Skip to content

¡Bienvenido! AARP es tu guía para navegar la vida y planear tu futuro con Salud, Dinero y Amor. Conócenos mejor

 

¿Puedo deducir gastos médicos en mi declaración de impuestos?

Tal vez puedas deducir costos si tienes muchos y los detallas.

Persona haciendo cuentas en su oficina con facturas, computadora, calculadora, libreta y lapiceros.

ISTOCK / GETTY IMAGES

In English | Se pueden incluir muchas cosas en la deducción médica, y eso es un punto a favor de los contribuyentes. Pero el Tío Sam ha puesto grandes barreras en el camino de aquellos que quieren reunir los requisitos para deducir sus costos del cuidado de la salud. Sin embargo, si tus facturas médicas son cuantiosas, quizás todavía puedas obtener una exención tributaria del IRS a pesar de esas barreras.

Empecemos con la buena noticia. La ley de impuestos adopta una perspectiva bastante extensa sobre lo que se considera un gasto médico, asumiendo que esos gastos no han sido reembolsados por el seguro. Según el IRS, "Los gastos por atención médica incluyen los pagos por el diagnóstico, cura, mitigación, tratamiento o prevención de una enfermedad, o los pagos por tratamientos que afectan cualquier estructura o función del cuerpo". En términos prácticos, eso incluye los pagos no reembolsados hechos a médicos, dentistas, cirujanos y otros profesionales médicos, incluidos los médicos no tradicionales, como los acupunturistas. También quizás puedas deducir:

  • la atención hospitalaria y de enfermería si la disponibilidad del cuidado médico es la razón principal de la estadía en el hogar de ancianos. Esto incluye el costo de las comidas y el alojamiento que cobra el hospital u hogar de ancianos;
  • medicamentos recetados, como la insulina;
  • pagos por programas de adicción o para dejar de fumar;
  • pagos por programas de pérdida de peso debido a enfermedades específicas diagnosticadas por un médico;
  • dientes postizos, anteojos para leer o recetados, lentes de contacto, audífonos, muletas, sillas de ruedas, perros guías u otros animales de servicio.

Para ver un resumen completo de los gastos deducibles, consulta la Publicación 502 del IRS (2019), "Medical and Dental Expenses" (en inglés). Las deducciones médicas y dentales detalladas se reclaman en el Anexo A. 


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


¿Qué es el límite del 7.5%?

Aunque muchos gastos médicos y dentales son deducibles, deben cumplir con muchos requisitos para cualificar. Solo puedes deducir la cantidad de tus gastos médicos totales no reembolsados que sobrepasan el 7.5% de tu ingreso bruto ajustado (la cantidad en el Formulario 1040 o el 1040-SR, línea 8b).

Digamos que tu ingreso bruto ajustado es $40,000. Para poder deducir tus gastos médicos, deben sumar a más de $3,000 (el 7.5% de $40,000). Y solo puedes deducir la cantidad por encima del 7.5% de tu ingreso bruto ajustado. (AARP luchó exitosamente para evitar que el límite de deducción aumentara al 10% para el año fiscal 2019). 

En este ejemplo, si tenías un ingreso bruto ajustado de $40,000 y $3,500 en deducciones médicas no reembolsadas, puedes deducir $500 de esos gastos. Solo ten en mente que para poder hacer cualquier deducción, tus deducciones detalladas totales deben tener un valor más alto que la deducción estándar; para el año fiscal 2019, es de $12,200 para contribuyentes solteros, $24,400 para las parejas casadas que presentan declaraciones conjuntas y $18,350 para jefes de familia. La deducción estándar es aún más alta si eres mayor de 65 años.

Digamos, por ejemplo, que tienes un ingreso bruto ajustado de $40,000, $4,000 en deducciones médicas, $4,000 en intereses hipotecarios y $4,000 en deducciones por donaciones a entidades benéficas. Solo puedes hacer deducciones médicas de $1,000, debido al límite del 7.5%. Tus deducciones totales serían $9,000. Sin importar si presentaste una declaración individual o conjunta, te conviene reclamar la deducción estándar más alta.

No obstante, los gastos médicos pueden ser bastante altos a medida que envejeces, y la deducción médica impositiva puede ser útil cuando tienes gastos médicos grandes y no reembolsados. Por ejemplo, supongamos que estás casado y tu cónyuge usa una silla de ruedas. Puedes deducir el costo de la silla de ruedas. Además, puedes deducir las mejoras al hogar, como una rampa, que son necesarias para el uso de la silla de ruedas. Si las mejoras de capital aumentan el valor del hogar, tienes que restar esa cantidad de tu deducción. Pero según el IRS, las rampas, la ampliación de puertas, las barras de agarre y la modificación de cualquier parte o funcionamiento de las puertas generalmente no aumentan el valor de tu hogar.

Supongamos que tenías un ingreso bruto ajustado de $40,000, además de los siguientes gastos médicos en el año fiscal 2019:

  • Rampa para silla de ruedas: $20,000
  • Otros gastos médicos no reembolsados: $11,500
  • Total: $31,500

Debes reducir tus gastos médicos por un 7.5% de tu ingreso bruto ajustado: el 7.5% de $40,000 es $3,000. Tus gastos médicos restantes son $28,500 ($31,500 menos $3,000). En este caso, obtendrás una exención tributaria más grande al detallar tus deducciones que al usar la deducción estándar, incluso si eres mayor de 65 años.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO