Skip to content

Informe de AARP: Casi el 40% de los hispanos que cuidan de un ser querido son milénicos

¿Necesitas ayuda para preparar tus impuestos? Visita Tax-Aide.
Impuestos: ¿Eres chofer de Uber? También tienes que pagarle al IRS
Impuestos: Tienes hasta el 17 para rendir tu planilla, Tax-Aide te ayuda.
Descuentos: Restaurantes ofrecen increíbles ofertas para la cena
 

Cómo reducir los costos para estudiar en la universidad

Sácale ventaja a estos consejos prácticos.

In English | Si eres un boomer con hijos que comienzan sus estudios universitarios, ya estás familiarizado con el astronómico precio de las matrículas. Pero en los meses por venir, prepárate a enfrentar unos costos verdaderamente impactantes.

Vea también: Paga las deudas de la universidad.

"Más de la mitad de los costos universitarios no están relacionados con la matrícula sino con los gastos diarios", dice Mark Kantrowitz, editor de FinAid.org y FastWeb.com, sitios en internet que ayudan a comprender el proceso para conseguir becas y préstamos universitarios. "Además de gastos de comida y alojamiento, estos costos incluyen los gastos personales, como salir a comer, viajes de regreso a casa y demás. En total, fácilmente representan unos $3.000 a $4.000 al año".

A continuación presentamos formas de afrontar los gastos cotidianos de la vida universitaria.

Los libros de texto

El costo promedio anual de libros de texto universitarios es de $1.121, según FinAid.org. Pero la mayoría de los estudiantes puede reducir este gasto y ahorrarse por lo menos $500 al año, dice Kantrowitz, simplemente al comprarlos usados en tiendas locales y luego volviéndolos a vender una vez que haya terminado el curso.

Si tu hijo compra libros de texto en internet, nuevos o usados, posiblemente pueda ahorrar aún más. Sitios en internet tales como bookfinder.com, addall.com, cheapesttextbooks.com y allbookstores.com pueden ayudarte a conseguir las mejores ofertas.

Otra opción es comprar versiones electrónicas de los libros de texto, si están disponibles.

Los estudiantes pueden ahorrar hasta un 85 % del costo de un libro nuevo si los alquilan a través de sitios web tales como bookrenter.com y campusbookrentals.com. También pregunta sobre los programas de alquiler de libros de texto dirigidos por la universidad. Para descargar ciertos libros gratuitamente —normalmente títulos clásicos libres de derechos de autor— puedes acceder a bartelby.com y gutenberg.org.

Las comidas

Tu hijo puede evitar el aumento de peso conocido como el "Freshman 15" (el legendario aumento de 15 libras del primer año) y tú puedes evitar quizás $1.000 anuales en costos al elegir un plan de comida más barato en lugar del más completo. Anima a tu estudiante a investigar sobre los descuentos que ofrecen los restaurantes locales. "Puede ser que no le hagan publicidad, pero existe una red oculta entre los comerciantes locales en muchos pueblos universitarios en el que ofrecen descuentos a los estudiantes que muestren identificación", dice Doug Schantz, que dirige cheapscholar.org y es director de cuentas estudiantiles en Wittenberg University en Springfield, Ohio.

Siguiente: Cómo ahorrar en el seguro médico »

A tu hijo, ¿le gustan las meriendas? Anímalo a comprar alimentos y bebidas a bajos precios en grandes cantidades, en vez de ir constantemente a las máquinas expendedoras, cafés y tiendas pequeñas o almacenes. Haz lo mismo con los útiles escolares. No compres bolígrafos y cuadernos en pocas cantidades.

El seguro médico

Bajo la ley Affordable Care Act (Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio), los estudiantes universitarios y otros hijos adultos menores de 26 años pueden mantenerse asegurados bajo tu póliza. Así que hasta que alcancen dicha edad, no es necesario comprar un seguro médico a través de la universidad. En la mayoría de los casos, con solo firmar una exención o proporcionar pruebas de cobertura, se puede evitar este "requisito". Sin embargo, espera pagar una "tarifa médica" que le permita a tu estudiante visitar las clínicas del campus.

Las computadoras

¿Es absolutamente necesario que tu hijo tenga una? Sin duda, muchos jóvenes de la generación actual piensan que es imposible vivir sin su propia computadora, pero de hecho, no todos los estudiantes poseen una; algunos utilizan las que están disponibles gratuitamente en las salas de computación de la universidad.

Debes saber que si tu estudiante lleva consigo una computadora portátil o de escritorio, es posible que la universidad tenga requisitos mínimos técnicos que debiese cumplir. Casi ningún estudiante necesita computadoras excesivamente rápidas y de alta resolución, más aptas para juegos de video y otras diversiones que para estudiar.

Asimismo, ten en cuenta que muchos fabricantes de computadoras y minoristas ofrecen descuentos para estudiantes universitarios. También es posible ahorrar al comprar mediante programas administrados por la universidad.

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTICULO