Conoce más

Abrir
Carro de compras

Cupones de Comestibles

Cupones de ahorro.

Michaels

Los socios ahorran todos los días.

Centro de recursos para la familia - Cuidado de ancianos

¿Estás cuidando de un ser querido?

Encuentra recursos aquí.

sorteo

Gana las vacaciones de tus sueños. ¡Participa hoy!

becas para
hispanos

Lo que tus hijos y nietos necesitan para ir a la universidad.

vencer el
hambre

Apoya la campaña de AARP para vencer el hambre en América.

campaña
Independencia financiera

encuesta

Preguntas y respuestas del
Seguro Social

Todo lo que necesitas saber sobre tus beneficios.

juegos

Juegos de AARP

Prueba tu destreza e ingenio. Juega

Otro tipo de fraude

Un amigo en Londres

Tenga cuidado. Su conocido no está realmente allí ni fue asaltado a punta de pistola.

Una noche nublosa en Londres

— Getty Images

In English | Cuando recibe un correo electrónico de un depuesto rey nigeriano pidiendo que lo ayuden con dinero, sabe que ha llegado la hora de oprimir “delete” (borrar).

Pero cuando un ruego como ese llega portando un nombre o dirección de correo electrónico familiar, hay un mayor incentivo para leer el mensaje y, quizá, hasta para enviar algo de efectivo. Y, aparentemente, algunas personas lo envían, haciendo que la estafa del amigo varado sea el engaño electrónico más candente del verano.

En esta artimaña, usted recibe un correo electrónico proveniente, supuestamente, de alguien que conoce, diciendo que él o ella están varados en el exterior (generalmente en Inglaterra o Gales) y necesitan un préstamo rápido para regresar a casa, y, normalmente, solicitan el dinero por transferencia electrónica vía Western Union.

La tragedia usual: Fui robado a punta de pistola y perdí todo. De hecho, esta estafa comienza semanas o meses antes, con la pirateada informática de la cuenta de correo electrónico de otra persona, no la suya.

La piratería informática normalmente es realizada de una de dos maneras, dice John Kane, del National White Collar Crime Center (Centro Nacional de Delitos de Cuello Blanco), que dirige el Internet Crime Complaint Center (Centro de Denuncias de Delitos en Internet) junto con el FBI.

Los estafadores pueden infectar la computadora de un usuario de correo electrónico con un software malicioso que registra las pulsaciones del teclado, que les da a los bandidos los nombres de usuario de las cuentas y sus contraseñas.

Típicamente, el software malicioso es instalado en forma invisible cuando el usuario de la computadora ingresa a un enlace tentador por internet.

Otro método que usan los estafadores es la distribución de mensajes de correo electrónico del tipo “phishing” (pescador) —tales como solicitudes de información que pretenden ser enviadas por el proveedor de su cuenta de correo electrónico o su banco—, para así obtener contraseñas y otra información personal que facilita la piratería.

Mandan millones de mensajes “phishing” al mismo tiempo, “por lo que aun cuando la tasa de respuesta sea muy baja, representa muchas víctimas potenciales”, dice Kane.

Una vez que tienen un nombre de usuario y contraseña, los estafadores ingresan a la cuenta y pueden cambiar la contraseña, con lo que toman el control de la cuenta y dejan al verdadero titular afuera. Luego, les mandan, a usted y a otras personas de la lista de contactos de la cuenta, el pedido de un amigo varado.

Este tipo de estafa fue detallada el año pasado por Scam Alert (Alerta sobre fraude), pero la actividad reciente ha disparado, este verano, nuevas advertencias del Internet Crime Complaint Center, el FBI y otras agencias.

Incluso algunos de nosotros, en AARP, hemos sido atacados. En las últimas semanas, uno de mis colegas, su hija y su yerno recibieron mensajes “varado en Londres” desde diferentes cuentas. Los estafadores se apoderaron de la cuenta de correo electrónico de otro colega.

Y yo acabo de recibir uno, supuestamente de un socio de AARP con quien intercambié mensajes hace algún tiempo, por lo que se incorporó mi dirección de correo electrónico a su lista de contactos.

Seguí el juego

Para ver que pasaba, seguí el juego. Desde una cuenta de correo electrónico alternativa, con un nombre falso que uso para investigar correo no deseado, le ofrecí a “Joy” enviarle el dinero que necesitaba para volver a casa desde el Reino Unido.

Pero, al comprender lo estresada que estaría por haber sido “asaltada a punta de pistola”, sugerí enviarle el botín de rescate directamente al hotel, para ahorrarle el viaje hasta la sucursal de Western Union.

El estafador, haciéndose pasar por Joy, respondió dos veces. El monto que yo debía enviar se elevó a $1.950. No me dio el nombre del hotel, pero, en su lugar, me dio el nombre de un supuesto gerente y un número telefónico. Una rápida búsqueda en Google mostró que el número telefónico —de un listado de Inglaterra— ya había sido usado en este tipo de estafa previamente.

Unos días más tarde, la auténtica Joy se dio cuenta de que su correo electrónico había sido pirateado, y se disculpó por las falsas alarmas.

Qué hacer con la estafa del amigo varado:

  • Si recibe este o cualquier ruego electrónico por dinero, no responda ni ingrese al enlace que venga adjunto. Esto debería mantenerlos a salvo a usted, su dinero y su computadora. Pero hasta una simple respuesta a un mensaje de correo electrónico de los estafadores puede hacer que pongan la atención en usted y convertirlo en el blanco de fastidios futuros.
  • Si la historia del varado suena, de alguna manera, convincente, autentifíquela con una llamada telefónica al amigo.
  • Nunca use su cuenta de correo principal para contestar correos electrónicos no solicitados, provenientes de extraños. Si opta por responder, abra una cuenta gratuita de servicios como Hotmail, Gmail o Yahoo.
  • Proteja su cuenta de correo electrónico cambiando la contraseña con frecuencia y haciendo correr aplicaciones de protección contra virus informáticos. Es posible que pueda incrementar la capacidad de detección de software malicioso agregando otro producto antivirus al proceso acostumbrado; entre los productos gratuitos se encuentran Avast y Ad-Aware.
  • Si piratas informáticos se apoderan de su cuenta de correo electrónico, lo primero que debe hacer es llamar a su proveedor, quien puede contar con un plan de acción para solucionar el problema. Si sus pedidos de “ayuda” continúan asolando a sus amigos, deberá abrir una nueva cuenta de correo electrónico principal.

Sid Kirchheimer escribe sobre asuntos del consumidor y salud.

¿Qué opina?

Deje su comentario en el campo de abajo.

¿Tus hijos necesitan un empujoncito para inscribirse en un seguro de salud?

Ofertas y Beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Payless

Los socios disfrutan de ahorros especiales en alquiler de autos de PaylessCar.com.

Dunkin Donuts

Los socios pueden recibir una dona GRATIS con la compra de una bebida grande o extragrande en Dunkin' Donuts.

Repair Pal

Los socios ahorran un 10% (hasta $50) en reparaciones de autos en los talleres certificados RepairPal.