Skip to content

¡Bienvenido! AARP es tu guía para navegar la vida y planear tu futuro con Salud, Dinero y Amor. Conócenos mejor

 

Qué películas ver en el cine

'The Two Popes', '1917', 'Little Women', 'Bombshell', 'Uncut Gems', 'The Aeronauts', 'The Good Liar', y más.

 The Two Popes, PG-13 (control parental para menores de 13 años) 

¿Cómo es que una película sobre las conversaciones de dos papas se convierte en el filme más inteligente, basado en hechos reales —en un año repleto de ellos— y la nominación principal a los premios Movies for Grownups de AARP (a presentarse en Great Performance de PBS el 19 de enero)? Llámalo inspiración divina. Es un duelo de primera clase entre Jonathan Pryce, 72, como el cardenal argentino que le pide al papa Benedicto (Anthony Hopkins, 81) que bendiga su retiro, tan solo para recibir órdenes de convertirse en el próximo papa, Francisco. En un debate fascinante que afectó el destino de miles de millones de católicos, el tradicionalista Benedicto y su más acérrimo crítico liberal se enfrentan, y encuentran terreno en común, incluso cuando Benedicto nunca entenderá por qué Francisco se pasa tarareando la canción de Abba Dancing Queen. Su director, Fernando Meirelles, de 64 años, nominado al Óscar (City of GodThe Constant Gardener), nunca había hecho una presentación tan épica. Y el tres veces nominado al Óscar Anthony McCarten (Darkest HourThe Theory of EverythingBohemian Rhapsody), de 58 años, nunca había escrito de una manera tan amena. En estos tiempos amargamente divididos, esta dulce historia de reconciliación a través de una contienda intelectual respetuosa resulta francamente redentora. (Se estrena el 18 de diciembre y el 20 de diciembre en Netflix) — Tim Appelo (T.A.)

Aún en cartelera


 1917, R (restringida)

Qué mal que Roger Deakins, de 70 años, ganara el premio Óscar por cinematografía el año pasado con Blade Runner 2049 en su decimocuarta nominación, porque esta película épica es una hazaña aún más impresionante. Es, básicamente, una toma continua que le da seguimiento a dos jóvenes soldados británicos (George MacKay y Dean-Charles Chapman), quienes están en una misión al estilo de Saving Private Ryan detrás de las líneas enemigas para prevenir la masacre de 1,600 soldados en una emboscada, incluido el hermano de uno de los jóvenes soldados. De camino, se topan con aliados de más experiencia, Benedict Cumberbatch, Andrew Scott (el guapo cura de Fleabag), Colin Firth, de 59 años, y alemanes excelentes en su labor de eliminar británicos. Es una película tan abrumadora como Dunkirk e infinitamente más personal. (Estrena el 25 de diciembre) — T.A.

 Little Women, PG (Control parental)

Puede que Meryl Streep, de 70 años, sea la tía March más formidable en la historia de las adaptaciones de la clásica historia de Louisa May Alcott sobre una familia de Massachusetts que pelea, se quiere y se apoya entre ellos, y cuyo padre (Bob Odenkirk, de 57 años) está luchando en la Guerra Civil. Laura Dern, de 52 años, es quizás la primera Marmee que admite que su sacrificio, autoimpuesto y santificante, la llena de un continuo estado de ira. Aunque tiene predilección por las escenas retrospectivas, la directora/escritora Greta Gerwig ha creado una película ambiciosa y a tono con nuestros tiempos. (Se estrena el 25 de diciembre)  — Thelma M. Adams (T.M.A.) 

También en salas de cine


 Bombshell, R (restringida)

Encerrado en una prótesis de grasa, John Lithgow, de 74 años, disfruta tremendamente interpretando al lascivo fundador de Fox News Roger Ailes, a quien Rupert Murdoch (Malcolm McDowell, de 76 años) despide luego de 20 o más acusaciones de acoso sexual. Charlize Theron se ve y habla en forma sorprendentemente similar a una víctima de Ailes, la presentadora Megyn Kelly, pero con una personalidad infinitamente más interesante. Se dirige directamente a la audiencia y nos invita a una historia desgarradora de Charles Randolph (The Big Short) y Jay Roach (Game Change). Casi igual de fantásticas están Nicole Kidman, de 52 años, como Gretchen Carlson; Margot Robbie como una inocente periodista ficticia y víctima de Ailes que es “una influenciadora en el ambiente de Jesús"; Kate McKinnon como una productora que mantiene su condición de homosexual en secreto; y Allison Janney, de 60 años, como la polémica abogada Susan Estrich. No se trata de intrigas regulares, solo de intrigas sexuales y de oficina. — Tim Appelo (T.A.)

 

 Richard Jewell, R (restringida)

Luego de que el heroico guarda Richard Jewell encontrara una bomba en los Juegos Olímpicos de Atlanta de 1996 y salvara vidas, agentes increíblemente torpes del FBI lo acusaron falsamente de haberla colocado allí. Probablemente filtraron la acusación a la periodista Kathy Scruggs y arruinaron la vida de Jewell durante meses. El director Clint Eastwood, de 89 años, le da a esto la forma de una fábula brillante y parcialmente verídica sobre el FBI y la maldad de la prensa. Inventa una escena en la que Scruggs (Olivia Wilde) brinda favores sexuales a un hombre del FBI (Jon Hamm, de 48 años) a cambio de información, omite que el periódico de Scruggs refutó el caso del FBI en menos de una semana, y no habla de quien verdaderamente colocó la bomba, un supremacista blanco opuesto al aborto y con gran odio hacia los homosexuales. Pero de todos modos es una buena película. Hamm y Wilde echan chispas y Paul Walter Hauser brilla como Jewell, un hombre agradable que vive con su aún más agradable madre (la magnífica Kathy Bates, de 71 años) y vuelve loco a su abogado (el genio ganador del Óscar, Sam Rockwell, de 51 años) por no mantener la boca cerrada cuando debería. Y, por supuesto, tiene un arsenal de armas y granadas en su casa, lo que explica con: "Esto es Georgia". Hauser y Rockwell crean la relación afectiva cinematográfica del año entre dos hombres. — T.A.

Adam Sander in a poster for 'Uncut Gems'

A24

 Uncut Gems, R (restringida)

Adam Sandler, de 53 años, nunca logró nada que igualara esta interpretación impresionante de un joyero jugador que cada vez debe más a prestamistas, corredores de apuestas y gente muy peligrosa. Apuesta su vida en la subasta de una piedra preciosa de Etiopía, la que imprudentemente presta a la estrella de los Celtics, Kevin Garnett (que se interpreta a sí mismo sorprendentemente bien), quien piensa que es un amuleto para la buena suerte. La película es una obra de arte del ritmo frenético, como Goodfellas si la hubiera dirigido Robert Altman. Tensa, con mucha acción, emocionalmente dramática e impredecible, también es divertida (de un modo Tarantinesco). — T.A.

 63 Up, sin clasificación

Desde 1964, Michael (Gorillas in the Mist) Apted, de 78 años, ha entrevistado cada siete años a un grupo de ciudadanos británicos de clase alta y baja, desde que tenían 7 años, en una serie que Roger Ebert denominó "el proyecto cinematográfico más noble de la historia" y uno de los mejores largometrajes de todos los tiempos. (Puedes ver las versiones anteriores —49 Up56 Up, etc.— en BritBox, YouTube, Google Play, Vudu, iTunes y Amazon, lo cual deberías hacer). A medida que se acercan a la jubilación, el tono ha cambiado a melancólico y sabio. Un jockey, una bibliotecaria, un abogado y un peón: sus versiones infantiles revelan la esencia de sus personalidades. Dado que ya no están cambiando, viven los resultados de sus decisiones individuales, su clase social y la incertidumbre del Brexit de Gran Bretaña. La película sumamente emotiva de Apted deja para el último momento el ejemplo que más contradice la frase que se convirtió en la piedra angular de la serie: "Dame el niño hasta que tenga siete años, y yo te daré el hombre". La novena película concluye con Neil, quien una vez fue un niño de ojos marrones, extrovertido y feliz que aspiraba a ser un astronauta. A lo largo del tiempo, Neil lucha con una enfermedad mental y el haberse quedado sin hogar, pero finalmente se convierte en un político y predicador laico. Aquel Neil de siete años nunca habría anticipado el buen samaritano solitario de 63 años, cuya desgarradora historia de aflicciones y modesto triunfo pone fin a la película. — Thelma M. Adams (T.M.A.)

 The Aeronauts(control parental para menores de 13 años)

Las estrellas de The Theory of Everything, Felicity Jones y Eddie Redmayne, se reúnen en la historia de una apasionante aventura riesgosa sobre los pioneros aeronautas británicos que establecieron récords de altura para vuelos en globo en 1862, cuando ese tipo de viajes a menudo terminaba fatalmente a causa del hielo, el fuego, el mal de altura o una caída desde siete millas. El personaje de Redmayne se basa en un científico real; el de Jones es un personaje imaginario inspirado en un aeronauta francés que falleció a causa de un incendio y caída, aunque ella no es necesariamente una de las que da el salto en esta película, según el aterrador vuelo real del aeronauta en 1862. Las escenas retrospectivas de los problemas que enfrentan los personajes con sus familiares que prefieren quedarse con los pies en la tierra y los colegas que dudan de los vuelos en globo son aburridas, pero la película consiste mayormente en escenas aéreas espectaculares. Además, ningún equipo de actores es mejor que Jones y Redmayne. — Tim Appelo (T.A.) 

 Queen & Slim, R (audiencia restringida)

Después de una de las peores primeras citas, a una pareja afroamericana que se conoció mediante la aplicación Tinder los detiene un policía asesino. El gentil y religioso Slim (Daniel Kaluuya, nominado al Óscar por su interpretación en Get Out) intenta mantener la calma, pero la nerviosa abogada Queen (Jodie Turner-Smith) discute con el policía, quien le dispara. Slim la defiende y, de repente, el policía está muerto. Se van en el auto, el video del tiroteo se vuelve viral, y los atacan y celebran en todo el país denominándolos "los Bonnie y Clyde negros", aunque son más parecidos a Thelma y Louise. Fue en defensa propia, y su única intención delictiva es escapar a Cuba. A lo largo de un viaje de ensueño en auto —aunque realista desde una perspectiva psicológica—, los observan unos intolerantes de Savannah, les regalan bebidas en una cantina, los salva un empleado blanco de una gasolinera y se esconden en un compartimento secreto en el hogar en Nueva Orleans del tío proxeneta de ella (el excelente Bokeen Woodbine), a quien ella considera como alguien inferior. A pesar de que da la sensación de ser una fábula, las personas parecen reales —no criminales estereotípicos— y le dan voz al diálogo elocuente de Lena Waithe, la primera mujer afroamericana en ganar un Emmy por guion de comedia. Esta es una película sobre una persecución, pero realizada con inteligencia, sentimiento y conciencia social. — Tim Appelo (T.A.)

 Knives Out, PG-13 (Control parental para menores de 13 años)

El guionista y director Rian Johnson, de 47 años, cuyas grandes películas de género se burlan juguetonamente de los clichés (Looper, Brick), presenta un elenco estelar de adultos para esta parodia de Murder on the Orient Express, que tiene una vibra moderna y sarcástica. Alguien degolló a un tirano (Christopher Plummer, 89) en su mansión victoriana. ¿Acaso fue su hija plutócrata (Jamie Lee Curtis, 60) quien estaba en el pasadizo secreto? ¿Su marido infiel (Don Johnson, 69)? Un detective a lo Poirot (Daniel Craig, 51), que tiene un acento tan sureño que alguien le pregunta sarcásticamente si es de CSI: KFC, intenta averiguarlo. — T.A.

 21 Bridges, R (audiencia restringida)

Sí, 21 Bridges tiene la fórmula perfecta para un thriller policíaco que se desarrolla en la ciudad de Nueva York. Y el reparto estelar de la película no está nada mal. El imperturbable e imponente Chadwick Boseman (Black PantherGet on Up) interpreta a un policía de gatillo fácil que cerró los 21 puentes de Manhattan para pillar a dos matones que asesinaron a tiros a ocho policías y un civil en un robo que salió mal. El veterano actor de carácter J.K. Simmons, de 64 años, se destaca en su papel estereotípico como el malhumorado capitán de precinto. Stephan James (If Beale Street Could Talk,  coprotagonista de Julia Roberts’ en Homecoming) sobresale como el villano desorientado. La única decepción es el acento neoyorquino anticuado de la actriz inglesa Sienna Miller en su rol como la agente de la DEA que acompaña a Boseman. La falta de química entre ellos es tan pronunciada como el desafortunado acento de Miller, pero no arruina la película. — Dana Kennedy (D.K.)

 A Beautiful Day in the NeighborhoodPG
(Bajo supervisión de los padres)

¿Tom Hanks, de 63 años, como Mr. Rogers? Perfecto. Desde el momento en que se pone su distintivo cárdigan y mira la cámara, se convierte en el cálido presentador de TV. En este drama emocional adaptado del artículo de Tom Junod en Esquire de 1998, Rogers es el jugador de apoyo que rehabilita al escritor destrozado Lloyd Vogel (el irritable Matthew Rhys de The Americans), a quien le asignaron escribir sobre el amable héroe de niños. — Thelma M. Adams (T.M.A.) 

 The Good Liar, R (audiencia restringida)

¿Por qué Dame Helen Mirren, de 74 años, y el designado caballero Ian McKellen, de 80 años, no han hecho antes una película juntos? Son dos excelentes actores ingleses con una química maravillosa. Él interpreta a un sofisticado canalla que engaña a viudas y empresarios corruptos para robarles pequeñas fortunas. Entonces, cuando conoce a una viuda de Oxford con mucho dinero y pocos conocimientos financieros (Mirren), usa sus extraordinarios encantos para conquistarla. El duelo que entablan como personajes y actores es una maravilla, aun si la trama a lo Hitchcock se vuelve un poco improbable (pero divertida) cuando todo se expone y caen las máscaras. Esto no es arruinar el final: tú sabías lo que le esperaba al embustero. La película arroja luz sobre las atemorizantes estafas que victimizan a los adultos mayores, pero mayormente es solo un bombón cinematográfico.

 Ford v Ferrari, PG-13 (público general, mayor de 13 años)

Además de las emocionantes escenas de la pista de carreras en las que sientes que estás al volante conduciendo a 230 mph, Ford v Ferrari destaca la amistad entre un diseñador de autos (Matt Damon, de 49 años) y un conductor irascible (Christian Bale, de 45 años) —además de su rival italiano Ferrari, cuyos autos siempre ganan en Le Mans, y sus desagradables jefes de Ford, quienes exigen que le ganen a Ferrari o se atengan a las consecuencias—. ¿Quién gana? Tú, el espectador. Damon y Bale están en su apogeo, y los personajes secundarios son al menos igual de vivaces. Tracy Letts, de 54 años, escritor ganador de premios Pulitzer y Tony (August: Osage County), que también ganó un premio Tony como actor (Lady Bird, The Post, Little Women), interpreta al jefe, Henry Ford II, un monstruo semicómico, mientras que Remo Girone, de 70 años, se distingue como el arrogante magnate Enzo Ferrari. Josh Lucas, de 48 años, es detestable como el untuoso subordinado de Ford, y Jon Bernthal encarna la ambición retorcida de Lee Iacocca. Abróchate el cinturón en la silla del cine: es un viaje salvaje. — Tim Appelo (T.A.)

 

 Midway, Clasificación: PG-13 (Público general, mayor de 13 años)

El director de Independence Day, Roland Emmerich, no te deja salir del interior de los intrépidos bombarderos en picada que vengaron el ataque a Pearl Harbor con el hundimiento de la flota japonesa (junto con sus sueños imperiales) en la Batalla de Midway de 1942. Es cinética, inusualmente histórica y mucho mejor que la película Midway de 1976; hace honor a los verdaderos héroes, desde el almirante Chester Nimitz (Woody Harrelson, 58 años) hasta el intrépido aviador Dick Best (Ed Skrein de Game of Thrones). A veces es perspicaz, como cuando el almirante japonés Isoroku Yamamoto (Etsushi Toyokawa, 57 años) en 1937 le dice al oficial de inteligencia estadounidense Edwin Layton (Patrick Wilson) que le asusta la guerra. Yamamoto fue a Harvard, vio las fábricas de Detroit y los campos petroleros de Texas, y supo que Japón actuó de manera estúpida y suicida en Pearl Harbor, el ataque que se vio obligado a comandar. Pero el productor Wes Tooke contrató al peor guionista posible: Wes Tooke. Su diálogo es terrible, sus episodios desconectados. La escena en la cual el almirante Bill Halsey (Dennis Quaid, 65 años) desarrolla herpes zóster y va al hospital tiene poco sentido en términos narrativos. Otra escena en la cual Jimmy Doolittle (Aaron Eckhart, 51 años) bombardea audazmente Tokio y se estrella en China, y los japoneses matan a 235,000 chinos por ayudarlo, tampoco tiene sentido para la historia del Midway. Quizás la han puesto allí para complacer a quienes en Shanghái invirtieron en la película. Aun así, los amantes de la historia encontrarán muchos elementos atractivos en esta épica de guerra retro descaradamente trillada, poco precisa y demasiado apresurada. 

Terminator: Dark Fate, Clasificación: R

La descuidada y larguirucha Linda Hamilton, de 63 años, está totalmente enfurecida en su papel de Sarah Connor, una camarera convertida en robot asesina, y su ira femenina es una belleza demasiado escasa en los éxitos de taquilla dominados por hombres.

Con una voz profunda que no permite que nadie se le atraviese en su camino, maldice y gruñe, lanza cohetes y se une a regañadientes a una ágil humana andrógina en versión aumentada (Mackenzie Davis) del futuro, y también al anterior archienemigo de Connor, Terminator (Arnold Schwarzenegger, 72 años y todavía lleno de vida). El trío debe salvar a la humanidad al proteger a la joven Daniella (Natalia Reyes) de la nueva e incesante máquina asesina, Rev 9 (Gabriel Luna).

El director Tim Miller se aferra a la fórmula de la serie del gato y el ratón que roza lo apocalíptico. Hay una ruidosa persecución mexicana de autos y una batalla real en un avión de combate que termina en un vehículo Humvee sumergido. El productor original James Cameron dice que Dark Fate es la verdadera secuela del primer (y el mejor) par de derbis consecutivos de Terminator, y esta sexta entrega deja muy mal a la tercera, cuarta y quinta. — Thelma M. Adams (T.M.A.)

 The Irishman, Clasificación: R

En su adaptación de los controvertidos recuerdos del asesino a sueldo irlandés-americano (Robert De Niro, 76 años) quien afirma que su jefe de mafia (Joe Pesci, 76 años) lo hizo matar al jefe de Teamsters Jimmy Hoffa (Al Pacino, 79 años), Martin Scorsese hace su película de la mafia más aclamada desde Goodfellas. El tono es elegíaco, la historia es una serie de recuerdos en escenas retrospectivas del asesino a los 82 años, que mira el pasado de su vida desde una silla de ruedas en un hogar de ancianos. Es lenta y deliberada en comparación con la vitalidad de rock-and-roll de Goodfellas, pero es una obra maestra y un imán gigante para el Óscar. — T.A. CRÍTICA COMPLETA

 Harriet, Clasificación: PG-13 (Público general, mayor de 13 años)

La mejor superheroína desde Black Panther es Cynthia Erivo en su papel de Harriet Tubman, la esclava de Maryland de 5 pies de altura que escapó de forma increíble a Filadelfia, luego regresó disfrazada 13 veces y llevó al menos a 70 personas (incluida su familia) a la libertad, antes de liderar soldados de la Unión en batalla. Debido a una lesión cerebral causada por los golpes de un capataz en su adolescencia, a menudo se desmayaba y tenía visiones que ella creía eran enviadas por Dios, las cuales la guiaban a superar con astucia a los sabuesos y negreros que la perseguían. La llamaban "Moisés", e incluso algunos negros salieron a buscarla por la recompensa ($1.1 millones en dólares de hoy). Erivo hace un excelente papel como Tubman, y como es cantante de Broadway ganadora de un Tony, interpreta de manera fabulosa canciones góspel que animan a sus tropas. El libreto y la dirección no son tan buenos como 12 Years a Slave, y debería haber una secuela sobre su vida como espía de la Guerra Civil, sufragista y activista, cuyo hogar se convirtió en el Hogar Tubman para ancianos. Pero esta es una película sólida y entretenida. — T.A.

  Frankie, Clasificación: PG-13 (Público general, mayor de 13 años)

Al enfrentarse al final de sus días con un elegante garbo, la famosa actriz Frankie (Isabelle Huppert, 66 años) reúne a sus amigos y familiares para unas últimas vacaciones en una ciudad costera portuguesa. "Quiero que lo pasemos bien, lo que para mí ahora solo significa estar juntos", dice ella. Pero los buenos momentos no se dan, ya que Frankie intenta y no logra emparejar a su melancólico hijo con su vieja amiga cineasta (Marisa Tomei), las familias se pelean y las parejas se separan. Es una película a la deriva, con demasiado diálogo y una trama mínima, pero Huppert brilla con emoción e intelecto cada vez que está en pantalla. Y la película es tan hermosa que quieres salir del teatro e irte directamente a Portugal. — T.A. 

 Jojo Rabbit, Clasificación: PG-13 (Público general, mayor de 13 años)

Esta audaz, ridícula y controvertida comedia, en la tradición del simulacro musical Springtime for Hitler, venció a las aclamadas finalistas al Óscar Marriage Story y Parasite de Bong Joon-ho en el Premio Grolsch People's Choice Award del Festival de Cine de Toronto. El joven berlinés sin padre, Jojo (el encantador y expresivo Roman Griffin Davis), está en constante conversación con Adolf, su amigo imaginario —sí, el mismo Hitler— (el diabólicamente atractivo Taika Waititi, que escribe, dirige y coprotagoniza). Amado por su distinguida y misteriosa madre (Scarlett Johansson en una actuación de espíritu libre mejor que su papel en Marriage Story), Jojo finalmente aprende a superar su adoración ciega por el Führer. El ganador del Óscar Sam Rockwell, de 50 años, logra una actuación de reparto brillantemente alocada y dulce como el perpetuamente degradado capitán Klenzendorf. — T.M.A.

 The Lighthouse, Clasificación: R

La película más pretenciosa del año es también una de las mejores, un drama existencial salvajemente alucinante y maravillosamente retro que se parece a The Odd Couple dirigida por David Lynch. Willem Dafoe, de 64 años, interpreta a un farero en la Nueva Inglaterra de 1890 que le enseña el oficio a un nuevo asistente, Robert Pattinson de Twilight, porque el último enloqueció. Ambos se vuelven locos, beben, pelean, amenazan a gaviotas simbólicas y experimentan molestias digestivas ruidosas mientras tratan de rugir más fuerte que el viento. Es un viaje salvaje que coloca a ambos actores al frente de la carrera hacia el Óscar. — Dana Kennedy 

 Parasite, Clasificación: R

Bong Joon-ho, de 50 años, hace su regreso más grande imaginable después de un par de desaciertos comerciales (Snowpiercer y Okja) con esta oscura y cómica pieza de comentario social en forma de una película de suspenso de invasión doméstica. Ganó el principal premio en el Festival de Cine de Cannes y es probable que gane el Óscar a la mejor película extranjera y sea nominada a la mejor película y al mejor director. Más de 130 críticos la calificaron al 100% en Rottentomatoes.com. No te la pierdas. — T.M.A. 

 Dolor y gloria, Clasificación: R

Antonio Banderas, de 59 años, interpreta a Salvador, un director de cine plagado de agonía física y en plenas crisis de la mediana edad; un personaje basado en el director Pedro Almodóvar, de 70 años. Las composiciones deslumbrantemente coloridas y los personajes vívidos son como las películas que hicieron famoso a Almodóvar, pero esta es una historia más sabia y triste que sus clásicos de la década de 1980. Se trata de un genio que lucha contra sus demonios para reconciliarse con viejos colegas y seres queridos, incluida la firme y amorosa madre de Salvador (Penélope Cruz en escenas retrospectivas de la juventud de Salvador). Una película hermosa y conmovedora con la mejor actuación en la carrera de Banderas, que te hace sentir como si el dolor y la gloria de un director de cine español tempestuoso, gay y obsesionado con la figura materna fuera una experiencia universal que todo adulto debe pasar. — T.A. 

 Joker, Clasificación: R

En esta adición al canon de Batman, el guasón es Arthur Fleck (Joaquin Phoenix, 44 años), quien camina penosamente por una empinada escalera todos los días hasta la lúgubre morada que comparte con su madre (Frances Conroy, de Six Feet Under, 65 años) después de otro día difícil como cómico y payaso profesional de fiestas. Gotham, en declive económico, está recortando servicios. "¿Cómo voy a conseguir mis medicamentos?", Arthur le pregunta a su trabajadora social antes de estallar en violencia. En el fondo negro como el carbón de la película nos encontramos con la sorprendente joya de la actuación de Phoenix. Nos adentra en los delirios de Arthur. Hace palpable la injusticia de ser ignorado y burlado por un presentador de televisión nocturno (Robert De Niro, 76 años) a quien Arthur admira. Sin embargo, la fábula deliberadamente provocadora se siente vacía y poco original. Arthur es como una combinación del asesino alienado de Taxi Driver y del secuestrador de King of Comedy de un presentador de un programa de entrevistas (ambos interpretados por De Niro). Tan bien hecha como pueda estar, el Joker ofrece poco para deleitarse más allá de la actuación de Phoenix. — Lisa Kennedy (L.K.)

 Downton Abbey: The Movie, PG (Público general)

Prácticamente la antigua escuadra completa de Crawley y sus sirvientes regresan en la versión de cine de la serie que pusiera de moda una vez más a los mayordomos. La condesa viuda (Dame Maggie Smith, de 84 años) sigue la riña con Isobel Merton (Penelope Wilton, de 73 años), aunque ahora se enfrentan a alguien más, Crawley (Imelda Staunton, de 63 años), la dama en compás de espera de la reina. Y ¡la reina viene a Downton para la cena! Lady Edith ahora excede en rango en la sociedad a su hermana Lady Mary —aunque no lo lograra anteriormente—, pero la viuda de noble y su padre confían el futuro de Downton a Mary. Y la mayor de las hermanas tiene una gran noticia sobre su futuro juntas —así como muchos consejos sabios—. Si tan solo la película fuera más larga, sería ideal. — Tim Appelo (T.A.) 

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO