Skip to content

Es el momento de reevaluar tu cobertura de Medicare: Revisa esta guía sobre el período de inscripción abierta.

 

Informe sobre fraude de identidad: Adultos mayores necesitan mejor seguridad en internet

Una investigación patrocinada por AARP indica los pasos a seguir para no ser víctima de estafas.

Ilustración de un ladrón detrás de una computadora con una contraseña en la pantalla.

Getty Images

In English | Un sargento de simulacros exclamaría claramente: "¡Señores, usen contraseñas seguras!". Esa es la recomendación fundamental de un informe patrocinado por AARP que examinó el fraude de identidad y halló que más de 1 de cada 4 personas en el país se vieron afectadas por el fraude de identidad el año pasado, cuando se registraron pérdidas de casi $17,000 millones.

El fraude de identidad es peor que el robo de identidad, que ocurre cuando te usurpan la información que te identifica personalmente o esta se ve comprometida, como en una filtración de datos. En los casos de fraude de identidad, un delincuente saca provecho de esa información confidencial y te roba o comete algún delito relacionado, señala Javelin Strategy & Research, la empresa que preparó el informe después de entrevistar a 5,000 adultos en el país.

'Gran migración digital'

Con todas las compras y demás transacciones que se están haciendo en línea, especialmente durante la pandemia, lo que está sucediendo se describirá con el tiempo como la "gran migración digital", dice el informe. Y las pérdidas de aproximadamente $16,900 millones en el 2019 podrían aumentar a medida que los consumidores se adaptan a un "estilo de vida digitalizado".

En la actualidad, las personas desean realizar transacciones personales y financieras de forma rápida, segura y sin contacto, y, según el informe, la buena noticia es que eso fomentará la innovación comercial. La mala noticia es que se prevé un "aumento de los actos delictivos en que los consumidores son el blanco, con la finalidad de sacarle provecho a la información que los identifica personalmente", señala el informe titulado "Identity Fraud in Three Acts: A Consumer Guide" (El fraude de identidad en tres actos: Una guía para el consumidor) —en inglés—. El informe se centra en los adultos de 55 años o más.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Crea un plan de acción

¿Qué puedes hacer? Un buen comienzo es crear un plan de acción para mantener las contraseñas seguras. Es peligroso que los consumidores usen nombres de usuario idénticos —junto con las mismas y poco seguras contraseñas— en múltiples cuentas de redes sociales, cuentas bancarias y sitios de comercio electrónico, dice John Buzzard de Javelin, el autor del informe.

"Una vez que el delincuente descubre la fórmula y puede tomar control de tu cuenta, comienza a hacerlo con todo lo demás porque se lo has puesto muy, muy fácil", dice Buzzard, el analista principal de fraude y seguridad de Javelin, con sede en Pleasanton, California.

A continuación, lo que puedes incluir en tu plan de acción:

1. Usa una herramienta o aplicación de administrador de contraseñas. Los administradores de contraseñas como LastPass o Bitwarden guardan y protegen las contraseñas con cifrado seguro. Ambos ofrecen servicios gratuitos y pagados, y puedes encontrarlos en la App Store o en internet.

2. Mantén los pagos personales seguros con las billeteras digitales como Apple Pay y Google Pay. Son funciones estándar en la mayoría de los teléfonos inteligentes, y muchos minoristas las aceptan. Las billeteras usan cifrado para prevenir que la información de la tarjeta de pago se comparta de manera abierta con los comercios.

3. Desactiva tus tarjetas de pago. Muchas instituciones financieras ofrecen controles de tarjeta que administran cómo y dónde se pueden hacer los pagos. Los consumidores también pueden decidir si desean establecer un límite en cuanto a la cantidad que pueden gastar, restringir el gasto a determinadas áreas geográficas o prevenir el uso de la tarjeta en ciertos tipos de comercios, como joyerías.

4. Activa la autenticación de dos factores para acceder a las cuentas digitales. Los códigos de acceso de un solo uso les dificultan a los delincuentes tomar el control de las cuentas de teléfonos móviles, financieras o de correo electrónico confidenciales.

5. Cuelga el teléfono si recibes llamadas de extraños y verifica todo de manera independiente. No hables con personas que no conozcas y te llamen acerca de asuntos personales confidenciales, urgentes o amenazantes.

6. Anota los números de teléfono importantes y mantenlos en un lugar seguro. Los delincuentes ahora publican números de teléfono de servicio al cliente falsos en internet. Es más seguro que tengas una lista de compañías fiables para que puedas comunicarte con ellas rápidamente.

7. Protege las computadoras y los dispositivos electrónicos con mejores métodos de seguridad. Generalmente, los teléfonos móviles, las computadoras portátiles y las tabletas tienen información de identificación personal confidencial. Por lo tanto, el acceso a cada dispositivo digital debe mantenerse seguro con contraseñas complejas y bloqueadores de pantalla que usen huella dactilar o reconocimiento facial.

8. Instala protección antivirus en todos los dispositivos digitales: computadoras portátiles, teléfonos móviles, computadoras personales y tabletas.

Hallazgos clave de la encuesta

El plan de acción surge debido a los hallazgos clave de la encuesta:

  • El 27% de los entrevistados de entre 55 y 64 años y el 26% de los entrevistados de 65 años o más afirmaron haber sido víctimas de fraude de identidad. Sin embargo, cuando el fraude de identidad afecta a estos adultos mayores, el daño financiero es mucho menor que el del promedio nacional.
  • La mayoría de los adultos de 55 años o más reportaron que se les dificultaba recordar las contraseñas. El 56% de las personas de 55 a 64 años y el 60% de las personas de 65 o más dijeron que se les dificultaba.
  • Los hombres y las mujeres mayores de 55 años llevan una vida "digitalizada". Dos tercios usan la banca en línea semanalmente, una cifra más alta en comparación con los adultos entre 18 y 44 años. En cuanto a los teléfonos inteligentes, el 81% de las personas de entre 55 y 64 años y el 77% de las personas de 65 o más tienen uno.
  • Las víctimas del fraude de identidad no siempre cambian su conducta después. El 70% de las personas de 65 o más reportaron no estar dispuestas a evitar determinados comercios, cambiar el método de pago, gastar menos dinero en internet, gastar menos en las tiendas físicas ni cambiarse de banco o de compañía de tarjeta de crédito.
  • Los consumidores de 55 años o más desean que los bancos comiencen a usar mejores protocolos de seguridad. Aproximadamente el 90% desean más opciones de escaneo de huellas dactilares y aproximadamente el 80% perciben el reconocimiento facial como una opción fiable para asuntos privados y realizar transacciones financieras.
  • Los consumidores de 55 años o más están adoptando prácticas más seguras: más del 50% se han inscrito en servicios de protección de identidad o monitoreo del crédito, y el 29% han activado congelaciones de crédito con las agencias de crédito.

La encuesta en línea de una muestra representativa de 5,000 adultos se llevó a cabo del 22 de octubre al 4 de noviembre del 2019. El margen de error de la encuesta es de ±1.41% cuando todos los 5,000 entrevistados respondieron las preguntas; y de ± 3.22% cuando las víctimas de fraude de identidad respondieron las preguntas.

La Red contra el Fraude, de AARP, puede ayudarte a identificar y evitar las estafas. Inscríbete para recibir nuestras Alertas de vigilancia, consulta nuestro mapa de rastreo de estafas (en inglés) o llama gratis a nuestra línea de ayuda especializada en fraudes al 877-908-3360 si tú o un familiar sospechan que han sido víctimas de una estafa.

¿Qué opinas?

0 %{widget}% | Add Yours

Debe registrarse para comentar.