Skip to content
 

La importancia de la reminiscencia en la labor del cuidado

Aprende a aplicarla para el beneficio de tu ser querido y el tuyo.

La importancia de la reminiscencia en la labor del cuidado

Foto: Getty Images

Todos tenemos recuerdos y una memoria llena de imágenes, de sucesos lejanos y recientes, y de vivencias de nuestra infancia y adolescencia. Entrelazados en el tiempo con las emociones, conforman la historia de nuestra vida. Cuando nos damos a la tarea de evocar nuestras vivencias y nuestros recuerdos, recuperamos experiencias pasadas. Este proceso se conoce como reminiscencia y está relacionado con:

  • Una sensación de bienestar;
  • aumento de la calidad de vida;
  • desarrollo o crecimiento personal;
  • ejercicio de facultades cognoscitivas;
  • aumento de la autoestima;
  • optimismo; y
  • autovaloración de la trayectoria de vida.

¿Te gusta lo que estás leyendo? Recibe contenido similar directo a tu email.

La reminiscencia tiene un lugar de gran valor en la vida del adulto mayor porque contribuye positivamente en su calidad de vida, principalmente a través del mejoramiento del estado anímico. Una canción, un aroma, una textura, una fotografía o un dibujo pueden convertirse en agentes que evocan, y, por tanto, que facilitan una conversación u otra actividad —individual o en grupo— en la que se da rienda suelta a la narración de los recuerdos. Algunos objetos que pueden concretar una conversación de reminiscencia pueden ser:

  • Periódicos y revistas de antaño;
  • álbumes de fotografías;
  • películas;
  • canciones;
  • libros;
  • documentales de televisión;
  • objetos en “el baúl” o “la caja de recuerdos” personales; y
  • grabaciones.

La reminiscencia permite reafirmar la autoestima en la etapa en la que empezamos a perder capacidades físicas, e iniciamos una revisión de nuestra vida. Cualquiera de los objetos mencionados puede llevarnos a evocar un recuerdo, es decir iniciar conversaciones que nos lleven a recuperar conscientemente experiencias del pasado, reevaluar sucesos, e incluso revisitar conflictos que no estaban resueltos. Con uno o varios objetos, y haciéndole preguntas como las siguientes, podemos ayudar al adulto mayor a hacer una revisión de su vida de una forma muy natural. Algunas preguntas que le puedes hacer son:

  • ¿Cómo fue vivir en esa época?
  • ¿Qué ocurrió ese año?
  • ¿Qué es lo que más recuerdas de esa época?

Los terapeutas utilizan la reminiscencia para estimular la capacidad de autoreconocimiento de la persona, para que así pueda mantener su identidad. La terapia incluye la estimulación, la socialización, la comunicación y la recreación guiadas por un terapeuta. Generalmente se inicia enseñado a la persona un objeto, una fotografía o algo relacionado con su experiencia personal o su generación. A partir de ese objeto él —o ella— evoca recuerdos y hace comentarios personales relacionados con el objeto. A través de preguntas el terapeuta puede guiar la exploración personal de ciertos temas. Estas sesiones normalmente duran de 60 a 90 minutos y se llevan a cabo semanalmente.  

La reminiscencia, sin embargo, no es una técnica exclusiva de terapeutas. Tú y el ser querido a quien cuidas se pueden beneficiar de esta técnica a través de actividades muy sencillas y tú puedes determinar la duración adecuada.

A manera de guía práctica, la siguiente lista te dará ideas de actividades y conversaciones que pueden iniciarse a partir de la estimulación de los sentidos.

Estímulos olfativos: Aromas de flores, especies y condimentos, perfumes, aceites. Temas de conversación como el jardín de la infancia, el aroma que emanaba de la cocina en ciertas ocasiones o el perfume que usaba alguien son ejemplos que involucran la estimulación del olfato.

Estímulos gustativos: Saborear platos diferentes o probar algo que se prepara son actividades que dan pie a narraciones de otras épocas, de ocasiones cuando se cocinaba algo especial, de reuniones familiares y otros acontecimientos.

Estímulos auditivos: Las canciones, la música en general, las grabaciones radiofónicas, los sonidos de la naturaleza, e incluso ruidos en el ambiente, todos pueden ser usados como agentes que evocan recuerdos.

Estímulos táctiles: Objetos con texturas, rocas pequeñas, conchas de caracol, conos de pinos, e incluso loción para manos, pueden prestarse para iniciar relatos a partir de la conexión mental que logre hacer la persona con el objeto.

Estímulos visuales: Revistas, periódicos, libros, fotografías, piezas de arte, antigüedades y ropa, entre otros, pueden ser el paso inicial que lleva a la descripción de experiencias y hechos significativos en la vida de las personas.

Sin importar el estímulo que la evoque, la reminiscencia tiene el objetivo de iniciar los recuerdos y por tanto puede ser muy útil si el ser querido de tu familia tiene problemas de pérdida de memoria o sufre de demencia. Aunque la memoria reciente no está presente, los recuerdos de la infancia y la juventud perduran durante mucho tiempo y le dan sentido de identidad a la persona que cuidas..

Todos estamos sujetos a fallas en nuestra memoria y, de vez en cuando, tenemos lapsos mentales, que no son otra cosa que olvidos. Sin embargo, para la persona que sufre de demencia, esto es un estado que sigue deteriorando. Por eso, la reminiscencia puede ser una especie de herramienta que te ayude a distraer y manejar las conductas disruptivas de tu ser querido.

Si, por ejemplo, el ser querido a quien cuidas está insistiendo en ir al banco en medio de la noche o se pasea incesantemente en busca de algo, no es necesario reorientarlo y causar más ansiedad. De manera calmada puedes ofrecerte para llevarlo más tarde al banco, o ayudarle a buscar ese objeto, y casualmente mencionar las fotografías del álbum sobre la mesa o la revista de hace muchos años que tienes a la mano. Debes tratar de viajar en el tiempo de su realidad sin olvidarte de ti, y tratar de ahorrar energía física y emocional.

Utilizar la reminiscencia en momentos así puede calmar a tu ser querido, darle algo de control y, sobre todo, proporcionarte una forma de comunicación digna y amorosa.

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

Siguiente Artículo

Lea Esto