Skip to content
 

RED CONTRA EL FRAUDE

Cuando “Hazme un favor” es una estafa

Por lo general, los seres humanos somos serviciales por naturaleza, y esta tendencia es algo que los delincuentes a menudo buscan manipular, ya sea mediante una organización benéfica fraudulenta, una crisis falsa de un ser querido y, ahora, la estafa “¿Puedes hacerme un favor?”. En este último caso, generalmente, se trata de delincuentes que se hacen pasar por jefes, amigos, familiares o incluso líderes religiosos locales. Pero todas tienen algo en común: una solicitud de tarjetas de regalo.

Cómo funciona:

  • Recibes un mensaje breve pero urgente de alguien que conoces y te pide un favor rápido: que vayas a la tienda y compres algunas tarjetas de regalo, y te dará el dinero más tarde.
  • Puedes recibir el mensaje por correo electrónico, por mensaje de texto o en las redes sociales, y el remitente tal vez diga que está viajando o que no puede hacerlo él mismo.
  • La solicitud puede provenir de un supervisor en el trabajo que dice necesitar las tarjetas de regalo para un evento de apreciación de empleados, un líder religioso que busca ayudar rápidamente a una familia necesitada, o un familiar o un amigo.
  • Te pide tarjetas de regalo específicas y una cantidad específica, y te pide que envíes fotos de la parte delantera y trasera (mostrando el PIN).

Lo que debes saber:

  • Las tarjetas de regalo son atractivas para los delincuentes; están en todas partes, generalmente no son rastreables y se pueden convertir en efectivo en un instante.
  • Si alguien te pide que compres tarjetas de regalo y compartas los números de la parte trasera, es definitivamente una estafa.

Lo que debes hacer:

  • Investiga. Si recibes un mensaje como este, comunícate con la persona de una manera que sepas que es legítima y pregúntale si lo envió.
  • Si compras tarjetas de regalo y después te enteras de que eran parte de una estafa, comunícate inmediatamente con el minorista o el emisor de la tarjeta. Si los fondos no se agotaron por completo, es posible que puedas recuperar parte de tu dinero.
  • Recuerda que todas las estafas son delitos. Si alguna vez has sufrido una pérdida financiera a causa de una estafa, comunícate con la Policía para presentar una denuncia.
  • Si te encuentras con resistencia, sé persistente para que tengas un registro formal en caso de posible restitución en el futuro. 

Apoyo a las víctimas del fraude: AARP Fraud Watch Network ofrece AARP VOA ReST, un programa gratuito que brinda apoyo emocional a las personas afectadas por el fraude. Las sesiones ReST de una hora de duración son reuniones confidenciales de grupos pequeños que se llevan a cabo en línea y están dirigidas por facilitadores capacitados. Experimentar una estafa puede ser devastador, pero no tiene por qué definirte. ¿Interesado? Visita aarp.org/fraudsupport para obtener más información.

El conocimiento te da poder ante las estafas. La Red contra el Fraude, de AARP, te equipa con información confiable y actualizada y te conecta con nuestra línea de ayuda gratuita contra el fraude para que puedas protegerte mejor y proteger a tus seres queridos. También abogamos a nivel estatal, federal y local para promulgar cambios de políticas que protejan a los consumidores y hagan cumplir las leyes.

Comparte esta información con amigos y familiares.