Skip to content
 

¡Que viva el mambo! 10 hitos en la carrera de Pérez Prado

Discos innovadores y películas clásicas cimentaron su éxito.

  • AP

    Canción: Dolor karabalí (1949)

    En 1948, dos figuras monumentales de la música cubana se encuentran en la Ciudad de México: Dámaso Pérez Prado, recién llegado, buscando nuevos horizontes, y el formidable sonero Beny Moré. Durante los siguientes meses, grabarían juntos una selección de clásicos: Pachito eché, Anabacoa, La múcura y uno de los momentos favoritos del Beny: Dolor karabalí, místico y misterioso, con coros femeninos. Nunca más volvería a grabarla, convencido de que ésta era la versión definitiva.

    1 of 12
  • Cortesía Ernesto Lechner

    Canción: Mambo No. 5 (1949)

    Lanzado como disco de 78 rpm, uno de los temas emblemáticos de Pérez Prado inicia el delirio del mambo que traspasa las fronteras mexicanas para convertirse en moda internacional. Del otro lado del disco, Qué rico el mambo confirma el vértigo bailable del nuevo formato, a la velocidad de la luz.

    2 of 12
  • GAB Archive/Redferns/Getty Images

    Película: al son del mambo (1950)

    El cine mexicano de la época estaba perdidamente enamorado de los interludios musicales para complementar sus argumentos, y esta tendencia fue especialmente fortuita para Pérez Prado. Dirigida por el prolífico Chano Urueta y con la participación de la cantante cubana Rita Montaner, Al son del mambo es una de las primeras - y mejores - comedias musicales en las cuales la presencia del músico es un factor fundamental.

    3 of 12
  • Cortesía Ernesto Lechner

    Disco: Mambos (1951)

    Tito Puente. Vicentico Valdés. Noro Morales. La Sonora Matancera. El sello estadounidense Seeco tenía un verdadero monopolio de la música afrocaribeña. No sorprende que uno de los primeros LPs de Prado —un lanzamiento de 10 pulgadas, con un total de ocho temas— haya sido editado por la Seeco. Abre con Mambo No. 5 y continúa con temas como Electricidad,  Hembra mala y Kandela.

    4 of 12
  • Hulton Archive/Getty Images

    Película: Del can-can al mambo (1951)

    La inocencia del argumento es conmovedora. Don Susanito, director de un internado de señoritas, viaja al Distrito Federal para conseguirles un televisor a sus pupilas. Claro que se entromete Pérez Prado, y del can-can pasamos al furioso mambo. Se escuchan Mambo en sax, Muchachita y Mambo latino, pero lo mejor de todo es la desopilante escena en un club nocturno donde el Susanito del comediante Joaquín Pardavé se ve obligado a contonear sus caderas al compás del mambo.

    5 of 12
  • Oferta de AARP

    Suscríbete a nuestro Boletín y diviértete cada día con reseñas de cine, música y libros y juegos.
    Únete a AARP hoy mismo y disfruta la vida un poco más.

    6 of 12
  • Cortesía Ernesto Lechner

    Canción: Cherry Pink And Apple Blossom White (1954)

    Uno de los instrumentales más perdurables de la música popular, lo que es especialmente llamativo porque sus tres minutos de duración contienen todos los tics estilísticos del maestro Pérez Prado. Un exitazo en su momento, pero también revisitado por docenas de artistas, desde Xavier Cugat y Bing Crosby hasta The Ventures y Pat Boone.

    7 of 12
  • Cortesía Ernesto Lechner

    Disco: Voodoo Suite (1955)

    Una especie de poema sinfónico de mambo y jazz, adelantado a su época en cuanto a visión y originalidad. Una novedad es que la suite del título, de 23 minutos de duración, abarca todo un lado del disco. No es para todos los días, con sus lamentos y percusiones africanas, pero vale la pena escucharlo aunque sea una vez. Pérez Prado realizaría un experimento parecido en 1967, con su Concierto para bongó.

    8 of 12
  • Cortesía Ernesto Lechner

    Canción: Patricia (1958)

    Un tema risueño, lánguido, con riffs de órgano, que refleja los cambios musicales de una época en la que el mambo ya no causaba el furor de antaño. Pero a Pérez Prado, músico de conservatorio, le sobraban ideas. Patricia fue una de sus composiciones favoritas y la grabó en versión de twist en 1962. En 1958, alcanzó el número uno en las listas de popularidad de Billboard.

    9 of 12
  • Cortesía Ernesto Lechner

    Disco: A Touch Of Tabasco (1959)

    Luego de dejar a la disquera Columbia, la cantante de jazz Rosemary Clooney firmó contrato con RCA Victor y para festejar, grabó un LP bajo la dirección musical y arreglos del maestro Pérez Prado. La combinación funciona a las maravillas en temas como Like a Woman, un electrizante Mack the Knife y un divertidísimo Adiós. La calidad del material permite olvidar el hecho de que, en su momento, el disco fue promocionado con botellas de tabasco.

    10 of 12
  • Mezcal Entertainment

    Película: La Dolce Vita (1960)

    Con los años y sus múltiples apariciones en la pantalla grande, Pérez Prado se convirtió en una figura clave de la cultura popular, en especial en el mundo hispano. En esta imagen de 1979, podemos verlo junto a Verónica Castro, promocionando el álbum de la cantante, Aprendí a llorar.

    11 of 12
  • United Artists/Cortesía Everett Collection
    12 of 12

También le puede interesar:

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO