Skip to content
 

Roma: pasta, plazas y el Panteón

Paseos por la capital más impresionante de Europa sin hacer grandes gastos.

Roma, Italia. - Paseos a bajo costo

Clara Tuma

Roma siempre está llena de turistas, pero las multitudes tienden a apagarse en octubre.

In English | Los romanos los llaman Ottobrate romane —octubre romano—. Sí que son, como cualquier romano te dirá, los mejores días del año para ver una de las capitales más impresionantes de Europa. La ciudad brilla con la personalidad y apariencia modernas, además de la historia, la cultura y el arte que están tan arraigados en el lugar. Lo mejor es que hay tantas cosas que son completamente gratuitas.

Por ejemplo, la famosa y espectacular fuente de Trevi. Pasea por el laberíntico centro antiguo de Roma, detente ante la fuente y deléitate; solo te costará las monedas que decidas tirar (con la mano derecha encima del hombro izquierdo) hacia el agua, igual que hicieron los actores en la película de 1954, Three Coins in the Fountain.

Nunca me canso de ir a la Plaza de España, justo más adelante. Hermosos por sí solos, estos escalones en la Plaza también sirven de asientos para estudiantes, artistas, turistas y compradores, quienes forman parte el interesante espectáculo. La bulliciosa Piazza Navona y la espaciosa y elegante Piazza del Popolo invitan a explorar a un paso relajante. Aún es gratis entrar al cercano Panteón, preservado sorprendentamente después de 1,889 años desde que el emperador romano Adriano lo construyó.

Sin embargo, vale la pena pagar por algunas cosas, como los museos del Vaticano, por ejemplo. Una entrada completa cuesta unos $20, pero si la compras en línea, no tendrás que esperar en fila. La entrada incluye una visita a la Capilla Sixtina, donde puedes mirar el techo glorioso de Michelangelo sin parar, y entonces escaparte a la basilica y evitar las filas fuera de su entrada.

Por supuesto, puedes ir a Italia por la comida, también. Pero para encontrar las mejores opciones con los precios más económicos, esfuérzate para evitar las zonas turísticas. En la vecindad inmediata a la Plaza de San Pedro, por ejemplo, lo más probable es que la pizza que te comas haya sido congelada. Pero tienes que caminar unas cuadras hacia Borgo Pio para encontrar una pequeña trattoria que valga la pena. Si anhelas el sabor de la cocina tradicional romana, uno de mis establecimientos favoritos, en el centro de la ciudad, es Matricianella, en Via del Leone 4.

Cada año espero con más ansiedad el octubre romano. Puede que te topes con episodios breves de nubes y lluvia. Pero, entre ellos, tendrás días dorados con temperaturas ideales para los más exigentes: ni demasiado calientes ni demasiado fríos. Y como para octubre todos los niños ya regresaron a la escuela, los adultos tienen la ciudad para ellos solos. 

Lo que necesitas saber sobre Roma

Dar propinas: Sigue la costumbre del lugar: Los romanos, si se sienten generosos, tal vez dejen una propina de un 6%. Debes hacer lo mismo.

Dormir: Es posible que el ruido sea un problema en el centro de la ciudad. Pero el hotel Campo de Fiori es sorpresivamente silencioso y lujoso.

También te puede interesar: 

Cómo pasear por Europa con poco dinero - Barcelona | Berlín | París

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

Siguiente Artículo

Lea Esto