Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

Skip to content
Content starts here
Leaving AARP.org Website

You are now leaving AARP.org and going to a website that is not operated by AARP. A different privacy policy and terms of service will apply.

Una florista tiene como misión llevar alegría a las viudas en el Día de San Valentín

Ashley Manning notó quiénes no estaban recibiendo flores en el día de San Valentín y encontró una solución.


Video: Florista se asegura de que las viudas sean recordadas el día de San Valentín

Cuando le das flores a una persona, sonríe, dice Ashley Manning, una representante farmacéutica convertida en florista, quien comenzó un programa que les da flores a las viudas en el Día de San Valentín.  

“Podría ser una felicitación, podría ser un pésame, pero es tan genial darle algo a alguien y ver su reacción —una reacción genuina de gratitud—”, dice Manning.

spinner image Image Alt Attribute

Oferta de Membresía por tiempo limitado - Únete a AARP por solo $9 al año por 5 años. Además, recibe un REGALO.

Obtén acceso inmediato a productos exclusivos para socios y cientos de descuentos, una segunda membresía gratis y una suscripción a AARP The Magazine.
Únete a AARP

Vio esa alegría una y otra vez en los rostros de quienes recibían flores, y eso la hizo pensar: ¿Qué pasa con todas las personas que no pueden a experimentar la felicidad que sientes cuando alguien les entrega un hermoso ramo?

Cuando dejan de recibir flores

Manning, quien vive en Charlotte, Carolina del Norte, dice que el momento en que se dio cuenta de su misión “divina” fue cuando le llevó flores a la maestra de preescolar de su hijo para el Día de San Valentín en el 2020; la maestra había perdido a su esposo poco antes a causa del cáncer. La maestra apreció que alguien reconociera sus sentimientos, y eso “plantó una semilla” en Manning para hacer algo especial específicamente para las viudas el año siguiente.

“Era evidente que todavía estaba muy afligida por haberlo perdido. Me dio las gracias y pude ver cuánto eso significó para ella”, dice Manning. “… Que hayan pensado en ella ese día, que alguien reconociera su dolor”.

Las viudas en particular sufren el Día de San Valentín porque sin flores o chocolates, o cualquier signo de afecto que solían recibir, el día se convierte en un triste recordatorio de la pérdida, dice Manning.

“Ver a todos a tu alrededor recibir flores, regalos y chocolates, y saber que tu compañero no está ahí... ese es un grupo muy sensible de personas, las viudas”.

Una respuesta abrumadora y maravillosa

Después de que Manning comenzó su floristería Pretty Things en noviembre del 2020, tuvo una plataforma para lanzar el proyecto. Fue a Instagram para ver si podía recaudar fondos para lo que llamó el Valentine’s Day Widow Outreach Project, y la respuesta la asombró.

“Simplemente pregunté, ‘Alguien estaría interesado en donar a un fondo para entregar flores a las viudas el Día de San Valentín?’ ... Pensé que serían 25 o 30 personas, pero dentro de tres semanas tuvimos 121 viudas nominadas y fondos para cubrir todos sus regalos”.

Eso causó que la gente pensara en lo que las viudas podrían estar experimentando, dijo Manning, y agregó que las personas a menudo no tenían una idea inicial de a quién nominar, pero regresaban al día siguiente al recordar a alguien que había perdido a su pareja.

Ese primer año, dice Manning, 60 personas de la comunidad vinieron a su casa para ayudar a preparar las flores, empacarlas y entregarlas. Estaba lloviendo y hacía frío, pero alguien tenía un contacto en una tienda Dick’s Sporting Goods y donó carpas, dice. La operación creció rápidamente, y después de que los medios de noticias cubrieran su misión, el proyecto entregó flores a 400 viudas en su segundo año.

Tecnología y red inalámbrica

Consumer Cellular

Ahorra un 5% en la tarifa mensual y un 30% en accesorios

See more Tecnología y red inalámbrica offers >

Un pequeño milagro de apoyo

Pero no todo fue fácil. Mientras trataba de hacer despegar su negocio y planeaba el Valentine’s Day Widow Outreach Project del próximo año, Manning se lesionó uno de los ojos y perdió permanentemente la visión de un lado.

Las cirugías y el reposo en cama le hicieron difícil cuidar de su familia, y mucho menos mantener a flote el negocio y el proyecto de voluntariado en marcha. Ahí fue cuando su comunidad se unió para apoyarla. Las mismas personas que se ofrecieron como voluntarias para ayudarla con el proyecto le brindaron apoyo —cocinando sus cenas familiares y llevando a sus hijos a prácticas—.

Después de varias cirugías, Manning tenía que acostarse boca abajo en una mesa de masajes como parte de la recuperación.

“En broma, una mujer me trajo mi vino favorito con una pajita muy larga que podía poner debajo de la mesa y beber. Otra persona me consiguió un control remoto para el iPad porque tenía que ver televisión en el suelo... ellos realmente se preocupaban por mí”.

Manning sobrepasó todo eso y el proyecto ha continuado. Este año, espera servir entre 1,000 y 1,500 viudas. Su sueño es que el proyecto crezca lo suficiente como para tenerlo en todas las ciudades.

Es su amor de toda la vida por las flores lo que se convirtió en algo que Manning dice que es hermoso. “Desde siempre, he tenido flores en mi mesa, incluso si eso significaba que en la universidad tenía que recogerlas del lado de la carretera... Tenerlas en mi hogar me trae paz y belleza natural”.

Discover AARP Members Only Access

Join AARP to Continue

Already a Member?