Skip to content
 

Pasta caliente con salsas frescas

Tres recetas simples de verano para preparar penne, moñitos y spaghetti.

In English | Si alguna vez has comido lasaña caliente con queso o un plato humeante de spaghetti boloñesa en pleno verano, probablemente usaste la servilleta para secar tu frente más que para limpiar tu boca. Pero hay buenas noticias para los amantes de la pasta: puedes disfrutar platos de pastas durante los meses calurosos y húmedos mezcladas con ingredientes a temperatura ambiente.

Mira también: 12 alimentos que le ayudarán a combatir el estrés.

Fettuccine con brócoli y pesto, Receta de Pam Anderson

Foto: threemanycooks.com

Solo porque afuera hace calor no significa que no puedas disfrutar un plato de pasta para la cena, como estos penne con pesto de brócoli.

A esta categoría de platos la llamo "Pasta caliente, salsas frescas".

Primero calienta el agua, que puedes usar para cocinar la pasta y para blanquear las verduras. Para preparar los penne con pesto de brócoli, cocina la cabeza de brócoli entera. Primero tienes que blanquear los ramilletes y luego colocarlos en el procesador de alimentos para hacer el pesto. Luego incorporas los tallos de brócoli pelados y rebanados a la cocción de pasta para obtener una excelente textura e incorporar nutrientes.

El agua de cocción cumple la misma función para preparar los moñitos con salsa de col rizada, arvejas y ricota cremosa. Incorpora la col rizada cuando a la pasta le falten cinco minutos de cocción para que quede apenas tierna. Agrega las arvejas congeladas casi en el último minuto de cocción, el tiempo suficiente como para que pasen de estar congeladas y duras a calientes y verde brillante.

Beneficios del aguacate »

10 Beneficios de salud del aguacate

Galería: Por qué comer este alimento.

Para preparar los spaghetti con salsa de rúcula, atún y alcaparras no necesitas cocinar la rúcula. Esta verdura verde con un sabor agradable a pimienta es lo suficientemente tierna para marchitarse al mezclarla con la pasta caliente.

Mientras se cocina la pasta, puedes preparar una de las salsas simples a temperatura ambiente. Prepara el sabroso pesto de brócoli con piñones (o almendras), ajo, albahaca y queso parmesano. Incorpora tomates maduros de estación con aceite de oliva y ajo. Agrega más sabor con las alcaparras y el atún enlatado. Para obtener una salsa instantánea, simplemente mezcla con ricota fresca.

Estos platos de "Pasta caliente, salsas frescas" son opciones tan fáciles y deliciosas para la cena que seguramente también repetirás estas recetas en los meses más fríos.


Penne con pesto de brócoli

Rinde de 4 a 6 porciones

  • Sal
  • 1 cabeza grande de brócoli, los ramilletes cortados del tamaño de un bocado y los tallos pelados y rebanados finamente
  • 3 dientes de ajo
  • 1/2 taza de piñones o almendras rebanadas
  • 1/2 taza de aceite de oliva extravirgen
  • 1/2 taza de hojas de albahaca
  • Pimienta negra molida
  • 1/2 taza queso parmesano rallado, y alguna cantidad adicional para rallar
  • 12 onzas de penne

Coloca medio galón de agua con sal a hervir en una olla grande para sopa. Agrega los ramilletes de brócoli y cocina hasta que estén tiernos y verdes brillantes, 4 a 5 minutos, agrega los dientes de ajo en el último minuto. Retira los ramilletes y el ajo con una espumadera y colócalos en un procesador de alimentos junto con las almendras, el aceite, la albahaca y sazona ligeramente con sal y pimienta; procesa hasta obtener la textura del pesto. Incorpora 1/2 taza de queso parmesano y deja reposar.

Mientras tanto, vierte la pasta en el agua hirviendo. Tomando como referencia los tiempos de cocción que se mencionan en las instrucciones, cocina con la olla parcialmente tapada y revuelve con frecuencia para evitar que se peguen hasta que estén tiernos, agregando los tallos de brócoli cuando resten 5 minutos de cocción. Coloca el colador sobre un recipiente grande y cuela, reservando el líquido de cocción. Coloca la pasta nuevamente en la olla.

Incorpora el pesto a la pasta y revuelve, incorporando el líquido de cocción suficiente para obtener una pasta húmeda y cremosa. Prueba para corregir la sazón y sirve, agrega queso parmesano adicional.

Siguiente: Prueba estos deliciosos moñitos con salsa de col rizada y ricota cremosa. »

¿Te encanta cocinar?

Moñitos con salsa de col rizada, arvejas y ricota cremosa

Rinde 4 porciones

  • Sal
  • 12 onzas de moñitos
  • 1 ramillete (8 a 12 onzas) de col rizada, sin tallos, lavado y cortado en pedazos grandes
  • 1 taza de arvejas congeladas
  • 3 dientes de ajo grandes, picados
  • 1/4 taza de hojas de albahaca fresca, picadas
  • 2 tazas de ricota parcialmente descremada
  • 1/2 taza queso parmesano rallado, y una cantidad adicional para agregar

Coloca medio galón de agua con sal a hervir en una olla grande para sopa. Agrega los moñitos y, tomando como referencia los tiempos de cocción que figuran en las instrucciones, cocina en la olla parcialmente cubierta y revolviendo con frecuencia para evitar que se peguen hasta que estén tiernos; agrega la col en los últimos 5 minutos de cocción y las arvejas en el último minuto.

Coloca el colador sobre un recipiente grande y cuela la mezcla de moñitos y verduras, reservando el líquido de cocción; vierte la preparación nuevamente en la olla e incorpora el ajo y la albahaca hasta obtener un aroma agradable. Mezcla con la ricota, la 1/2 taza de queso parmesano y el líquido de cocción que sea necesario para formar una salsa cremosa. Sirve y agrega queso parmesano rallado adicional a cada porción.


Spaghetti con salsa de rúcula, atún y alcaparras

Rinde 4 porciones

  • Sal
  • 12 onzas de spaghetti
  • 1 libra de tomates maduros, cortados en cubos pequeños
  • 2 latas (5 onzas cada una) de atún blanco, colado
  • 1/2 taza de alcaparras
  • 6 cucharadas de aceite de oliva extravirgen
  • 3 dientes de ajo, picados
  • 1 cuarto de galón (4 tazas) de rúcula
  • 1/2 taza de queso parmesano en láminas finas

Coloca medio galón de agua con sal a hervir en una olla grande para sopa. Agrega los spaghetti respetando los tiempos de cocción indicados en las instrucciones, cocina con la olla parcialmente tapada y revuelve con frecuencia para evitar que se peguen, hasta que estén apenas tiernos. Cuela y colócalos nuevamente en la olla.

Mientras tanto, sazona los tomates con sal en un recipiente mediano. Mezcla con el atún, las alcaparras, el aceite y el ajo; reserva la preparación mientras se cocinan los spaghetti.

Agrega la rúcula a la pasta caliente; mezcla para que se marchite, luego incorpora la mezcla de tomates y atún y revuelve para que se impregnen. Sirve y agrega queso parmesano rallado adicional a cada porción.

Pam Anderson es autora de exitosos libros de cocina, escribe sobre temas gastronómicos y desarrolla recetas para AARP.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO