Skip to content
 

¿Esperas invitados? Ideas para refrescar tu hogar

Cómo dividir espacios o embellecer la sala y la cocina o los baños sin hacer grandes gastos.

¿Esperas invitados? Ideas para refrescar tu hogar

Foto: Alamy

¿No tienes espacio para recibir a tus invitados? Separa un ambiente con un biombo.

Son muchos los pequeños detalles que uno puede mejorar para darle un aire renovado al hogar y sentirse realmente en casa, ya sea si tu vivienda es propia o alquilada. Estos consejos se pueden aplicar en esta temporada de fiestas, cuando recibimos invitados, o simplemente cuando quieras mejorar algunos espacios. Te comparto cuatro ideas sencillas para darle un aire renovado a tu hogar sin incurrir en grandes gastos y sin hacer obra.

1. Cambia los tiradores de la estantería en la cocina y el baño

Aunque te parezca un detalle insignificante, las cerraduras (o chapas) de las estanterías y los cajones o las gavetas de la cocina y el baño tienen un enorme impacto en cómo se ven esos cuartos. Por eso, una de mis primeras recomendaciones para “reformar” salas, habitaciones, baños y cocinas es simplemente que cambies esos pequeños tiradores. Es un trabajo que puedes hacer tú mismo y con una inversión mínima.

¿Te gusta lo que estás leyendo? Recibe contenido similar directo a tu email.

A la hora de escoger tus nuevas perillas y tiradores, piensa en el diseño y el acabado. Si el estilo de tu hogar es más bien clásico y conservador, te aconsejo elegir los tiradores y perillas más ornamentados, con detalles labrados en el metal. Si tu estilo es más contemporáneo, escoge los tiradores alargados y tubulares con líneas modernas y sin adornos. Y, si quieres añadir un toque de glamour a tu cocina o al baño, escógelos de cristal.

Entre los acabados que están de moda, se encuentran: el níquel cepillado (resistente a las manchas y las huellas), el cromo pulido (acabado brillante pero difícil de mantener limpio), la cerámica (ideal para añadir un toque romántico o retro), el cristal (perfecto si tu cocina o baños son más bien oscuros) y el acero inoxidable (la mejor opción para decoraciones ultramodernas).

Pensando tanto en el presente como en el futuro, decídete por tiradores fáciles de maniobrar y cuya forma ergonómica y tamaño faciliten su uso. Si tienes artrosis en las manos, evita los tiradores pequeños y redondos ya que son más difíciles de agarrar.

2. Pinta un mueble en vez de pintar la pared

Quizá lo primero que se te ocurra para renovar un espacio sea pintar las paredes. Sin embargo, una excelente manera de añadirle color a cualquier cuarto sin dar un solo brochazo a la pared, es pintando uno de los muebles. Puedes escoger el mueble que quieras, una silla, un sillón, una mesa o, mi opción favorita, una estantería o librero. Por ejemplo, pinta el fondo y los lados del librero con un color vibrante o con rayas verticales; luego, intercala libros con adornos que en lo posible tengan el mismo color del fondo del librero… y verás la transformación del espacio.

¿Has escuchado de los vinilos decorativos (wall decals)? Es otra idea interesante para transformar un cuarto sin pintarlo ni invertir mucho dinero. Se trata de diseños simples que se adhieren provisionalmente y que sirven para dar un toque divertido e informal a la pared o a un mueble (escoge la opción ‘despega y pega’ o peel and stick para no ocasionar daños a la pared). A la hora de escoger diseños, decídete por los que combinen con la función del cuarto. Pon, por ejemplo, un adhesivo en forma de cafetera antigua en la cocina o unos graciosos peces de distintos colores en una de las paredes del baño.

3. Usa un biombo para decorar y separar ambientes

Los biombos se encuentran entre los accesorios más versátiles porque sirven tanto para decorar sin hacer ningún cambio permanente como para separar o crear dos ambientes en un mismo espacio. Si no tienes un cuarto de invitados independiente, trata de invertir en un biombo de los que se pliegan al menos en tres paneles. Si, por ejemplo, vas a acomodar a tus invitados en la sala o en el cuarto de familia, usa el biombo para delimitar un minidormitorio y darles, así, algo de privacidad. Por la mañana solo tendrás que plegar el biombo y “esconderlo” detrás de cualquier puerta ya que apenas ocupan espacio. El precio de los biombos depende del material con que estén hechos. Si tienes un presupuesto limitado, te aconsejo adquirir los biombos estilo oriental, hechos de madera de pino y papel de arroz (los encontrarás por menos de $100 en tiendas de decoración o a través de internet).

4. Usa alfombras de área sobre pisos viejos o dañados

Si no te gusta el piso o está en mal estado, “camúflalo” con alfombras de área colocadas estratégicamente. Vas a conseguir darle estilo y textura a un área de la casa, y ese toque cálido y hogareño que solo consiguen transmitir los textiles. Las alfombras de área son también ideales para refrescar un cuarto de invitados o incluso definir un área dentro de la sala donde puedan quedarse tus invitados.

A la hora de escoger una alfombra de área, empieza por decidir el material. Si tienes un presupuesto limitado, te aconsejo escoger alfombras de nylon. Además de ser fáciles de mantener, disimulan bien las manchas y sus colores suelen mantenerse vibrantes por mucho tiempo. Si dispones de un presupuesto más holgado y quieres una alfombra para “siempre”, escoge una de lana; es casi siempre el mejor material. Mis favoritas para áreas de mucho tráfico, sin embargo, son las alfombras naturales con fibras de origen vegetal como el sisal, el yute, el bambú, las algas marinas o el cáñamo. Lee aquí mi columna para saber más de alfombras.

Tanto por razones de comodidad como de seguridad, añade siempre una hoja de caucho debajo de tu alfombra de área. ¡Evitarás más de un resbalón!

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

Siguiente Artículo

Lea Esto