Skip to content
 

Aumentan los precios de los seguros de cuidados a largo plazo

Sin cobertura, familias pagarían facturas costosas.

In English | Contratar un seguro de cuidados a largo plazo se está tornando un verdadero lujo. Cada vez más, la clase media se encuentra excluida de ese mercado, debido al aumento del valor de las primas, no solo para las coberturas individuales sino también para muchas pólizas grupales. El número de nuevos titulares de pólizas individuales cayó un 43 % entre el 2004 y el 2009, y solo se recuperó ligeramente desde entonces, según LIMRA, grupo que se dedica a la investigación en el área de los seguros.

Vea también: Calculadora para planear su retiro.

Entonces, ¿debería usted estirar su presupuesto para contratar una póliza? ¿Puede permitirse no hacerlo?

Una buena póliza de cuidados a largo plazo (LTC, por sus siglas en inglés) ayuda a cubrir los costos de servicios de cuidados personales si usted no puede valerse por sí solo. Debería cubrir servicios a domicilio o cuidado diurno de adultos, centros de vida asistida y hogares o asilos de ancianos. Muchos empleadores ofrecen seguros LTC grupales que no requieren examen médico previo y que el empleado paga directamente. Las pólizas individuales cuestan más y solo se venden a personas con un estado de salud razonablemente bueno.

Los precios suben y suben

Su billetera también tiene que gozar de buena salud. Para las personas de 55 a 65 años, los precios de las pólizas nuevas subieron un promedio del 30 % al 50 % en relación a cinco años atrás, según Jesse Slome, de la American Association for Long-Term Care Insurance (Asociación Estadounidense de Seguros de Cuidados a Largo Plazo). Una persona soltera de 55 años con un estado de salud “estándar” pagaría un promedio de $2.000 anuales por una póliza con beneficios comunes y corrientes. Una pareja de 65 años podría pagar $5.000. Muchos aseguradores también están subiendo los precios de las pólizas vigentes.

Guía de la ley de Salud: Beneficios para usted, su familia y su negocio.

Esta incertidumbre en los costos revela un mercado inestable. Las compañías de seguros están pagando más reclamaciones que las esperadas porque la gente tiende a no permitir que sus pólizas venzan. Una mejor atención médica extiende la vida de los enfermos crónicos. Las bajas tasas de interés hicieron caer drásticamente los rendimientos que las aseguradoras obtenían de sus inversiones. En los últimos cinco años, al menos 14 compañías dejaron de vender nuevas pólizas LTC individuales, según LIMRA, y siete abandonaron los seguros grupales para empleados. Siguen cumpliendo con las pólizas ya existentes, pero pueden aumentar las tarifas.

Aumentan seguros de cuidado a largo plazo - Imagen de pastillas en el mapa de Estados Unidos.

Foto por: Getty Images

Las tarifas en los seguros de cuidado a largo plazo están aumentando.

Las aseguradoras no tienen permitido aumentar las primas, pero pueden recurrir a distintos tipos de pólizas. Por ejemplo, pólizas protegidas contra la inflación que aumentan los beneficios en un 5 % anual. Eso sería grandioso para usted, ya que el aumento prácticamente iguala el aumento promedio nacional del 5 % que registraron en los últimos cinco años los costos de los hogares de cuidado a largo plazo para adultos mayores y los centros de vida asistida. Sin embargo, es costoso para los aseguradores. Algunos lo eximirán del aumento de tarifa si usted acepta reducir su protección contra la inflación a solo el 2,7 % anual.

Algunos titulares de pólizas se rinden. Hace poco, AARP se enteró del caso de una mujer de 90 años cuyas primas habían aumentado casi un 200 % en los últimos ocho años. Este año, ella tuvo que dejar vencer la póliza.

Siguiente: Problemas con la letra chica.  »

Problemas con la letra chica

Si usted presenta una demanda, lea la letra chica. El abogado Frank Darras, de Ontario, California, ha visto como algunas compañías rechazan o dilatan excesivamente los pagos por razones poco claras. Ellas pueden cubrir servicios de atención domiciliaria solo si quienes hacen el trabajo registran detalladamente todos los servicios, o pueden recortar días de cobertura porque no están de acuerdo con el “plan de atención” de su médico. Los ancianos no están en condiciones de luchar contra el papeleo excesivo, sostiene Darras. “Ellos mueren, y yo termino con un hijo del difunto tratando de cobrar lo que le debían”.

Asimismo, verifique la letra chica correspondiente a las anualidades diferidas, que prometen acceso absolutamente gratuito a su dinero para pagar cuidados a largo plazo. El planificador financiero Bill Houck, de Westwood, Nueva Jersey, dice que algunas anualidades cubren los costos de hogares de cuidado, pero no los de centros de vida asistida.

¿Cuáles son sus alternativas para estar asegurado, ante facturas que pueden llegar a $80.000 o más al año? Olvídese del programa de LTC propuesto por el gobierno federal para la clase media, conocido como CLASS Act (Ley CLASS, Servicios de Asistencia y Apoyo para Vivir en la Comunidad);  se dejó de lado por ser demasiado caro. Para aquellos que han gastado casi todos sus ahorros, Medicaid también está en peligro. Es el programa que cubre los gastos de un 64 % de los residentes de los hogares de cuidado a largo plazo, según Families USA. Sin embargo, sus presupuestos están siendo recortados por algunos estados, y muchos congresistas quieren recortar miles de millones más. La ley de reforma del sistema de salud amplía Medicaid, pero eso está siendo cuestionado en la Corte Suprema de EE. UU.

Sin un seguro privado, acceso a Medicaid o una cantidad descomunal de dinero, su fortuna estará supeditada a su buena salud, buena suerte o, si alguna de estas falla, a buenos parientes. Serán más las familias que tengan que cargar con los costos del cuidado de sus ancianos,  y menos los hijos que vayan a heredar algo después de que se paguen todas las facturas.

Mi visión: Contrate un seguro de cuidados a largo plazo —o renuévelo si ya lo tiene— si es capaz de costearlo. Sin embargo, cada vez más gente no puede acceder a esa protección.

Jane Bryant Quinn es experta en finanzas personales y autora de Making the Most of Your Money NOW.

 

Subscríbase gratis al Boletín Informativo de AARP para más información sobre entretenimiento y descuentos. »

 

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO