Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

Skip to content
Content starts here
Leaving AARP.org Website

You are now leaving AARP.org and going to a website that is not operated by AARP. A different privacy policy and terms of service will apply.

¿Una pastilla para retardar el envejecimiento?

Los investigadores llevan décadas buscando formas de retardar el envejecimiento de los seres humanos y prevenir enfermedades. Parece que el pronóstico para el éxito está mejorando.


spinner image Ilustración de un pote de pastillas y la palabra wow
Getty Images

Los profesionales médicos han descubierto una manera de tratar muchas de las enfermedades que acompañan al envejecimiento: tenemos medicamentos para las enfermedades cardíacas, la diabetes, la artritis y hasta la enfermedad de Alzheimer.

Pero ¿y si una pastilla pudiera contribuir a prevenir estas enfermedades?

spinner image Image Alt Attribute

Membresía de AARP: $12 por tu primer año cuando te inscribes en la renovación automática.

Obtén acceso inmediato a productos exclusivos para socios y cientos de descuentos, una segunda membresía gratis y una suscripción a AARP The Magazine.
Únete a AARP

Desde hace décadas, los científicos buscan ese santo grial de la medicina: medicamentos seguros que traten el envejecimiento en su conjunto, al frenar el deterioro celular o aumentar la resistencia del cuerpo a los factores que desencadenan el deterioro mental y físico.

A pesar de los costos de investigación y de los retos científicos, el camino hacia una pastilla de este tipo despierta más interés que nunca. El Gobierno federal está involucrado (en inglés), así como muchas instituciones académicas destacadas. Ciertos "biohackers" multimillonarios se han incorporado a la carrera, con sus propias teorías para desafiar a la edad y sin reparar en gastos.

La urgencia tiene una razón de ser: las personas mayores de 85 años representan el segmento de la población del país de más rápido crecimiento. "De repente nos enfrentamos a un mundo en el que cada vez más personas vivirán hasta los 80, 90 y 100 años en un futuro próximo", afirma Steven Austad, profesor de Biología de la Universidad de Alabama en Birmingham y director científico sénior de la American Federation for Aging Research.

spinner image Steven N. Austad trabaja en un laboratorio de la Universidad de Alabama
Steven N. Austad trabaja con equipos de laboratorio en la Universidad de Alabama en Birmingham, Alabama.
RORY DOYLE

Encontrar un modo de preservar la salud de estos adultos en sus últimas décadas no solo mejora su calidad de vida, sino que los expertos afirman que podría ser una bendición para la economía y un respiro para el sistema de atención médica, que desembolsa billones de dólares cada año para tratar enfermedades crónicas que se hacen más frecuentes con la edad. "No se trata de vivir hasta los 200 años; se trata de vivir hasta los 90 con buena salud", señala la Dra. Sofiya Milman, profesora asociada de Medicina y Genética de la Facultad de Medicina Albert Einstein.

Pero si la carrera para encontrar esa pastilla bloqueadora de enfermedades fuera de 10 millas, Austad dice que solo estamos en la milla 2. ¿Qué es lo que frena el progreso? La falta de datos. Aunque varios medicamentos son prometedores en animales, se necesitará mucho tiempo y dinero para probar su efecto a largo plazo en los seres humanos.

Luego están los reglamentos burocráticos: de momento, la Administración de Alimentos y Medicamentos no reconoce el envejecimiento como una enfermedad prevenible, por lo que no existe una vía clara para aprobar medicamentos para tratarlo. Sin embargo, los expertos en la materia esperan que esto cambie.

Los tratamientos prometedores que nunca dieron resultado, como el resveratrol o los fármacos experimentales respaldados por la biotecnología, también han complicado el panorama. Aun así, se han producido "verdaderos avances", afirma Austad, y un puñado de medicamentos destacan como candidatos para usarse en maneras que vayan más allá de las enfermedades individuales y que podrían ayudar a mantener la salud de forma más amplia.

spinner image membership-card-w-shadow-192x134

Membresía de AARP: $12 por tu primer año cuando te inscribes en la renovación automática.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.

Aquí te presentamos un breve panorama de tres de ellos.

Metformina

El medicamento para la diabetes que toman millones de personas ha estado bajo el microscopio de la lucha contra el envejecimiento durante años, y los expertos afirman que sigue siendo uno de los favoritos en la carrera hacia un medicamento de amplio espectro contra las enfermedades. En los estudios se ha demostrado que la metformina tiene efectos protectores contra las enfermedades cardiovasculares y puede reducir el riesgo de otras enfermedades relacionadas con la edad, como el cáncer, la demencia y los derrames cerebrales.

En una investigación más reciente, publicada en julio en la revista Aging Cell, se descubrió que el medicamento, que tiene décadas de antigüedad, también puede proteger contra la pérdida de masa muscular (en inglés) en los adultos mayores. Es un medicamento "que se dirige a todas las características biológicas del envejecimiento", señala el Dr. Nir Barzilai, director del Instituto de Investigación sobre el Envejecimiento de la Facultad de Medicina Albert Einstein. "Por cierto, la metformina también es segura, tiene pocos efectos secundarios, es genérica y es económica".

spinner image Dr. Nir Barzilla, M.D., director del Instituto de Investigación sobre el Envejecimiento de la Facultad de Medicina Albert Einstein
Nir Barzilai, M.D., director del Instituto de Investigación del Envejecimiento de la Facultad de Medicina Albert Einstein.
RICK WENNER

Barzilai está preparando un gran ensayo clínico de seis años de duración, denominado TAME (en inglés), para comprobar si los adultos mayores que toman metformina pueden eludir, o al menos retardar, la evolución de enfermedades relacionadas con la edad. Él espera que en el estudio de 3,000 personas se demuestre también que el proceso de envejecimiento puede ser un objetivo para la creación de medicamentos, lo que podría ayudar a lograr la aprobación de otros fármacos.

Salud y bienestar

Target Optical

Descuento de un 50% al comprar un par de anteojos adicional y un descuento de $10 en anteojos y lentes de contacto

See more Salud y bienestar offers >

"Es [el envejecimiento] lo que origina las enfermedades", afirma Barzilai. "La idea es que si tienes en la mira el envejecimiento, no previenes una sola enfermedad, sino muchas".

La falta de financiación ha ralentizado el inicio del estudio. El ensayo, cuyo costo se calcula en $50 millones, no es algo que la industria farmacéutica esté impaciente por financiar, ya que la metformina es un medicamento genérico que se vende a unos cuantos centavos por pastilla, dice Richard Miller, experto en envejecimiento de la Universidad de Míchigan. En cambio, los investigadores trabajan con un entramado de subvenciones y donaciones. Pero los conocedores predicen que el ensayo estará listo para empezar en unos años.

Rapamicina

La rapamicina, que se descubrió en la década de 1970, se utiliza actualmente para ayudar a prevenir el rechazo de órganos después de un trasplante de riñón y para tratar ciertos tipos de cáncer. En los ratones, dice Austad, hace mucho más.

Se ha demostrado repetidamente que ayuda a prevenir el cáncer en roedores y ralentiza el avance de la demencia. Los investigadores afirman que ayuda a los ratones a conservar la masa muscular, retarda las enfermedades cardiacas y mejora la respuesta a las vacunas. En un estudio fundamental se descubrió que el medicamento puede prolongar la vida de ratones ancianos en un 14% en las hembras y en un 9% en los machos, al posponer la enfermedad; en otros estudios se han producido resultados similares.

spinner image membership-card-w-shadow-192x134

Membresía de AARP: $12 por tu primer año cuando te inscribes en la renovación automática.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.

La atención se centra ahora en los humanos y en si la rapamicina les proporcionará los mismos beneficios para retrasar enfermedades. Actualmente un pequeño número de ensayos se encuentran en fase inicial en humanos y en perros (en inglés), y es a los ensayos en perros a los que hay que prestarles atención mientras esperamos más datos de humanos. "Los perros son mejores que los ratones como indicadores de lo que se podría esperar en las personas", explica Austad.

Senolíticos

Esta nueva clase de medicamentos se centra en las células senescentes, también llamadas células zombi, que son células dañadas que se resisten a morir. A medida que envejecemos, el organismo se vuelve menos eficaz para eliminarlas, por lo que empiezan a acumularse y a liberar sustancias químicas que pueden provocar inflamación, dañar las células vecinas y provocar enfermedades, afirma Barzilai.

La FDA ha aprobado algunos senolíticos para tratar enfermedades como el cáncer; otros son naturales y se venden como suplementos.

En la actualidad, investigadores de varias universidades y centros médicos están probando la capacidad de los senolíticos para prevenir o retardar la evolución de enfermedades humanas como el Alzheimer, la artrosis y la enfermedad renal. Las empresas privadas también están invirtiendo dinero en la investigación de los senolíticos, así que no los pierdas de vista.

Mientras tanto, si tienes la tentación de salir corriendo a la farmacia en busca de suplementos senolíticos, recuerda que sus posibles beneficios "no se han probado en absoluto en las personas", afirma Austad. Además, ten en cuenta que los suplementos no están tan reglamentados como otros medicamentos de venta libre y pueden provocar efectos secundarios o interactuar con otros medicamentos que estés tomando.

De hecho, ese consejo de prudencia es válido para todos los productos que afirman curar el envejecimiento. "No hay nada que puedas comprar sin receta o con receta médica que se haya demostrado que retarde el envejecimiento de las personas", dice Miller.

Los investigadores médicos coinciden en que, por el momento, las recetas más potentes son los hábitos cotidianos que ayudan a mantener el cuerpo y el cerebro en plena forma: dieta, ejercicio, sueño y relaciones significativas. Algún día, una pastilla puede ser más eficaz. Tal vez falten años para lograrlo o quizá nunca se logre de verdad. Pero lo que se ha demostrado es que esa idea "ya no es absurda", afirma Miller. 

Discover AARP Members Only Access

Join AARP to Continue

Already a Member?

spinner image membership-card-w-shadow-192x134

Membresía de AARP: $12 por tu primer año cuando te inscribes en la renovación automática.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.