Skip to content
 

A veces por exceso, o por equivocación, es fácil caer en errores que hacen que nuestro hogar se vea anticuado. Otras veces, simplemente, se cae en el kitsch, al recargar la casa con adornos y decoraciones trilladas. En materia de decoración nadie nace sabiendo, de ahí la importancia de que usted aprenda a reconocer lo que es mejor evitar. Le presento diez pecados que se cometen con frecuencia al decorar y cómo evitarlos.

Vea también: Cómo decorar un cuarto para sus nietos.

1. Cuándo es realmente demasiado

A medida que pasa el tiempo, uno va acumulando más cosas. ¡No caiga en este error! Tenga cuidado con los sofás llenos de cojines, de las estanterías saturadas de figuritas o adornos y de los aparadores del comedor repletos de manteles y piezas de vajillas que nunca usa. Aplique esta filosofía en cada área de su hogar, dedique un poco de tiempo a seleccionar y simplificar, y verá como cada adorno o accesorio luce con luz propia.

2. Cables a la vista

Aunque a veces parezca una batalla perdida, es posible tener organizados los cables y mantenerlos fuera de la vista con un poquito de planificación. En su ferretería favorita encontrará materiales que resultan ser ingeniosas soluciones. Existe lo que se  conoce en inglés como cable organizers y sirven para agrupar y esconder los cables que cuelguen en la pared o atraviesan el piso. Para las terminales de alimentación con varios enchufes, mi consejo es que las sujete con velcro en la parte inferior o a un lado del mueble más cercano. Para organizar los alargadores de cables, que quizá tenga enredados en un cajón, pruebe la siguiente idea original y económica. Cuando acabe un rollo de papel higiénico, guarde el cilindro de cartón y fórrelo con un papel decorativo. Luego, enrolle los alargadores (o cables) y meta cada uno en un cilindro, los guardará fácilmente y ¡nunca volverá a verlos enredados!

10 Errores a la hora de decorar - Mujer quitando un papel de colgadura con una aspiradora

Foto: Jeffrey Hamilton/Getty Images

Consejos para que su casa luzca mejor.

3. No ignore la entrada

A veces olvidamos que la entrada es la primera impresión que reciben los invitados de nuestro hogar. Por eso es tan importante mantenerla organizada y con la iluminación adecuada (no menos de 60 W). Ponga una bandeja decorativa en el mueble que tenga en la entrada para dejar las llaves y el correo. Acomode también contra la pared un pequeño banco que tenga espacio de almacenaje para poner ahí algunas cosas como almohadones o zapatos. Verá lo útil que le resulta para dejar su bolso cuando entre en casa o los zapatos si acostumbra a descalzarse.

4. Atención a las tendencias pasajeras

Evite la tentación de dejarse llevar por esas tendencias pasajeras que no harán más que dificultar la venta de su casa si algún día decide venderla. Las terminaciones doradas o de latón en los grifos y en los tiradores de las puertas y los gabinetes, son un buen ejemplo de lo que se debe evitar. Opte mejor por el acero inoxidable, el níquel o el cromo. Lo mismo le digo con las paredes con revestimientos de madera, las cenefas con motivos decorativos y los papeles pintados con diseños grandes y anticuados.

5. Alfombras del tamaño equivocado

La forma y el tamaño de las alfombras dependen del espacio que vayan a ocupar. Siga estas reglas sencillas para hacer la elección correcta:

- Si el espacio es rectangular, la alfombra debe ser también rectangular u ovalada.

Siguiente: Cuadros colgados demasiado alto. »

- Si el espacio es cuadrado, escoja una alfombra cuadrada o redonda.

- Las alfombras ovaladas o redondas suelen usarse en los cuartos más formales y las cuadradas y rectangulares van mejor en los cuartos más informales.

- Si la alfombra cubre la mayoría del cuarto, deje al menos 12 pulgadas (30 cms.) de piso visible alrededor del perímetro de la alfombra.

- Si tiene una alfombra debajo de la mesa del comedor, asegúrese de que las cuatro patas de las sillas queden sobre la alfombra aún cuando estén ligeramente separadas, ya que tiene que haber un espacio para sentarse o levantarse.

6. Cuadros colgados demasiado alto

Cuando visite una galería de arte, fíjese la altura a la que cuelgan los cuadros en la pared. La regla de oro es colgar los cuadros de manera que la parte central de la imagen esté a la altura de los ojos de una persona de estatura media. Para los cuadros colgados encima del sofá o de un mueble, deje unas 6 pulgadas (15 cms) de espacio libre entre el final del cuadro y el principio del mueble o del sofá.

7. Flores artificiales

Las flores o plantas artificiales no son necesariamente un gran pecado. Eso sí, ¡no ponga más de una en el mismo cuarto! Si le gusta el ambiente natural que añaden las plantas pero quiere una opción de más fácil de mantener,  pruebe  decorar con ramas secas.

8. Cortinas demasiado cortas

Uno de los principales errores que cometemos a la hora de decorar es instalar la barra de las cortinas a un nivel demasiado bajo, lo cual nos obliga a usar cortinas muy cortas. Pruebe hacerlo a la inversa; instale la barra a mayor altura y, luego, compre las cortinas a la medida. Notará la diferencia en el cuarto inmediatamente. Además, ¡conseguirá que las ventanas parezcan más grandes!

9. Los muebles contra la pared

Esto es algo de lo que, antes o después, hemos pecado casi todos. La realidad es que si se limita a poner la mayoría de los muebles contra la pared, perderá fantásticas oportunidades de crear un espacio atractivo y funcional. Mi consejo es que experimente colocando al menos dos piezas “flotando” en el cuarto. Pruebe, por ejemplo, separar el sofá de la pared y poner detrás una mesa larga tipo consola. Si tiene un escritorio en la sala o en el dormitorio, póngalo en una de las esquinas, pero haciendo un ángulo y no contra la pared.

10. Cuidado con los colores chillones

Está bien que le gusten los colores brillantes e intensos. Pero, si éste es su caso, le aconsejo que limite el color brillante a una pared para acentuarla, en vez de pintar todas las paredes del cuarto de ese tono. Destacar una sola pared, ya sea con un color de pintura diferente o con un papel pintado, es una manera creativa de añadir interés visual sin abrumar el resto del espacio. Elija la pared que refleje más luz para acentuar con el color o material que escoja.

 No hace falta hacer grandes cambios ni gastar mucho dinero para dar a nuestro hogar un toque personal y contemporáneo. Empiece por corregir los errores más sencillos.

Siguiente Artículo

Lea Esto