Skip to content
 

Informe destaca a los cuidadores familiares de la generación del milenio

Según la investigación del Instituto de Política Pública de AARP un 24% pertenece a esa generación tan diversa.

Mujer ayuda a un hombre mayor a pararse de una silla para que se sujete de un caminador.

Cortesía de Greg Kahn

In English | Cuando se habla de los cuidadores familiares, los integrantes de la generación del milenio generalmente no forman parte de la conversación. Pero, como se descubrió en un informe de 2015, Caregiving in the U.S. (El cuidado en EE.UU., 2015), casi uno de cada cuatro cuidadores familiares (24%) pertenece a la generación del milenio.

¿Te gusta lo que estás leyendo? Recibe contenido similar directo a tu email.

Sin embargo, este grupo de cuidadores todavía no ha recibido mucha atención ni ha sido objeto de estudios. Un nuevo informe en Spotlight, una publicación del Instituto de Política Pública de AARP, Millennials: The Emerging Generation of Family Caregivers (Los milénicos: la generación emergente de cuidadores familiares), ayuda a compensar este desequilibrio. Además, es el primer estudio integral sobre esta generación (definida como las personas nacidas entre 1980 y 1996) como cuidadores familiares y ofrece detalles sobre sus datos demográficos, experiencias, necesidades y desafíos. El siguiente es un resumen del nuevo informe.

Hispanos entre los milenios que cuidan de sus seres queridos

Gracias a Caregiving in the U.S. 2015 y otras investigaciones, sabemos que cuando se habla de las personas que cuidan de un ser querido, se está hablando de un grupo diverso. Esta idea es especialmente cierta entre la generación del milenio, y las perspectivas de este grupo multicultural están intercaladas en todo este nuevo informe.

Más de la mitad es hispana o latina, afroamericana o negra, y asiática-estadounidense o de las islas del Pacífico. Además, el informe identifica las diferentes tendencias y experiencias a las que se exponen estos grupos. Por ejemplo, es más probable que los milenios hispanos cuiden a sus seres queridos durante más horas (21 horas o más por semana) que otros grupos.

Además, casi la mitad de los cuidadores familiares de la generación del milenio son hombres y el 12% se autoidentifican como LGBT (lesbiana, gay, bisexual o transgénero) —ambos en mayores porcentajes que otras generaciones de cuidadores—. Cada una de estas tendencias demográficas demuestra que los milenios ayudan a cambiar la visión de quién es un cuidador familiar “típico” y cómo son sus experiencias.

El equilibrio entre el trabajo y los cuidados

Entre los milenios, una gran parte de la experiencia como cuidador tiene que ver con saber equilibrar la doble presión de trabajar y cuidar de un ser querido. Casi tres de cada cuatro (73%) de los milenios que prestan cuidados también tienen un empleo, un porcentaje mayor que ninguna otra generación. Sin embargo, al mismo tiempo, estos cuidadores no siempre reciben el apoyo que necesitan en el lugar de empleo.

Más de la mitad (54%) dice que su papel como cuidador ha afectado su empleo de manera significativa, y la mayoría también dijo que ni sus supervisores ni sus compañeros de trabajo saben que tienen la responsabilidad de cuidar de un ser querido. Esto nos indica que a medida que siguen creciendo el porcentaje de milenios, tanto como cuidadores familiares e integrantes de la fuerza laboral, debería haber cambios. Mientras se enfrenten cada vez más a este doble papel, aumentarán las necesidades de políticas laborales y de prácticas que ayuden a establecer un equilibrio entre el trabajo y el cuido de un ser querido.

Dedican tiempo y esfuerzo

El informe desafía el estereotipo generalizado de que esta generación piensa que se merece todo. Además de ser la generación de cuidadores familiares con más probabilidades de estar empleados, los milenios que cuidan de un ser querido dedican casi tanto tiempo a esta labor como sus contrapartes de mayor edad: 21 horas a la semana, aproximadamente 3 horas al día o el equivalente a un empleo a tiempo parcial. Además, con igual frecuencia que otras generaciones de cuidadores, los milenios realizan tareas de cuidado difíciles, entre estas tareas prácticas, como por ejemplo ayudar a alimentarse o bañarse, y tareas médicas o de enfermería complejas.

Estas tareas difíciles son fundamentales para que alguien pueda permanecer en su hogar y comunidad, y los cuidadores familiares de la generación del milenio dan este apoyo.

Asimismo, el nuevo informe menciona que uno de cada tres milenios (33%) cuida de un ser querido con problemas de salud mental o emocional. Cuidar de alguien con problemas de salud mental generalmente implica más tensión física, emocional y económica que otros papeles de cuidador. Vale la pena destacar esto, ya que los milénicos tienen más probabilidades que los integrantes de otras generaciones de proporcionar este tipo de cuidados.

Cuidar a un ser querido es una experiencia intergeneracional

Tal como las generaciones anteriores, los milénicos asumen el reto de cuidar a sus padres, abuelos, amigos y otras personas que forman parte de su vida. Como los milenios se convierten en un porcentaje mayor de la población de cuidadores y son más los que se vuelven cuidadores familiares, es importante tener un mejor entendimiento de las experiencias, perspectivas y desafíos de esta generación. Al tener en cuenta los hallazgos del nuevo informe del Instituto de Política Pública, estamos mejor informados de la labor de cuidado que realiza la generación del milenio, y podemos apoyarlos en las crecientes demandas del cuidado de nuestros seres queridos.


¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO