Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

Skip to content
Content starts here
Leaving AARP.org Website

You are now leaving AARP.org and going to a website that is not operated by AARP. A different privacy policy and terms of service will apply.

¿Qué es la Mycoplasma pneumoniae? 5 cosas que debes saber

Entre ellas cómo protegerte de la bacteria, la cual es una causa común de ‘neumonía ambulatoria’.


spinner image Ilustración del tórax de una persona con los pulmones llenos de bacterias
EUGENE MYMRIN / GETTY IMAGES

Un tipo común de bacteria que puede causar neumonía protagoniza los titulares de las noticias en Estados Unidos y en el extranjero debido a un aumento en las infecciones entre los niños.

Llamada Mycoplasma pneumoniae, la bacteria generalmente causa un resfriado de pecho, con síntomas que van desde dolor de garganta hasta dolor de cabeza. Pero puede causar enfermedades más graves tanto en niños como en adultos. Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), un estudio determinó que la Mycoplasma pneumoniae es la segunda bacteria más común que causa neumonía en los adultos hospitalizados.

spinner image Image Alt Attribute

Membresía de AARP: $12 por tu primer año cuando te inscribes en la renovación automática.

Obtén acceso inmediato a productos exclusivos para socios y cientos de descuentos, una segunda membresía gratis y una suscripción a AARP The Magazine.
Únete a AARP

Esto es lo que necesitas saber sobre la Mycoplasma pneumoniae, una causa de la llamada neumonía ambulante, incluida la mejor manera de protegerte de una infección este invierno.

1. La Mycoplasma pneumoniae no es algo nuevo

Si bien es posible que no hayas oído hablar de ella antes, la Mycoplasma pneumoniae, que puede dañar el revestimiento del sistema respiratorio, ha existido durante décadas; los científicos la identificaron en 1944, según los CDC. Cada año, causa al menos 2 millones de infecciones en Estados Unidos, aunque los expertos en salud dicen que es probable que la cantidad sea mucho mayor, ya que muchos casos no se diagnostican.

2. El aumento de los casos no es sorprendente

Andrew Pekosz, profesor de Microbiología en la Facultad de Salud Pública Bloomberg de Johns Hopkins, dice que normalmente vemos aumentos de Mycoplasma pneumoniae cada varios años —de tres a siete, según los CDC—, por lo que no es sorprendente ver uno ahora.  

Entonces, ¿a qué se debe tanto revuelo? “Creo que todos estamos un poco más nerviosos en estos días con respecto a las neumonías y las enfermedades respiratorias”, dice Pekosz. (Tal vez recuerdes que la pandemia de coronavirus comenzó a finales del 2019 con informes de un brote misterioso de una enfermedad parecida a la neumonía en China).

spinner image AARP Membership Card

Membresía de AARP: $12 por tu primer año cuando te inscribes en la renovación automática.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.

Pero los expertos en salud sospechan que no hay nada nuevo ni misterioso sobre los patógenos detrás del aumento de los casos de neumonía pediátrica reportados en algunas áreas de Estados Unidos y en varios países de Europa. “Más bien, es probable que estos aumentos sean causados por virus y bacterias que esperamos ver durante la temporada de enfermedades respiratorias”, dijeron los CDC en un informe del 1.º de diciembre.

Según una declaración de la Organización Mundial de la Salud, las crecientes tasas de neumonía entre los niños en China parecen ser causadas por patógeno típicos, como el virus de la influenza, la bacteria Mycoplasma pneumoniae y el virus respiratorio sincitial (VRS).

“Hemos visto muchas recurrencias de infecciones que eran comunes antes de la pandemia y que se reprimieron temporalmente en cierta medida durante el tiempo en que tomamos precauciones [y en que hubo cierres]”, dice la Dra. Beth Thielen, profesora adjunta y especialista en enfermedades infecciosas en adultos y niños en la Facultad de Medicina de la Universidad de Minnesota.

“Con muchas de estas infecciones, la historia natural es que te infectas, tu inmunidad aumenta de manera transitoria y luego esa inmunidad disminuye durante un período de años, y, con el tiempo, eres susceptible hasta la próxima vez que te expones. Por lo tanto, puede ser que estemos viendo una especie de resurgimiento de algunas de estas infecciones que no hemos visto en unos años debido a todas las precauciones por la COVID”, afirma.

Seguro

Planes de seguro de la vista de VSP™, de AARP®

Planes de seguro de la vista exclusivos para los socios y sus familias

See more Seguro offers >

3. Puede causar una ‘neumonía ambulante’ más leve

Las infecciones de Mycoplasma pneumoniae son más comunes en niños y adultos jóvenes, pero cualquier persona puede verse afectada, dicen los CDC. Por lo general, los síntomas son leves y pueden incluir dolor de garganta, dolor de cabeza, fatiga, fiebre, tos y a veces una erupción. Pero la Mycoplasma pneumoniae puede causar neumonía, o inflamación de los pulmones, y es la causa más común de “neumonía ambulante” en Estados Unidos (la neumonía ambulante, también llamada neumonía atípica, es un tipo más leve de la enfermedad que por lo general no requiere reposo en cama, aunque los síntomas tienden a ser “un poco más persistentes”, explica Thielen).

A veces, una infección puede volverse severa y causar neumonía más grave, ataques de asma, problemas renales y otras afecciones. Entre las personas con un mayor riesgo de sufrir un caso grave de Mycoplasma pneumoniae se encuentran las que tienen una enfermedad pulmonar subyacente, las que tienen un sistema inmunitario debilitado y las que están recuperándose de una enfermedad respiratoria, dicen los CDC.

La mayoría de las personas se recuperan de una infección por Mycoplasma pneumoniae sin necesidad de una receta médica. Sin embargo, se pueden usar antibióticos específicos para tratar la neumonía causada por la bacteria.

spinner image AARP Membership Card

Membresía de AARP: $12 por tu primer año cuando te inscribes en la renovación automática.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.

4. Mantenerse al día con las vacunas puede ayudar  

Al igual que con la COVID-19, la gripe y muchas otras enfermedades respiratorias comunes, la Mycoplasma pneumoniae se propaga a través de pequeñas gotitas producidas cuando una persona infectada tose o estornuda. Esto significa que la mayoría de nosotros ya estamos familiarizados con las medidas que pueden ayudar a prevenir una infección, como quedarse en casa cuando se está enfermo y lavarse las manos con frecuencia. “Todas esas mismas medidas aplican”, dice Pekosz, refiriéndose a las precauciones contra la COVID-19 y la gripe.   

Síntomas de la neumonía ambulante

Los síntomas de neumonía ambulante, que pueden persistir durante semanas, incluyen los siguientes:

  • Dolor de garganta
  • Fatiga
  • Dolor o molestia de pecho
  • Fiebre
  • Tos
  • Dolor de cabeza
  • Secreción nasal
  • Dolor de oído

Fuente: Cleveland Clinic, Mayo Clinic

Usar una mascarilla cuando estás en un entorno lleno de gente también puede ayudar a reducir tu riesgo. Algo más: aunque no existe una vacuna que pueda defenderte contra la Mycoplasma pneumoniaevacunarte contra la gripe, la COVID-19 y el VRS puede protegerte.

“A veces las personas contraen una infección viral primero y luego contraen infecciones bacterianas. La infección viral abre la puerta y luego deja entrar estas infecciones bacterianas”, dice Thielen. Los médicos las denominan infecciones secundarias. “Así que creo que cualquier cosa que las personas puedan hacer para proteger su salud respiratoria y protegerse de los otros tipos de infecciones que vemos en esta época del año es útil”, agrega.

Además, la COVID-19, la gripe y el VRS también pueden causar neumonía. Y no te olvides de Streptococcus pneumoniae, o neumococo, la causa más común de neumonía bacteriana en Estados Unidos. “Y los adultos mayores también pueden recibir esa vacuna”, señala Thielen.

5. Tomar precauciones, no entrar en pánico

Debido a que los informes de casos de Mycoplasma pneumoniae están en aumento, ahora no es el momento de entrar en pánico, dice Thielen, sino de recordar todas las precauciones que pueden ayudarte a protegerte de este patógeno y de otros que circulan en esta época del año.

“Hay algunas técnicas básicas que funcionan bastante bien para proteger contra muchos patógenos respiratorios”, explica Thielen. “Recomiendo que hagas lo más que puedas durante el mayor tiempo posible esta temporada de alto riesgo, y, con suerte, eso reducirá la carga de enfermedad para todos nosotros”.

Discover AARP Members Only Access

Join AARP to Continue

Already a Member?

spinner image AARP Membership Card

Membresía de AARP: $12 por tu primer año cuando te inscribes en la renovación automática.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.