Skip to content
 

Inspecciona los hogares de ancianos como un profesional

9 consideraciones que debes tener en cuenta antes de elegir uno.

Inspecciona los hogares de ancianos como un profesional - Entrada a un hogar de ancianos

Edward Linsmier

Una visita a un hogar de ancianos fuera de horas regulares podría revelar mucho.

In English | Cuando se compra una vivienda, primero se contrata a un inspector profesional para inspeccionarla completamente. Pero normalmente no existen recursos como ese cuando se está en busca de un hogar de ancianos. Te enseñamos cómo aprovechar tu visita de varias horas (sí, dedícale bastante tiempo a esta actividad) como un profesional para estar seguro de que es el mejor hogar para tu ser querido.

1. Inspecciona la propiedad

¿Ofrece a los residentes áreas agradables para sentarse? Y ellos, ¿las usan? ¿Están los basureros razonablemente limpios y bien escondidos? ¿Molesta el ruido de la calle? ¿Sientes que estás en un lugar seguro? Imagina a tu ser querido sentado afuera del lugar: ¿se sentiría contento allí?

2. Socializa con los residentes

Trata de conversar con los residentes del hogar cuando estén solos, o socializando con otros. Pregunta sobre las condiciones de vida y sus interacciones con los demás residentes y el personal. Averigua si les agrada la comida y si participan en actividades o si sienten que están acuartelados. Normalmente ¿cómo pasan el día? Pregunta si hay eventos para los familiares regularmente. "Todo el mundo tiende a notar lo bello que son los hogares. Pero presta atención a la manera en que atienden a los residentes, y cuánto se preocupan por ellos", dice la doctora Charlotte Yeh, directora médica de AARP Services.

3. Conversa con familiares

Si los visitantes están dispuestos a conversar por un rato, solicita sus opiniones y observaciones francas. Pregunta por qué eligieron el hogar, si se han arrepentido, y también, si pueden darte algún consejo para conseguir los mejores arreglos y atención. También podrían saber cuán servicial es el personal si tienes algún pedido especial, tal como visitar fuera de horas, y si tienen reglas poco convencionales. 

4. Haz las preguntas difíciles

Pregunta a los empleados sobre sus trabajos, cómo los supervisan y si conocen los nombres de los residentes. "No deseas enojar a nadie, pero sí deseas darte una idea del lugar y su cultura", dice Jennie Chin Hansen, exdirectora ejecutiva de la American Geriatrics Society y expresidenta de AARP. "¿Cómo se relacionan los empleados con los pacientes? ¿Están dedicados a ellos?". 

5. Comprueba cuán a menudo cambia el personal

El trabajo es arduo y los sueldos pueden ser bajos, por lo que no es raro que haya cambios de personal en los hogares, que incluye a los empleados que se relacionan con los residentes. Las buenas organizaciones trabajan para minimizar esto. "Los cambios frecuentes de personal indican que no existe una cultura fuerte en apoyo de los trabajadores que prestan cuidados", dice Hansen. Pregunta tanto a la gerencia y a los miembros del personal como a los residentes sobre la frecuencia de cambio de personal. También trata de darte una idea del compañerismo entre los empleados; ¿trabajan como un equipo y se aprecian? 

6. Almuerza o cena en el hogar

Los hogares de ancianos no son restaurantes, pero aún así la comida debe ser fresca, apetitosa y saludable. La mejor manera de saberlo es almorzar o cenar con los residentes. 

7. Utiliza los sentidos del olfato y la audición

Unas cuantas veces durante tu visita, haz una pausa y utiliza tus otros sentidos. Los sonidos del lugar, ¿son tranquilos y alentadores (pueden ser de música, risa, conversación o una actividad), o son preocupantes (silencio o pacientes angustiados)? Entonces, usa el sentido del olfato: el hogar, ¿está limpio, fresco y bien ventilado? O, ¿huele a orina, humedad o productos de limpieza con olores penetrantes? 

8. Verifica la seguridad del hogar

Comienza con las necesidades cotidianas: ¿hay pasamanos y pisos antideslizantes? ¿Están los pasillos libres de sillas de ruedas y otros equipos que puedan provocar caídas? Entonces, pregunta acerca de la planificación para catástrofes. ¿Qué hará el hogar de ancianos si sucede una catástrofe natural? ¿Cuál es el plan alternativo si el plan para catástrofes falla? ¿Cuánta comida, agua y electricidad está disponible en caso de una emergencia prolongada? "Todas estas son cosas que deseas saber", dice David Marcozzi, médico de emergencias y exdirector de los National Healthcare Preparedness Programs. 

9. Visita de nuevo, fuera de horas

Durante una visita programada y guiada probablemente verás el hogar en sus mejores condiciones. La verdadera prueba es si puedes verificar todas tus observaciones positivas fuera de horas. Comprueba si la cantidad de empleados parece ser suficiente y si sigues sintiendo la misma tranquilidad y positividad cuando el personal ya no está en alerta.

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

Siguiente Artículo

Lea Esto