Skip to content

Descuentos: Restaurantes ofrecen increíbles ofertas para la cena

¿Necesitas ayuda para preparar tus impuestos? Visita Tax-Aide.
Impuestos: ¿Eres chofer de Uber? También tienes que pagarle al IRS
Impuestos: Tienes hasta el 17 para rendir tu planilla, Tax-Aide te ayuda.
Descuentos: Restaurantes ofrecen increíbles ofertas para la cena
 

Leo Dan a los 71 años no abandona los escenarios

El legendario argentino habla de la influencia mexicana en su música.

Se podría decir que Leo Dan es un minimalista de la canción romántica. En temas como Celia y Cómo te extraño mi amor, el veterano cantautor proveniente de la provincia argentina de Santiago del Estero logra crear un universo poético con pocas palabras, expresando los avatares del amor mediante frases simples, pero inolvidables.

Vea también: Diez boleros de todos los tiempos.

Cantante argentino Leo Dan en Las Vegas, Nevada, el 14 de noviembre de 2012.

Foto: Javier Rojas/Prensa Internacional/ZUMAPRESS.com/Alamy

El cantante argentino Leo Dan no ha dejado de cantarle al amor.

Leo Dan trascendió los límites de su país y fue uno de los primeros trovadores que se volcó con honestidad e inspiración al mundo de la ranchera mexicana. Ahora radicado en Estados Unidos, hace alarde de su facilidad con las palabras y un fino sentido del humor en esta entrevista.

P: Usted es la persona ideal para contestar esta pregunta: ¿Qué es esa obsesión que tiene la gente con las canciones románticas?

R: Las canciones que hablan del amor están hechas para siempre. Todas las canciones deben tener una pequeña insinuación de amor, e inclusive de odio también, porque esos dos opuestos son la esencia misma de la vida.

P: Lo que más me sorprende de sus canciones es que usted escribe letras extremadamente poéticas, pero utilizando las palabras más simples.

R: Es algo natural. Los genios como Maradona o Messi hacen que las cosas difíciles se vean simples. Como Leonardo Favio, que cantaba: “Simplemente, te regalo una rosa”. Es lo más difícil y lo más eficaz. La idea es reunir palabras que sean sencillas pero inolvidables y combinarlas con una linda melodía. Por ejemplo, “Cómo te extraño mi amor, ¿por qué será”? Usted habrá notado que esa frase queda en el aire... O sino, “Estelita, qué linda que estás”. A cualquiera se le puede ocurrir eso.

P: Después de hacerse famoso en Argentina, decidió emigrar a España y probar fortuna allí. ¿Valió la pena?

R: Yo creo que la base de todo conocimiento es conocerse a sí mismo. Y en la Argentina ya no sabía qué hacer. Hacía cuatro o cinco bailes por noche y me había cansado de la repetición; tenía que salir a buscar nuevos horizontes. Me hubiera gustado ir a Francia —quería aprender otro idioma— pero terminé en España. Desgraciadamente no hice nada allí; no tuve la suerte que necesitaba. Cobraba mis derechos de autor, así que no tenía preocupaciones. Grabé un disco y viví todas las otras cosas lindas de la vida.

P: Y entonces se traslada a México, donde conoce un éxito increíble...

R: Llegar a México fue como volver a Santiago del Estero. Las costumbres de los mexicanos —su idiosincrasia— se parecen mucho. Era un Santiago con otro color, pero muy parecido. Y cuando era chico, las canciones de Pedro Infante y Jorge Negrete fueron mi inspiración. Me iba a los cerros, donde nadie me escuchaba, a practicar el falsete de Miguel Aceves Mejía. Tendría 7 años. México fue una experiencia hermosa. Cuando te tomas uno o dos tequilas a las 2 de la mañana, cualquier cosa es buena. Inconscientemente, empecé a hablar como un mexicano. Hasta el día de hoy, no sé por qué me fui de México.

P: Tengo entendido que usted fue quizás el primer baladista que grabó música ranchera con mariachi.

R: Conocí a José Alfredo Jiménez y le pedí que me enseñara sobre las canciones mexicanas. “Tienes que oír hablar al pueblo”, me dijo. “Ahí está su música”. Rompí con una barrera, porque hasta entonces, los baladistas eran baladistas y no se metían con el mariachi. Piensa que Juan Gabriel empezó con No tengo dinero y recién después grabó con mariachi. Años más tarde, Joan Sebastian me dijo que escuchaba mi música en el monte y soñaba con hacer canciones.

P: Quizás éste sea el momento para preguntarle: ¿Cuál es su secreto para componer canciones?

R: Compongo mucho con la guitarra y también con un grabadorcito. Las melodías me salen de todos lados. Veo algo que me inspira y te compongo una canción de principio a fin. Después la puedo mejorar, pero al principio la canción sale entera, así, directamente. 

P: ¿No se cansa de trabajar después de tantos años?

R: Hay que levantar la persiana todos los días. Yo vivo con dolores, pero no les doy bolilla. Tengo la fe en Jesucristo que me respalda. Al demonio hay que darle órdenes. “Tú te me retiras, porque Jesucristo me respalda. Te voy a reprender, te voy a hacer pasar vergüenza”.

P: Con 71 años de edad, Leo Dan todavía es joven. ¿Cómo se siente viviendo esta nueva etapa?

R: Me siento bien. A veces quisiera cantar menos, pero no quiero aflojar. Me llaman todos los días para coordinar conciertos. A veces le digo a mi hija, “No me hagas viajar tanto, Paulita. Ya estoy cansado de tanto aeropuerto”. Pero no hay que tener miedo. Hay que tener la actitud de ser un vencedor todos los días.

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTICULO