Skip to content

¡Bienvenido! AARP es tu guía para navegar la vida y planear tu futuro con Salud, Dinero y Amor. Conócenos mejor

 

La FTC indica una pérdida de $6 millones debido al fraude del coronavirus

Las quejas se dispararon para el fin de marzo.

Entrada al edificio de la Comisión Federal de Comercio  de Estados Unidos.

GRAEME SLOAN / SIPA US / AP IMAGES

In English | Los consumidores en EE.UU. han perdido casi $6 millones este año a causa de fraudes relacionados con el coronavirus, según la Comisión Federal de Comercio, una agencia de protección del consumidor que informó un aumento en casos para finales de marzo —cuando una mayor cantidad de personas se hicieron pruebas, fueron hospitalizadas o, en algunos casos, se aislaron voluntariamente—.

El aumento de finales de marzo sugiere que los estafadores buscan aprovecharse del miedo e incertidumbre causados por la pandemia.

En general, durante los primeros meses del año hubo 8,433 quejas hechas a la Comisión Federal de Comercio (FTC) relacionadas con el coronavirus:

Según un portavoz de la agencia, las cuatro categorías suman más de 8,433, ya que algunas quejas correspondían a más de una categoría.

Alrededor de un 44% de las quejas de fraude fueron de personas que perdieron dinero, y colectivamente informaron perder $5.85 millones. La mediana de pérdida por fraude fue de $599.

Consejos para los consumidores:
 
  • Tómate tu tiempo para evaluar cualquier correo electrónico u oferta que recibas. Los estafadores quieren que actúes rápido. No te apresures.
  • Recuerda, los estafadores se aprovechan de tus temores.
  • No respondas a mensajes de texto ni correos electrónicos sobre cheques del Gobierno. Cualquiera que te diga que puede conseguirte dinero ahora es probablemente un timador.
  • No hables al teléfono si recibes una llamada automatizada, y si lo haces, no oprimas ningún botón en tu teléfono si lo sugieren.

Residente de Kansas detecta una estafa

Roxann Thomas, de 65 años, quien vive en una zona rural de Kansas, le dijo a AARP que recibió dos mensajes de texto sospechosos dentro de un período de minutos a finales de marzo. Uno fue una alerta de texto que decía que su estímulo del Gobierno de $1,000 estaba listo, e incluía un enlace.

"Supe de inmediato que era una estafa, porque ni siquiera se habían creado los cheques todavía", dice Thomas. También supo que no se debe hacer clic en enlaces desconocidos —un consejo que le dieron sus hijos y nietos expertos en tecnología—. "Nunca hago clic en enlaces a menos que esté un 100% segura de lo que es y quién lo envía", expresa.

El otro mensaje de texto sospechoso decía que el puntaje de crédito de Thomas había cambiado. Ella reportó ambos mensajes a la línea de ayuda de la Red contra el Fraude, de AARP, un servicio gratuito que recibe quejas sobre estafas y ofrece consejos. Las quejas hechas a la línea de ayuda se remiten a la base de datos de la FTC.

A una funcionaria de la FTC, Monica Vaca, no le sorprendió el aumento de quejas. Ella es la subdirectora de la División de Operaciones y Respuesta a los Consumidores.

"Este es el tema del momento en las noticias, y los estafadores se dejan llevar por eso", dice Vaca.

A menudo, los delincuentes se aprovechan de los temores de las personas, y hay bastante miedo con relación a la propagación del nuevo virus, que afecta de manera desproporcionada a los adultos mayores. "Insto a las personas a estar pendientes de ofertas —por teléfono, correo electrónico o mensaje de texto— que traten de aprovecharse de esos temores", señala.

Las estafas varían: llamadas automatizadas que fingen ser de empleados del Gobierno y piden información personal; vendedores de productos de limpieza difíciles de encontrar y de papel higiénico; y otros estafadores que buscan recaudar dinero para entidades benéficas falsas.

También hay impostores que prometen curas o remedios para la COVID-19 a pesar de que aún no existe una cura para la enfermedad.

Se exhorta a los consumidores a buscar información sobre el coronavirus en un sitio web confiable, como cdc.gov/spanish, donde los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades han compilado información esencial.

Flujo de quejas

Los datos provienen de reportes que recibe la Red Centinela del Consumidor, de la FTC (en inglés), que recopila quejas hechas directamente a la agencia y a socios federales, estatales y del sector privado, incluida AARP.

Durante los últimos dos años, las principales quejas que la Red Centinela del Consumidor recopiló tuvieron que ver con estafadores que fingían ser del Gobierno, dice Vaca. En esta crisis de salud actual, la FTC está viendo a impostores del Gobierno usar el coronavirus como un gancho para lograr que las personas les den dinero o información confidencial.

Impostores del Gobierno

Los estafadores que fingen ser empleados del Gobierno están realizando estafas comunes y lucrativas, indica Vaca. Las personas deben tener mucho cuidado con cualquier correo electrónico, llamada o mensaje de texto de alguien que diga ser de los CDC, la Administración del Seguro Social o los Centros de Servicios de Medicare y Medicaid.

"Los impostores del Gobierno todavía siguen buscando víctimas —dice— y seguirán usando los nombres de estas agencias gubernamentales confiables para convencer a las personas para que les den su dinero e información confidencial".

Cómo hacer correr la voz

Dejarles saber a los demás acerca de correos electrónicos, llamadas y mensajes de texto fraudulentos es esencial para evitar que se conviertan en víctimas, según Vaca, quien urge a las personas en el país a que compartan la información con sus familiares, amigos y vecinos. "Si recibes una llamada como esta... déjaselo saber a alguien. La concienciación es clave", indica Vaca. "Si sabes que esos fraudes existen, puedes evitar ser engañado y perder dinero".

Presentar una queja ayuda a la FTC a educar al público e investigar a los estafadores por violaciones a la ley. "Eso nos permite advertir a otras personas y usar (los reportes) para hacer cumplir la ley", agrega Vaca.

Reporta los fraudes relacionados con el coronavirus, o cualquier tipo de fraude, a la FTC en ftc.gov/queja. (en inglés y español)

Vieja estafa, nuevo giro

Los reportes hechos a la línea de ayuda de AARP sobre estafas relacionadas con el coronavirus incluyen mensajes de texto que ofrecen "pruebas de detección rápidas" de la enfermedad, pero incluyen un enlace que descargará programas maliciosos. En un giro de la estafa de los abuelos, las personas están siendo contactadas por "nietos" que dicen que iban con prisa a hacerse la prueba porque tenían fiebre y escalofríos, y la policía los detuvo por exceso de velocidad, y necesitan dinero para salir de la cárcel.

Amy Nofziger, directora de Apoyo a Víctimas del Fraude, de AARP, dice que las agencias gubernamentales y las firmas legítimas nunca piden pagos mediante una tarjeta de regalo prepagada o transferencia bancaria. Para prevenir el fraude, las personas pueden mantener cerca del teléfono un "guion de rechazo" que indique que no proveen información ni dinero.

"Los estafadores saben que la mayoría de nosotros estamos en nuestro hogar ahora mismo, y que tenemos cierto nivel de estrés", dice Nofziger, "así que usarán esta oportunidad para engañarte

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO