Skip to content

Vota: temas críticos como Medicare y el Seguro Social están en juego

¿Necesitas ayuda para preparar tus impuestos? Visita Tax-Aide.
Impuestos: ¿Eres chofer de Uber? También tienes que pagarle al IRS
Impuestos: Tienes hasta el 17 para rendir tu planilla, Tax-Aide te ayuda.
Descuentos: Restaurantes ofrecen increíbles ofertas para la cena
 

Música: Lo mejor del 2016

La gran despedida de Vicente Fernández, la permanencia de El Gran Combo y algunas sorpresas.

  • ANDRE KANG/GDA/El Nuevo Dia/Newscom

    El Gran Combo – ‘Alunizando’

    ¿Qué sería de la vida sin un nuevo disco del Gran Combo? La orquesta puertorriqueña de 54 años perdió al cantante Charlie Aponte que se lazó como solista, mientras que el director Rafael Ithier le cedió la labor del piano a Willie Sotelo. Pero el sonido cristalino y ágil que define las producciones del Combo continúa tan efectivo como siempre. Hay ecos de calipso en “Tiene que haber de tú” y un contagioso sentido del humor en la letra de “Sácame el zapato”. Para bailar y coleccionar.

    1 of 12
  • Cortesía Sony

    iLe – ‘Ilevitable’

    La cantante puertorriqueña iLe creció bajo el apodo artístico de PG-13, rapeando y cantando con el grupo de sus hermanos, Calle 13. Ya desde entonces se apreciaba su voz privilegiada. Su disco debut es una de las revelaciones del 2016, una prolija colección de temas escritos por ella, con una notable deferencia a los géneros musicales del pasado. “Te quiero con bugalú” es tan carismático como los bugalús originales de los años 60, mientras que el dueto con el fallecido Cheo Feliciano (“Dolor”) es suntuoso y conmovedor.

    2 of 12
  • Cortesía La Rayada

    La Rayada – ‘La Rayada’

    Durante 27 años, Osky Righi fue el guitarrista de la banda de rock argentino Bersuit Vergarabat. Este año, Righi abandonó el grupo para dedicarse de lleno a La Rayada, el conjunto que formó con su novia, la actriz y cantante Romina Gaetani. Las atmósferas de este disco recuerdan a algunas actrices francesas que lanzaron excelentes trabajos musicales. Temas como “Hay un tiempo” brillan gracias a la sofisticada producción y la voz – llena de textura y anhelo– de Gaetani. Ojalá un segundo disco no tarde en llegar.

    3 of 12
  • Harold López-Nussa – ‘El viaje’

    Los aficionados del Latin jazz saben que en la actualidad este formato goza de plena salud, aunque las obras maestras sean escasas. El nuevo disco del aclamado pianista cubano es la excepción: se extiende mucho más allá del evidente virtuosismo del músico, cristalizando una serie de composiciones imposibles de olvidar gracias a su extraordinario contenido melódico. El piano, por supuesto, es excepcional, y López-Nussa tiene como interlocutores a su hermano Ruy Adrián en la batería y el bajista senegalés Alune Wade.

    4 of 12
  • Aterciopelados – ‘Reluciente, rechinante y aterciopelado’

    El grupo más notable en la historia del rock colombiano, Aterciopelados – formado a principios de los años 90 por la cantante Andrea Echeverri y el bajista y productor Héctor Buitrago– merecía celebrar su trayectoria con un proyecto especial. Este disco grabado en concierto, que además incluye un DVD, cuenta con una producción de lujo, desde las flamantes orquestaciones hasta los músicos invitados. Se destacan la versión eufórica de “El álbum” y la pasión de “Bolero falaz”, hermosa revisión de su primer gran éxito.

    5 of 12
  • Oferta de AARP

    Suscríbete a nuestro Boletín y diviértete cada día con reseñas de cine, música y libros, horóscopos y juegos.
    Únete a AARP hoy mismo y disfruta la vida un poco más.

    6 of 12
  • Miramar – ‘Dedication to Sylvia Rexach’

    Como integrantes de la orquesta de salsa estadounidense Bio Ritmo, el cantante Rei Alvarez y la pianista Marlysse Simmons Argandoña tenían un problema: ambos eran fanáticos del bolero, un formato que dentro de la salsa funciona sólo como interludio fugaz. La solución fue crear el grupo Miramar, y dedicar su primer disco a una figura legendaria del bolero puertorriqueño: Sylvia Rexach, que falleció en 1961 con solo 39 años. Hay un clima lánguido e hipnótico en esta producción. El bolero no muere jamás.

    7 of 12
  • Kevin Winter/WireImage/Getty Images

    Los Fabulosos Cadillacs – ‘La salvación de Solo y Juan’

    Comenzaron en los 80 como una banda de ska. Después se enamoraron de Latinoamérica, y su música se tiñó de salsa y tango, samba y baladas retro. “Matador” fue un éxito panamericano, momento decisivo del rock latino. Y hoy, tantos años después, los Cadillacs regresan con una ópera rock que habían planeado –y abandonado– a fines de los 90. Lejos de ser accesible, es un disco ambicioso, repleto de ideas mágicas y la misma energía que alimentó los mejores momentos de la banda. Para escuchar una y otra vez.

    8 of 12
  • Cortesía HopeStreet Recordings

    San Lázaro – ‘La despedida’

    Desde que la Orquesta de la Luz nos sedujo con su salsa caliente del Japón, la idea de orquestas tropicales que surgen de lugares exóticos se ha convertido en un lugar común. Proveniente de Melbourne, Australia, San Lázaro destruye estos estereotipos con un disco que sería igualmente despampanante si sus creadores lo hubieran grabado en Nueva York. Las canciones son formidables, con un sonido aguerrido y natural, ecos de psicodelia y un tratamiento respetuoso de la clave. Una carta de amor al género más tórrido de todos.

    9 of 12
  • Mauro Pimentel/LatinContent/Getty Images

    Zeca Baleiro – ‘Era Domingo’

    Brasil no podía faltar. Con 50 años recién cumplidos, el cantautor Zeca Baleiro se encuentra en la cúspide de su capacidad creativa, editando un nuevo disco casi 20 años después de su debut. El tema “Era domingo” se apoya en el sonido del órgano y la guitarra eléctrica para crear un clima cinematográfico de recuerdos y nostalgia, mientras que “De mentira” seduce con su ritmo saltarín y un arreglo minimalista. La madurez le sienta bien a Baleiro; estas nuevas canciones parecieran destinadas a convertirse en clásicos.

    10 of 12
  • Michael Bush/UPI/Newscom

    Vicente Fernández – ‘Un azteca en el Azteca’

    El 16 de abril, Vicente Fernández se despidió de sus fanáticos con un concierto gratuito en el Estadio Azteca. Un acontecimiento que cierra con broche de oro –y definitivamente– la era dorada de la música tradicional mexicana. Lo más importante de la velada fue el carácter democrático de su repertorio: desde “Que te vaya bonito” y “Lástima que seas ajena” hasta el infartante cierre con “El rey”, “Volver, volver” y “México lindo y querido”, que enfatizan la voracidad del cantante por interpretar todas las canciones trascendentales de su patria.

    11 of 12
  • Julie Edwards/Newscom
    12 of 12

También te puede interesar:

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTICULO