Skip to content

Informe de AARP: Casi el 40% de los hispanos que cuidan de un ser querido son milénicos

¿Necesitas ayuda para preparar tus impuestos? Visita Tax-Aide.
Impuestos: ¿Eres chofer de Uber? También tienes que pagarle al IRS
Impuestos: Tienes hasta el 17 para rendir tu planilla, Tax-Aide te ayuda.
Descuentos: Restaurantes ofrecen increíbles ofertas para la cena
 

Adultos mayores reciben descuentos en farmacias

In English | Para algunos neoyorquinos con dificultades para pagar sus medicamentos recetados, la ayuda está en camino.

Según una encuesta de AARP, más de un tercio de los residentes del estado de entre 50 y 64 años reconocieron que el año pasado demoraron o suspendieron compras de medicamentos recetados o tomaron dosis inferiores a las recomendadas para ahorrar dinero. Otro 14% reconoció haber recortado gastos en otras necesidades básicas para poder costear sus medicamentos.

“El alto costo de los medicamentos recetados impide a muchas personas adquirir los medicamentos que necesitan”, afirma Richard F. Daines, médico y comisionado de salud del estado de Nueva York.

Desde el 1 de abril, la tarjeta de descuentos en farmacias del estado de Nueva York (en inglés) se aceptará en las farmacias adheridas. Para que los medicamentos puedan estar al alcance de todos, la tarjeta se entrega de forma gratuita a los residentes del estado de entre 50 y 64 años —o de cualquier edad en caso de sufrir una discapacidad— que tengan ingresos inferiores a los $35.000 para una persona o $50.000 para una pareja. La tarjeta ofrece descuentos de hasta un 30% en medicamentos de marca y de hasta un 60% en medicamentos genéricos. El porcentaje de descuento específico dependerá del tipo de medicamento y la farmacia. El New York Department of Health (Departamento de Salud de Nueva York) ofrece una lista comparativa de precios de medicamentos por farmacia (enlace en inglés). (Consulte la sección de preguntas frecuentes acerca de la tarjeta).

Sin acceso a Medicare todavía y con alto riesgo de quedar sin empleo, las personas de entre 50 y 64 años tienen mayores probabilidades que otros grupos de edad de quedar sin seguro, precisamente en el momento en que tienen “un mayor riesgo de comenzar a sufrir problemas de salud crónicos”, indica Bill Ferris, representante legislativo de AARP Nueva York. La asociación luchó por la tarjeta como parte de una iniciativa de cuatro años de duración para hacer más accesibles los medicamentos recetados y a precios razonables para los neoyorquinos.

La asociación aspira a ampliar los servicios de la tarjeta a los residentes de todas las edades.

“Ofrecer medicamentos recetados asequibles a los neoyorquinos más necesitados es una de las misiones esenciales de AARP”, agrega Ferris.

Los precios de los medicamentos más utilizados, como Lipitor y Advair, aumentaron entre un 30 y un 50% entre 2002 y 2007, según un informe (en inglés) del 2008 del programa de Vigilancia de AARP (Watchdog Report). El precio del Ambien subió casi un 160%.

Linda Marie Fiori expresó que aunque por el momento su salud es buena, le preocupa que eso pueda cambiar con la edad. Como administradora contable a tiempo parcial, no cuenta con seguro de salud, y, según ella, "si debiera depender de un medicamento durante toda la vida, los efectos serían devastadores”. Es por eso que cuando esta residente de Montauk, de 56 años, escuchó sobre la tarjeta de descuentos en farmacias de Nueva York, estuvo feliz de inscribirse en el programa. “Podría marcar la diferencia entre poder o no tomar un medicamento”.

Julie Naglieri, directora del programa estatal Elderly Pharmaceutical Insurance Coverage (EPIC, Programa de Cobertura de Seguro Farmacéutico para Adultos Mayores) destacó que son las empresas farmacéuticas y farmacias adheridas las que otorgan los descuentos. El estado asume los gastos administrativos del programa.

Desde el 1.º de marzo, más de 2.500 farmacias se han adherido al programa, entre ellas cadenas como Rite Aid, Walgreens, Duane Reade y Pathmark, indicó.

“Recomendamos a las farmacias asociadas participar en el programa”, expresó Selig Corman, director de asuntos profesionales de la Pharmacists Society del estado de Nueva York. No obstante, advirtió que, con el constante aumento en los precios de los medicamentos, comprarlos resultará caro incluso con los descuentos. “No es la panacea”, reconoció.

Al igual que muchas otras cadenas nacionales, Rite Aid —cuyas 675 tiendas en el estado de Nueva York participan en el programa— ofrece su propia tarjeta de descuento, afirma Cheryl Slavinsky, directora de relaciones públicas de la empresa. Sin embargo, recomendó a los consumidores realizar una comparación entre las tarjetas —la del estado y la de la tienda— para determinar cuál ofrece el mejor precio para cada medicamento específico.

Jacqueline Rivkin es escritora independiente y vive en Nueva York.

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTICULO