Skip to content

In English | La Parte D es un seguro, como el seguro de tu casa o de tu auto. Debes pagar primas para protegerte de los altos costos de los incendios o los accidentes en el futuro, aunque jamás esperes hacer una reclamación. La Parte D tiene una función similar: está disponible cuando o si la necesitas. La diferencia está en que, a medida que envejeces, tu necesidad de medicamentos recetados es mucho más alta que la posibilidad de perder tu auto por daños totales o que tu hogar se destruya en un incendio.

Si no cuentas con cobertura para medicamentos comparable de otra fuente (como un empleador, COBRA, beneficios para jubilados o el sistema de salud de Asuntos de Veteranos) y si no te inscribes en un plan de la Parte D apenas resultas elegible, corres el riesgo de pagar multas permanentes por inscripción tardía cuando por fin te unas.

Pero el costo real de no inscribirte es no tener cobertura para medicamentos. No puedes prever cuándo podrías sufrir una enfermedad o lesión grave que requiera tratamiento con medicamentos costosos. (Algunos medicamentos cuestan miles de dólares al mes). Y si eso sucediera, no puedes obtener cobertura de inmediato de la Parte D. Tendrías esperar hasta el siguiente período de inscripción abierta anual (del 15 de octubre al 7 diciembre), y la cobertura no comenzaría hasta el 1.º de enero.

Claro que si tomas pocos medicamentos (o ninguno), pagar una prima mensual por el plan para medicamentos de la Parte D puede parecer un gasto inútil. Tal vez quieras considerar esta solución intermedia: Elige el plan de la Parte D con las primas más bajas en tu localidad. De esa manera, tendrás la protección de cobertura, pero al menor costo.


AARP EN TU ESTADO

Visita nuestras páginas estatales para información detallada sobre noticias, eventos y recursos en tu estado.