Skip to content
 

Guía para manejar los asuntos de salud de un adulto mayor

Cómo abordar la información sobre doctores, recetas médicas y cuentas de hospital.

Factura médica y frasco de pastillas

ISTOCK

In English |  En la medida en que nuestros padres y seres queridos envejecen, toma más tiempo (y atención de muchas más personas) mantener su buena salud.  Coordinar las citas médicas, reponer medicamentos recetados y hacerles seguimiento a las cuentas del seguro puede ser abrumador tanto para los pacientes como para sus cuidadores. Un pariente o un amigo de confianza puede ser un defensor eficaz del paciente. Si asumes esta función, o lo harás en el futuro, las siguientes son algunas cosas para tener en cuenta:


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Primero que todo, pregúntale a tu padre o madre si necesita o quiere que lo/la ayudes a comunicarse con su médico. Si acepta, hablen antes de la consulta sobre las preguntas que deben hacerle al médico y escríbanlas. Durante la consulta, deja que él o ella tenga el control de la conversación con el médico. Si hay alguna pregunta que se haya pasado por alto o que no se haya contestado, hazle seguimiento. Pide explicación en caso de que haya términos o indicaciones que no les queden claros. Toma nota o, si el médico lo permite, graba la conversación.

Revisión de seguridad de los medicamentos recetados

Cada año en Estados Unidos, aproximadamente 1.5 millones de personas sufren daño por errores farmacológicos. Los cuidadores pueden prevenir desastres al verificar minuciosamente cada medicamento recetado nuevo o que se reponga.

  • Haz que el farmacéutico compare el expediente con la orden de reposición del medicamento. (Si los medicamentos llegan por correo, compara el nuevo frasco con el anterior). Llama al médico si hay alguna diferencia en la dosis, la cantidad, la concentración o las indicaciones.

Si la receta es nueva o no estás seguro sobre el medicamento, haz lo siguiente:

  • Pregunta sobre efectos secundarios, reacciones adversas, precauciones y advertencias.
  • Compara la marca comercial con el nombre del medicamento genérico.
  • Pregunta si la pastilla puede triturarse o partirse.
  • Lee toda la información incluída.
  • Cuando prepares las pastillas en casa, revisa las instrucciones. Es fácil recordar las instrucciones incorrectamente.
  • Considera poner las pastillas diarias en un pastillero con compartimientos para que tú o la persona que te remplace sepa si se tomó la dosis diaria.
  • Almacena los medicamentos según se indique.
  • Para más información sobre algún medicamento particular, consulta el AARP Drug Directory (en inglés) (Directorio de medicamentos de AARP), el Interaction Checker (en inglés) (Verificador de interacciones) y el Pill Identifier (en inglés) (Identificador de píldoras).

Hospitalización

Cuando tu ser querido esté hospitalizado, incluso para un procedimiento de rutina, ten un plan de acción escrito para asegurarte de que no se te olvide nada. Esto es lo que debes saber. 

Paso 1. Asegúrate de que el procedimiento esté cubierto.

  • Averigua lo que cubre Medicare. Escribe el nombre del procedimiento, la cirugía o el tratamiento para consultarlo.
  • Si el paciente es beneficiario de Medicaid, revisa lo que cubre Medicaid.
  • Si está cubierto por una aseguradora privada, llama a servicio al cliente para confirmar que el hospital acepte el seguro de tu ser querido y que el médico que le realizará el procedimiento forme parte de la red de proveedores. Si el hospital forma parte de la red, pero el médico no, pregunta si la compañía cubrirá los honorarios del médico.

Paso 2. Encuentra el médico y el hospital adecuados, y luego:

  • Comunícate con la aseguradora de tu ser querido para obtener una aprobación previa.
  • Pide el número de confirmación.

Paso 3. Comunícate con el consultorio del médico una semana antes de la fecha de la hospitalización.

  • Revisa las instrucciones, que pueden incluir ayunar o descontinuar temporalmente Aspirina, anticoagulantes u otros medicamentos, y qué llevar para el ingreso.
  • Confirma la duración esperada de la hospitalización.

Paso 4. Regístrate. Lleva una bolsa con las siguientes cosas de tu ser querido:

  • Documento de identificación oficial con fotografía.
  • Tarjetas del seguro, de Medicare o de Medicaid.
  • Lista de todos los medicamentos que toma actualmente con sus dosis, incluidos vitaminas y medicamentos de venta libre.
  • Lista de preguntas y notas de observación.
  • Nombres e información de contacto de los medicos.
  • Resumen de los antecedentes medicos.
  • Acuerdo de HIPAA (este documento le permite al personal del hospital divulgar el estado médico del paciente a ti o a otra persona de confianza).

Paso 5. Durante la hospitalización:

  • Mantén un diario de la condición, los cambios, el apetito y el estado de ánimo de tu ser querido. Toma nota de las fechas y las horas.
  • Recuerda que todos los pacientes tienen derecho a revisar sus expedientes médicos y a que les expliquen los términos claramente.
  • Si te queda alguna duda, comunícate con el representante de los pacientes en el hospital.

Paso 6. Alta hospitalaria. Antes de irte, pregunta lo siguiente:

  • ¿Cuál es el tiempo esperado de recuperación?
  • ¿Cuáles son los posibles efectos secundarios?
  • ¿Están recetando nuevos medicamentos?
  • ¿El paciente debe continuar tomándose los medicamentos que se le recetaron antes de la hospitalización? ¿Los medicamentos recetados o las vitaminas?
  • ¿El paciente deberá recibir rehabilitación, fisioterapia u otro tipo de terapia?
  • ¿Cuándo es la próxima cita en el consultorio?

Dale seguimiento a las cuentas médicas para pagarlas

Es fundamental controlar rigurosamente las cuentas del hospital. Puede haber errores y, cuando esto sucede, probablemente se rechazará la reclamación. Los siguientes consejos te ayudarán a detectar y corregir los errores.

  • Guarda todos los recibos médicos.
  • Si el seguro, Medicare o Medicaid rechaza alguna reclamación, llama a la oficina comercial del proveedor, el servicio, el consultorio o el hospital. Pide copias de los expedientes médicos.
  • Compara los expedientes con las facturas, y asegúrate de que el nombre, el número del seguro y los servicios prestados estén correctos.
  • Notifica algún cargo inexplicado o incorrecto a la oficina comercial y pide explicación. Toma notas, incluso la fecha, la hora y el nombre de la persona con que hablaste.
  • Si el problema se resuelve, pide una nueva factura.
  • Si el proveedor revisa el código médico, las fechas y los servicios prestados, pero no puede resolver el problema, comunícate con la oficina de quien rechazó la reclamación.
  • Si hay alguna diferencia entre el proveedor y la aseguradora, pídele a servicio al cliente que coordine una llamada tripartita que te incluya a ti y al proveedor.
  • Si el problema sigue sin resolverse y creen que su decisión es correcta, presenta una apelación.
  • Si pagar la cuenta podría generar dificultades, pregunta si la pueden ajustar y solicita un plan de pago.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.