Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

El pacto social en el Siglo XXI - AARP Everywhere Everywhere Everywhere Skip to content
 

El pacto social en el Siglo XXI

Ningún trabajador podría estar asegurado contra todo riesgo, pero en las primeras décadas que siguieron a la Segunda Guerra Mundial, millones de trabajadores podían confiar en empleos que pagaban salarios decentes, proporcionaban un seguro de salud y un plan de pensión de beneficio definido. En tanto los trabajadores pudieran mantener sus empleos hasta la edad de jubilación, era probable que pudieran gozar de una vejez segura y cómoda. En la actualidad, muy pocos trabajadores tienen esas garantías. A través de una revisión de la documentación relacionada, este informe examina el pacto social tal como alguna vez existió, cómo luce en el presente y las consecuencias de los cambios en el tiempo. Además, analiza los puntos de vista de los empleadores y los empleados acerca del pacto social y otros temas relacionados, sobre la base de la información brindada por dos encuestas, tomadas en forma separada.  

Tanto empleadores como trabajadores parecen estar de acuerdo en ciertos aspectos del pacto social, pero la mayoría de estos aspectos tienen que ver con lo básico de hacer un buen trabajo y recibir un salario adecuado. El público estadounidense, incluidos los empleadores, está totalmente de acuerdo en que empleadores y empleados tienen determinadas responsabilidades y expectativas mutuas, y ambos tienden a estar de acuerdo en cuáles son esas expectativas. Se espera que los empleados trabajen bien y con honestidad, en tanto se espera que los empleadores les den a sus empleados una compensación y beneficios justos, y que los traten justamente.

Algo que se desprende con claridad de este estudio es que tanto los empleadores como los empleados tienen algunas ideas muy definidas acerca de la importancia de muchos de los beneficios para los empleados. Los empleados consideran el seguro de salud como el beneficio más importante que el empleador puede ofrecerles. Los empleadores, a la hora de identificar el beneficio más importante, estaban más divididos entre el seguro de salud y mantener actualizadas las destrezas y conocimientos de los empleados.  

Uno de los hallazgos más inesperados de la investigación estuvo relacionado con las percepciones acerca de quién debería tener la mayor responsabilidad a la hora de pagar el seguro de salud. Ese grado de responsabilidad a la hora de pagar beneficios variaba según el beneficio considerado, pero en el caso del seguro de salud, una abrumadora mayoría integrada por empleadores y empleados afirmó que debería ser responsabilidad del empleador. Excepto los seguros de salud para los jubilados, pocos fueron los casos en los que la responsabilidad del pago de los beneficios analizados en este estudio recayó en el gobierno.

Si hay algo que resalta la investigación acerca del pacto social es la importancia continua del Seguro Social a la hora de promover la seguridad de los ingresos en Estados Unidos. El Seguro Social es y, probablemente, seguirá siendo el eje principal del sostén del ingreso jubilatorio para la mayoría de los estadounidenses. Dado el estancamiento de las coberturas de pensiones privadas, el cambio de modalidad de los planes —de DB (beneficios definidos) a DC (aportes definidos)— y una escasez de ahorros generalizada por parte del público estadounidense, es fundamental que el Seguro Social se mantenga como un programa de beneficios definidos estable que proporcione beneficios garantizados de por vida a todos los que hayan aportado al sistema y reúnan los requisitos para acceder a los mismos.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO