas aplicaciones de pago comparten datos en los medios sociales, ajusta la configuración de tu cuenta según lo que te sea cómodo compartir con el mundo.

Saunders apoya regulaciones más estrictas para los servicios P2P. “Estamos tratando de crear conciencia acerca de la necesidad de tener protecciones más sólidas en los sistemas de pagos más rápidos”, dice ella, “y de informar a los legisladores que las empresas que establecen sistemas que permiten que los estafadores reciban fondos deben ser responsables, y necesitan proteger al consumidor”.  

La Red contra el Fraude, de AARP, puede ayudarte a identificar y evitar las estafas. Inscríbete para recibir nuestras alertas gratuitas de vigilancia (en inglés), consulta nuestro mapa de seguimiento de estafas (en inglés) o llama gratis a nuestra línea de ayuda especializada en fraudes (en inglés) si un familiar o tú sospechan que han sido víctimas de una estafa.


¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO