Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

Skip to content
Content starts here
Leaving AARP.org Website

You are now leaving AARP.org and going to a website that is not operated by AARP. A different privacy policy and terms of service will apply.

Solteros y solteras mayores encuentran amor más tarde en la vida

Cinco parejas de más de 50 años comparten sus aventuras épicas en el amor sin edad.


spinner image From left: Jackie and Joseph; Barry and Joe; Joan and Mac; Adam and Nicole; Jill and Lee
Y el ganador es… ¡personas de la vida real! El amor después de los 50 no es sólo para la televisión popular; pasa todo el tiempo. Cinco parejas comparten las historias de cómo se conocieron y las formas en que mantienen sólidas sus relaciones.
Cortesía de Jackie Joseph y David Lawrence; Barry Wendell y el rabino Joseph Hample; Joan Price y Mac Marshall; Nicole y Adam Lewis; Jill Rothenberg Lee y Ray Jackson / Getty Images

El verdadero amor nunca envejece. En The Golden Bachelor, (en inglés)  el jubilado viudo de Indiana Gerry Turner, de 72 años, finalmente encontró a su alma gemela, un viaje que comenzó en septiembre con 22 concursantes de entre 60 y 75 años que terminó con una propuesta a Theresa. El programa es un recordatorio de que las personas mayores no son inmunes a los encantos de la flecha de cupido. Estas cinco parejas de la vida real encontraron su media naranja mucho después de haber llegado a la mediana edad. Así es como se dejaron llevar por la pasión del amor y recibieron las rosas del afecto.   

spinner image Image Alt Attribute

Membresía de AARP: $12 por tu primer año cuando te inscribes en la renovación automática.

Obtén acceso inmediato a productos exclusivos para socios y cientos de descuentos, una segunda membresía gratis y una suscripción a AARP The Magazine.
Únete a AARP

spinner image Nicole and Adam Lewis pictured when they were young and when they got married
Nicole y Adam Lewis se reconciliaron tras décadas de separación, después de que Adam “maduró” un poco y Nicole descubrió el tipo de pareja que quería.
CORTESÍA DE NICOLE Y ADAM LEWIS / GETTY IMAGES

Se conocieron a los 17 años, rompieron a los 22 y se casaron a los 50

Nicole Lewis, de 56 años, y Adam Lewis, de 58 

Ubicación: Pittsburgh 

Situación: casados desde mayo del 2022 

Primeros sonrojos. Como estudiante de primer año en la Universidad de Pittsburgh en 1989, Nicole conoció a su futuro esposo en una intersección en el campus, donde Adam, también estudiante de licenciatura en la misma universidad, le advirtió que no se parara en el carril del autobús. “Fue mi manera desesperada y cursi de romper el hielo”, dice él. Así comenzó una relación que duró seis años, hasta que Nicole rompió con Adam. “En ese entonces, quería un hombre de ensueño con un traje y una casa: un chico ideal en teoría, no un músico en dificultades”, dice ella. En 1995 cada uno siguió su propio camino. Nicole se casó y se divorció dos veces, Adam se comprometió y ambos tuvieron hijos. Dos décadas después de su separación, Nicole localizó a su antiguo novio, a quien todavía llama “bus lane” (carril de autobús). 

El ingrediente secreto. “He madurado mucho”, dice Adam, quien se convirtió en una popular personalidad de radio de Pittsburgh en los años intermedios. “No se trataba solo de tener un empleo remunerado. Estaba aprendiendo a cuidar de mí mismo en todo aspecto para poder cuidar de otra persona”, explica. Nicole, una ejecutiva de recursos humanos para una empresa de servicios financieros, añade: “El hecho de que tomamos un desvío y luego tuvimos una segunda oportunidad de alguna manera duplicó el respeto, el amor y la gratitud que sentimos el uno por el otro”. 

Aprender a amar… Después de haber sido soltero durante mucho tiempo, Adam necesitaba adaptarse a compartir un techo con alguien: “Por ejemplo, Nicole necesita oscuridad y silencio totales para dormir, mientras que yo siempre he dormido con la televisión encendida”, explica. Nicole dice que le llevó tiempo acostumbrarse a las tendencias noctámbulas de Adam y “el hecho de que suele tocar música en la casa mientras hace su programa de radio varias veces por semana”. 

Mejor con la edad. Adam le propuso matrimonio a Nicole en vivo, al aire, en el 2021, cuando ambos tenían alrededor de 50 años. “Al reconciliarte con alguien a una edad avanzada, después de tanto tiempo, sientes que regresas a casa”, dice Nicole. “Sabes lo que le gusta y lo que no le gusta a tu pareja, has visto cómo ha madurado, sabes que pueden afrontar juntos las situaciones difíciles”. Adam agrega: “Se entienden mutuamente desde las raíces hasta arriba, y esas raíces se profundizan”. 

spinner image Joan Price and Mac Marshall posing in two pictures
Viviendo aparte juntos. Eso es lo que funciona para la pareja de edad avanzada integrada por Joan Price y Mac Marshall, quienes decidieron que no tenían que verse todos los días.
CORTESÍA DE JOAN PRICE Y MAC MARSHALL / GETTY IMAGES

Juntos y apasionados (viviendo aparte)

Joan Price y Mac Marshall, ambos de 80 años 

Ubicación: ella vive en Sebastopol, California; él vive en Santa Rosa, California 

Situación: viven aparte juntos (ver abajo) 

Primeros sonrojos. Después de que Joan, escritora, perdiera a su primer esposo a causa del cáncer en el 2008, se sintió profundamente afligida. En mayo del 2017, mediante OK Cupid encontró a Mac, un profesor de Antropología jubilado y viudo. Ambos tenían 73 años. Joan dice: “Conectamos en muchos niveles —intelectual, emocional, sexualmente— y compartíamos el importante vínculo de haber perdido a nuestro gran amor”. Ahora ella y Mac son una pareja comprometida, pero ellos eligen vivir en hogares separados, o sea, “viven aparte juntos”, un estilo de relación elegido por muchas personas mayores. “Nuestra relación es alegre, comunicativa y sexi”, me dice Joan. “Muchas personas de nuestra edad piensan que su oportunidad de amar ha terminado, especialmente si han perdido a su cónyuge o a su pareja. Nunca es demasiado tarde”. 

El ingrediente secreto. “Nos amamos”, afirma Mac, “pero no necesitamos estar cerca todo el tiempo, y por eso estar separados mantiene el amor vivo y ayuda a que todo vaya bien, incluida la intimidad”. Joan, quien escribe libros y blogs sobre el sexo y las relaciones “sin edad”, dice: “Al establecer una fecha para tener relaciones —digamos, mañana a las 12:30, después de mi clase de danza en línea—, podemos sentir estimulación anticipatoria en el cerebro, que es el órgano sexual más importante”. 

Aprender a amar... Horarios de sueño en conflicto. “Suelo acostarme temprano y levantarme temprano”, dice Mac. “Joan se queda despierta hasta altas horas de la madrugada y luego duerme hasta tarde en la mañana”. Pero funciona. “Él hace el café, que me espera al despertarme”, dice Joan. 

Mejor con la edad. “La pareja que somos hoy es el producto del amor que compartimos con nuestros cónyuges anteriores”, afirma Joan. “A veces bromeo que formamos un cuarteto con mi difunto esposo, Robert, y la difunta esposa de Mac, Marjorie, porque nos hablamos de ellos todo el tiempo, sin dificultad y con felicidad”. En resumidas cuentas, amar a una persona no significa que no puedas volver a amar. “Incluso después de matrimonios largos y amorosos”, dice Mac, quien estuvo con Marjorie durante 30 años, “el corazón encuentra espacio para expandirse”. 

spinner image AARP Membership Card

Membresía de AARP: $12 por tu primer año cuando te inscribes en la renovación automática.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.

spinner image Rabbi Joseph Hample and Barry Wendell pose for a picture
Para el rabino Joe Hample, fue amor a primera nota cuando escuchó cantar al cantor Barry Wendell. Ambos comparten muchos intereses e incluso se parecen un poco.
CORTESÍA DE RABBI JOSEPH HAMPLE Y BARRY WENDELL / GETTY IMAGES

Cuando el rabino se enamoró del cantor

El rabino Joe Hample, de 65 años, y Barry Wendell, de 73 

Ubicación: Morgantown, Virginia Occidental 

Situación: casados desde el 2008 

Primeros sonrojos. Joe se fijó en Barry en una sinagoga para la comunidad gay en Los Ángeles en el 2005. Joe, quien estaba por cumplir los 50, era estudiante rabínico después de una carrera en el campo de servicios financieros. Barry, de 56 años, trabajaba como cantor y maestro. “Me encantaba la forma de cantar de Barry”, dice Joe. Barry agrega: “Recién había tenido un ataque cardíaco y me di cuenta de que ya no quería estar solo. Oré por una relación y Joe apareció”. Joe se ríe: “Supongo que yo era lo mejor que podía conceder Dios”. 

El ingrediente secreto. “Ambos, cuando éramos jóvenes, perseguimos a tipos exóticos, hombres muy diferentes de nosotros mismos”, dice Joe, quien ahora dirige una congregación en Virginia Occidental. “Pero no importaba lo agradables que fueran; era difícil negociar una relación con alguien de un origen completamente diferente que tenía intereses y valores distintos”. Joe y Barry comparten no solo su fe judía, sino filosofías, experiencias de vida e incluso aspectos similares. “La gente se acerca y me dice: ‘Hola, rabino’”, explica Barry, quien se mantiene activo en la política local, “y yo digo: ‘No, el rabino es él’”.  

Aprender a amar... ¡El desorden del otro! “Ambos somos desordenados y ambos somos despistados”, admite Joe. “Pasamos todo el día buscando lo que hemos perdido”. Barry dice: “Al menos buscamos nuestros anteojos juntos”. 

Mejor con la edad. “Cuando eres joven, es muy fácil quejarse de las relaciones, ya que nadie es perfecto”, afirma Barry. “En esta etapa, aprecio a Joe por exactamente quién es y viceversa”. Joe explica: “Aunque ambos somos malhumorados, gruñones e idiosincráticos, y tenemos nuestros pequeños problemas, de alguna manera logramos llevarnos bien”. 

Trabajo y empleos

Lista de empleos, de AARP

Busca oportunidades de empleo para trabajadores con experiencia

See more Trabajo y empleos offers >
spinner image Jackie Joseph and David Lawrence pose for a picture
“Incluso entre las personas creativas, no hay espacio para ‘actuar’ en una relación”, dice Jackie Joseph, quien fue actriz y bailarina, sobre su matrimonio con el antiguo escritor y productor David Lawrence.
CORTESÍA DE JILL ROTHENBERG LEE AND RAY JACKSON / GETTY IMAGES

Para dos veteranos de Hollywood, el amor entró en escena

Jackie Joseph, de 90 años, y David Lawrence, de 92 

Ubicación: Los Ángeles 

Situación: casados desde el 2003 

Primeros sonrojos. Como veteranos de Hollywood —él es escritor y productor desde la infancia de la televisión y fue director de la Academia de Televisión; ella fue actriz y bailarina, y estuvo casada con la estrella de la televisión Ken Berry—, David y Jackie “tenían a muchos conocidos en común en el mundo de las artes”, dice Jackie, pero no comenzaron su relación hasta que estuvieron solos por un tiempo después de que los cónyuges de ambos fallecieran. “Estuve soltera, por decisión propia, durante unos 30 años, y luego recibí una llamada telefónica”, explica Jackie, quien trabajaba como consejera de mujeres (y algunos hombres) que se recuperan tras un divorcio, una separación o la viudez. “Supuse que David me llamaba para pedirme ayuda. Luego sucedió algo inesperado: el amor entró en escena”. Poco después de salir a cenar en 1999, “invité a Jackie a mi condominio para nadar”, dice David. Tenían 65 y 67 años en ese momento. “La pesadilla más grande era ponerme un traje de baño”, comenta Jackie. 

El ingrediente secreto. “El arte es mostrar tu verdadero yo sin pensarlo demasiado ni fingir ser elegante o cualquier otra cosa”, dice Jackie. “Incluso entre las personas creativas, no hay espacio para ‘actuar’ en una relación”. David dice que su conexión se reduce a un sentimiento visceral. “Cada vez que la veo, me quita el aliento”, afirma. 

Aprender a amar... “Tenemos gustos diferentes, especialmente en cuanto a la decoración”, dice Jackie. “Cuando visité por primera vez su hogar, David tenía algunas pinturas de mujeres que eran demasiado atrevidas para mí”. David admite que no ha perdido su “admiración por la forma femenina, pero acepté sacar las fotos de la sala”. 

Mejor con la edad. “Aun después de cumplir los 90 años, siento que la vida juntos todavía tiene sorpresas, incluso nuevas aventuras, y eso se debe al amor que compartimos”, explica Jackie. David dice: “Resumiré mi actitud para los lectores: sin importar la edad que tengan, espero que algún día tengan algo como lo que tenemos nosotros”. 

spinner image AARP Membership Card

Membresía de AARP: $12 por tu primer año cuando te inscribes en la renovación automática.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.

spinner image Jill Rothenberg Lee y Ray Jackson posando en dos fotos
“¿Qué hace una agradable chica judía de Nueva Jersey con un apuesto ganadero con un rancho de 40,000 acres?”, se preguntó Jill Rothenberg cuando comenzó una relación con Lee Ray Jackson. Pero siguió habiendo chispas, y la pareja ahora está comprometida.
CORTESÍA DEL RABINO JOSEPH HAMPLE Y BARRY WENDELL / GETTY IMAGES

“Conocí a mi soltero maduro, ¡y es un verdadero vaquero!”. 

Jill Rothenberg, de 57 años, y Lee Ray Jackson, de 62 

Ubicación: Lee Ray vive en el rancho de tercera generación de su familia en el sureste de Colorado. Jill, natural de la costa este que luego pasó muchos años en Denver, ahora tiene un hogar en Pueblo, Colorado, y visita a Lee Ray varias veces al mes. 

Situación: comprometidos 

Primeros sonrojos. Después de que las otras relaciones de largo plazo de ella y los dos matrimonios de él no funcionaran, Jill y Lee Ray se conocieron en línea durante la pandemia de COVID y tuvieron su primera cita en Home Depot. “Tan pronto como entró, no había duda en mi mente de que ella era la mujer con la que quería estar”, dice Lee Ray. “¡Es sumamente hermosa!”. Siguió habiendo chispas, y Jill, autora, no pudo evitar preguntarse: “¿Qué hace una agradable chica judía de Nueva Jersey con un apuesto ganadero con un rancho de 40,000 acres?”. 

El ingrediente secreto. “Para mí, él es como un roble: sólido, tranquilo y alguien con quien disfruto estar”, dice Jill. “Podemos ser adultos juntos, pero a veces podemos ser como niños de 10 años y simplemente reír y divertirnos”. Lee Ray agrega: “Nunca he conocido a una mujer con una personalidad tan honesta ni a alguien a quien pueda confiarle mi corazón de esta manera”. 

Aprender a amar... Navegar su propia versión de City Slickers. “A la fuerza, he llevado a Lee Ray a Ikea, que me encanta, pero fue su más grande pesadilla”, comenta Jill. Lee Ray agrega: “Me siento feliz cortando madera o etiquetando al ganado, y Jill a veces me echa una mirada que dice: ‘¿De qué estás hablando?’”. 

Mejor con la edad. “No sé si es mi edad o simplemente el haber encontrado a la persona adecuada, pero ahora soy más abierto que nunca”, afirma Lee Ray. “Incluso si encontramos obstáculos, sabemos que podemos afrontarlos”. Jill dice que “a veces se siente raro ser una persona mayor en una nueva relación”, pero la madre de Lee Ray, que tiene 80 años, la tranquilizó. “Dijo: ‘No es raro en absoluto’”, recuerda Jill. “‘Ustedes dos están muy enamorados. Se conocieron a la edad que debían conocerse’”.  

Discover AARP Members Only Access

Join AARP to Continue

Already a Member?

spinner image AARP Membership Card

Membresía de AARP: $12 por tu primer año cuando te inscribes en la renovación automática.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.