Skip to content

Descuentos: Restaurantes ofrecen increíbles ofertas para la cena

¿Necesitas ayuda para preparar tus impuestos? Visita Tax-Aide.
Impuestos: ¿Eres chofer de Uber? También tienes que pagarle al IRS
Impuestos: Tienes hasta el 17 para rendir tu planilla, Tax-Aide te ayuda.
Descuentos: Restaurantes ofrecen increíbles ofertas para la cena
 

Cambios sensoriales en el adulto mayor

De la visión al tacto, las adaptaciones que deben conocer los cuidadores.

Hombre mayor con gafas mirando pensativo

Gallery Stock

Cualquiera que sea la causa de la pérdida de audición, debe ser evaluada para determinar el tratamiento correcto y el uso de audífonos y otros aparatos.

Acostumbramos a decir que “los años no llegan solos”. Los años, idealmente, traen experiencia y algo de sabiduría, pero a la vez traen cambios en muchos otros aspectos de nuestra vida. Uno de esos cambios es la manera en que percibimos nuestro ambiente. Me refiero a los cinco sentidos que cambian con los años. Si entendemos y nos informamos de los cambios en la visión, el olfato, la audición, el gusto y el tacto, tendremos mejores posibilidades de adaptarnos para seguir disfrutando de nuestros seres queridos y de las cosas que nos rodean.

La visión

Los cambios en la visión son los más comunes a medida que avanza nuestra edad. Por ejemplo, el cristalino (o lente) se torna más grueso y opaco y las pupilas disminuyen de diámetro. Estos cambios hacen que nos cueste más trabajo enfocar claramente los objetos que tenemos cerca y que aumente el tiempo que nos lleva adaptarnos a la oscuridad. Como consecuencia se desarrollan las cataratas y pueden causar:

  • Visión doble o varias imágenes en un ojo.
  • Vista de halos o aureolas alrededor de los objetos.
  • Reducción de la visibilidad en la noche.
  • Visión borrosa y percepción de los colores como si estuvieran desteñidos. 

Es importante consultar con un oftalmólogo y quizá (depende de tu médico) planear la cirugía para quitar el cristalino opaco y reemplazarlo con un lente artificial. Entretanto, podemos compensar en algo la falta de visión clara usando lentes de aumento, asegurándonos de tener buena luz para nuestras actividades, usando gafas para el sol de día y lentes antireflectores (de lente amarillo), si es absolutamente necesario manejar el automóvil de noche. En otra ocasión compartiré contigo acerca de algunos problemas de salud de los ojos que necesitan atención médica y los síntomas por los que debes buscar ayuda inmediata.

En el cuidado del adulto mayor es importante recordar que podemos aumentar el contraste de colores en el hogar para que resalten los objetos. Por ejemplo, si la taza del sanitario es blanca y el piso del baño también, pegar una cinta adhesiva negra alrededor de la base del sanitario o en la tapa lo hará resaltar y, por tanto, prevenir caídas. Puede usarse esta misma estrategia para mejorar la visibilidad de los peldaños de las escaleras y cualquier cambio de nivel del piso. La iluminación adecuada tanto de día como de noche es fundamental para percibir correctamente nuestro entorno y prevenir caídas.

La audición

Gradualmente oímos menos porque la membrana del tímpano se vuelve más gruesa, las articulaciones de los pequeñísimos huesos en el oído pierden elasticidad y eficiencia, y en general disminuyen el número de neuronas involucradas en el funcionamiento de varias estructuras del oído. Estos cambios afectan la conducción física del sonido, dificultando la acción de oír los sonidos de frecuencia baja, pero también puede afectar a la audición neurosensorial, haciendo más difícil oír los sonidos de alta frecuencia. La pérdida es tan gradual que en general la persona no se da cuenta, pero sí aquellos que la rodean porque tienen que subir la voz para hacerse escuchar. Cuando envejecemos, la cera de los oídos se torna más dura y seca, lo que puede causar un tapón que impide a las ondas sonoras llegar al medio del oído.

Un examen es necesario para evaluar el grado de pérdida de audición y sus posibles causas

  • Trauma;
  • Infecciones virales;
  • Taponamiento de cera;
  • Alergias;
  • Tumores; y
  • Perforación de la membrana timpánica.

Cualquiera que sea la causa de la pérdida de audición, debe ser evaluada para determinar el tratamiento correcto y el uso de audífonos y otros aparatos para ayudar a la persona a no sentirse sola o aislada. Cuidar la audición del adulto mayor contribuye a una mejor comunicación.

El gusto y el olfato

Estos dos sentidos van de la mano. La disminución gradual de nuestra capacidad de identificar olores y su intensidad, por ejemplo, podría causar que comamos accidentalmente algún alimento podrido por no sentir su olor o sabor. Aparte de la perdida normal del olfato debido a la edad, algunos medicamentos e incluso la enfermedad de Alzheimer tienen que ver con los cambios que hacen disminuir el sentido del olfato. Es muy común que el adulto mayor agregue sal en exceso a sus comidas, o esté deseoso constantemente de comer alimentos dulces. La percepción de salado y dulce puede cambiar un poco con la edad, pero hay otros factores que contribuyen más a la disminución del sabor de los alimentos, la pérdida del olfato es la principal. Otras causas son:

  • Disminución de la saliva a causa del uso de medicamentos.
  • Falta de aseo de la boca.
  • Uso de cajas de dientes.
  • Úlceras y laceraciones en la boca.
  • Cambios en la percepción de la temperatura y textura de los alimentos.

La falta de un sentido agudo del olfato debe considerarse como un asunto de seguridad, ya que no percibir, por ejemplo, el olor del humo o el olor a gas natural, podrían terminar en incendios y otros accidentes serios.

El tacto

Nuestra piel se hace más delgada en la vejez, lo cual hace perder elasticidad. Se altera la manera en que percibimos, por ejemplo, la temperatura de los objetos y del agua. La piel delgada y menos elástica es frágil, y le toma más tiempo para sanar o cicatrizar de raspaduras o cortaduras, dejándonos más propensos a las infecciones. La manera en que percibimos la presión y la temperatura juega un papel importante en la prevención de accidentes y lesiones. Por ejemplo, si no te das cuenta de la fricción que producen los zapatos, estos pueden crear ampollas en los pies; y si no sientes el agua caliente al bañarte, esto puede causarte quemaduras graves.

Al cuidar de tu ser querido, en lo posible, toma medidas para compensar los cambios naturales de la edad del ser querido de la familia. La degeneración de los cinco sentidos puede llevar a la pérdida de independencia, al aislamiento social, a la malnutrición, y a los accidentes potencialmente graves.

Además, los cambios son distintos en cada persona. Por ejemplo, no todos pasamos por la misma pérdida de audición. Busca ayuda del equipo de proveedores de servicios de salud para que tu ser querido pueda estar seguro y gozar de una buena calidad de vida.

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTICULO