Skip to content

Descuentos: Restaurantes ofrecen increíbles ofertas para la cena

¿Necesitas ayuda para preparar tus impuestos? Visita Tax-Aide.
Impuestos: ¿Eres chofer de Uber? También tienes que pagarle al IRS
Impuestos: Tienes hasta el 17 para rendir tu planilla, Tax-Aide te ayuda.
Descuentos: Restaurantes ofrecen increíbles ofertas para la cena
 

Manuel Villacorta: ‘Comer sano no es comer aburrido’

El dietista nos habla de superalimentos andinos.

Manuel Villacorta sonríe

Getty Images

Manuel Villacorta.

A sus 20 años, Manuel Villacorta hizo una movida audaz que le abrió las puertas a una exitosa carrera como dietista y especialista en nutrición: se mudó de Perú a Estados Unidos, para estudiar medicina.

“Terminé mis estudios de premédica en la [University of California] Berkeley y me fue muy bien”, dice Villacorta, de 46 años de edad. “Pero en el transcurso de estudiar y trabajar, subí como 25 libras. Yo, que crecí como todos los latinos, con comidas hechas en casa... por ir a buscar la comida caliente, terminaba siempre en restaurantes chinos, japoneses o mexicanos”, añade.

Al fin llegó el día en que dijo “no más”. Se metió de lleno en la cocina acompañado de las recetas que le enviaba su madre y lo que iba aprendiendo en una clase de nutrición. Fue entonces que tuvo su epifanía: juntar ambas disciplinas y dedicarse de lleno al estudio y la práctica de la nutrición.

Hoy como dietista registrado, Villacorta tiene una exitosa clínica de control de peso, MV Nutrition, en la ciudad de San Francisco, California. También es el autor de dos libros que reflejan su pasión por la alimentación sana: Eating Free: The Carb-Friendly Way to Lose Inches, Embrace Your Hunger, and Keep the Weight Off for Good y Peruvian Power Foods: 18 Superfoods, 101 Recipes, and Anti-aging Secrets from the Amazon to the Andes. Además, contribuye con importantes medios de comunicación en todo el país.

¿Qué problemas ves más a menudo en los pacientes mayores de 50 años que llegan a tu consulta?

A esa edad las personas le ponen más seriedad a lo que están comiendo porque entienden que basado en lo que coman hoy así será su calidad de vida en 10 años. Usualmente quieren bajar de peso pero no es en cantidades tremendas, sino unas 20 o 25 libras.

Las mujeres están en la menopausia, el estrógeno y la progesterona comienzan a desaparecer y suben de peso. Los hombres también están viviendo cambios hormonales, les está bajando el nivel de testosterona. Por esto la gente se enfoca en hacer más ejercicio, pero no cambian la dieta. Y a esa edad hay que consumir unas 300 calorías menos. Está comprobado que al cabo de cada 10 años de vida, la actividad de nuestro metabolismo disminuye entre un 8 y un 10%. Ya a los 50 años el metabolismo experimenta un 20% de disminución en su actividad, pero la gente sigue comiendo como si tuviera 30 años.

Abogas por el control de las porciones, ¿cuáles son las guías básicas para determinar el tamaño de las porciones que debemos consumir?

La gente come demasiado. Se comen ocho onzas de salmón, taza y media de quinua, media taza de aceite de oliva, un aguacate entero y después se preguntan: ¿cómo es que no estoy bajando de peso, si estoy comiendo sano? Entonces, así sea la comida sana, hay que cuidar las porciones. Yo enseño a la gente a comer según sea el tamaño de su mano. La porción de carne que consume una mujer debe ser del tamaño de la palma de su mano, unas tres onzas. Para un hombre, van a ser unas cinco o seis onzas porque su palma es más grande. El puño equivale a una taza o taza y media, y de ese tamaño debe ser la porción de granos o carbohidratos. En el plato, la mitad debe llenarse de verduras y la otra mitad, pues, de la palma (la carne) y el puño (los carbohidratos). Con esas simples recomendaciones la gente empieza a entender los tamaños de las porciones que deben comer.

¿Qué alimentos no deben faltar en la dieta de una persona adulta?

Definitivamente las frutas y verduras, no hay escapatoria. También carnes bajas en grasas, granos enteros y las grasas saludables [como la del aguacate]. La grasa [saludable] es antiinflamatoria, pero sigue siendo grasa y aporta calorías y hay que velar la cantidad.

¿Cómo surge la idea de escribir la lista de superalimentos en el libro Peruvian Power Foods?

Del Perú vienen muchas comidas que son súper sanas, pero que ni siquiera el mismo limeño las come. Me dije que iba a aprovechar el auge que tiene la cocina del Perú ahorita para hacer un libro de cocina saludable, utilizando estos superalimentos que vienen de los Andes y del Amazonas.

De los 18 alimentos que propones en tu libro, ¿cuáles consideras esenciales en la dieta de las personas mayores?

Las semillas de sacha inchi, son buenísimas por el contenido de omega-3 en su grasa, que supera al de cualquier otra planta. Las semillas del sacha inchi también tienen proteínas con aminoácidos esenciales para esta edad, en que se necesitan para conservar los músculos. Y obviamente, los beneficios del omega-3: es antiinflamatorio, previene condiciones como la diabetes, la presión alta, problemas del corazón y es alimento para el cerebro pues ayuda con la memoria. Otro alimento básico es el amaranto, porque está comprobado que baja los niveles de presión arterial.

¿Hay algunos otros superalimentos de cualidades sorprendentes?

El 'pichuberry', que es antienvejecimiento y contiene 39% de vitamina D en ¾ de taza [basado en el consumo estándar de 2,000 calorías], tan importante para la salud de los huesos. Estamos hablando de una fruta espectacular. Aparte de que el 'pichuberry' contiene withanólidos, compuesto anticancerígeno.

Por otro lado está el maca, alimento que tiene propiedades que ayudan a poner todo el cuerpo en equilibrio. En la mujer resulta beneficioso ante los síntomas premenstruales y menstruales. A el maca también se le atribuye aumentar el apetito sexual. Y a los hombres, si tienen problemas de disfunción eréctil, les puede ayudar, que es algo increíble cuando hablamos de antienvejecimiento.

¿Qué técnicas de cocina utilizas para facilitar la creación de platillos con estos superalimentos?

Yo quiero enseñarle a la gente que comer saludable no significa comer aburrido; que uno puede usar estos superalimentos como ingredientes dentro de un conjunto de platillos a la semana. Ya bien sea en aderezos para ensaladas o en recetas para hornear o licuados, en lo que se haga más fácil. Hay gente que le gusta tomarse el tiempo los fines de semana para hacer un pan de quinua y 'pichuberry'. Pero hay otra gente que prefiere ponerlo todo en la licuadora y ya está. Yo doy las ideas para todos.

¿Qué

0 |

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTICULO