Skip to content

La vacuna contra la COVID-19: ¿Dónde vacunarte? Encuentra información en tu estado

 

Los adultos mayores se destacan como buenos conductores

La combinación de buena salud y mejor diseño de auto ayuda a los mayores de 70 años a desempeñarse en la carretera, según un reciente estudio.

Mujer que conduce un auto sonríe

FG Trade/Getty Images

In English | Desde hace años, los expertos en transporte se han preocupado por el aumento de las muertes debido a accidentes entre los conductores mayores, especialmente cuando aumentan las cifras. Pero un estudio reciente del Insurance Institute for Highway Safety (IIHS) revela que los conductores de 70 años o más tienen ahora menos probabilidades de verse implicados en un accidente de tráfico mortal que los de 35 a 54 años.

Entre 1997 y el 2018, la relación entre accidentes fatales y conductores de 70 años o más se redujo en un 43%. En cambio, entre los conductores de mediana edad, de 35 a 54 años, el número de accidentes fatales disminuyó un 21% en el mismo periodo. Por otra parte, por primera vez en el 2017, los conductores de 70 años o más tuvieron menos choques por milla reportados a la policía que los conductores de mediana edad.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


¿Por qué las buenas noticias?

Una mejor salud y estado físico entre los septuagenarios es parte de la respuesta, según el estudio de la organización sin fines de lucro con sede en Arlington, Virginia, que recibe fondos de las aseguradoras y asociaciones comerciales de seguros. Otros factores que contribuyen a ello son las mejoras básicas en la seguridad de los vehículos y la tendencia de los conductores mayores a tener un comportamiento al volante menos arriesgado en comparación con los conductores de mediana edad.

Los conductores en buena condición física son menos vulnerables

"Probablemente el factor más importante es que, como grupo, los adultos mayores se han vuelto más saludables", dijo Jessica Cicchino, vicepresidenta de investigación del IIHS, en una entrevista con AARP. Cicchino, coautora del estudio, señaló que una mejor salud implica un menor deterioro visual y cognitivo a medida que envejecemos, lo que nos convierte en conductores más seguros.

Los conductores más sanos y, por tanto, menos frágiles, también tienen más probabilidades de sobrevivir y recuperarse de un accidente que podría haber causado la muerte de alguien de la misma edad en décadas pasadas, afirma Jon Antin, director del Center for Vulnerable Road User Safety del Virginia Tech Transportation Institute en Blacksburg.

"Aun así, mientras más edad tengas, más frágil serás. Y eso es algo que tenemos que tener en cuenta cuando diseñamos automóviles”, dijo Lotta Jakobsson, directora técnica de seguridad de Volvo Car Corp. en Gotemburgo, Suecia. En efecto, la población mayor establece los límites en el diseño de las protecciones. "Los cinturones de seguridad y las bolsas de aire que trabajan en conjunto están configurados para ellos", dice.

Cada año, los investigadores aprenden más y siguen ajustando los sistemas de seguridad existentes, dice. Los automóviles nuevos son cada vez más seguros. Cicchino y Jakobsson, de Volvo, también destacaron una característica que consideran una importante mejora de seguridad.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


"La bolsa de aire de cortina inflable marcó una gran diferencia cuando se presentó en 1998", dice Jakobsson. Las bolsas de aire de cortina laterales suelen estar ocultas en el marco de la puerta, por encima de las ventanas laterales, y se despliegan en caso de colisión lateral para evitar que la cabeza del conductor o del pasajero golpee contra la ventana. "Los autos sin esos sistemas no son tan seguros como los que los tienen".

Los conductores mayores son menos propensos a enviar mensajes de texto o hablar por teléfono

"Cualquier cosa que te quite las manos del volante y los ojos de la carretera va a aumentar el riesgo de accidente", dice Antin, de Virginia Tech. "Y los adultos mayores son mucho menos propensos a realizar esas actividades secundarias".

Aunque no se ha realizado ningún estudio a gran escala sobre el uso de teléfonos inteligentes que pueda distraer la atención al volante en los conductores mayores, es lógico que los conductores más jóvenes que han crecido con teléfonos celulares puedan estar más tentados a enviar mensajes de texto o hablar mientras conducen. Los conductores más jóvenes también son más propensos a adoptar comportamientos de riesgo, como conducir a velocidad excesiva o bajo los efectos del alcohol, dice Cicchino.

El número de conductores mayores con licencia aumentó casi dos veces más rápido entre el 2010 y el 2018 en comparación con la década anterior, y el kilometraje anual promedio de los conductores mayores también siguió aumentando, dice el IIHS. El estudio analiza la conducción antes de la pandemia, por lo que queda por analizar cómo ha afectado la COVID-19 los hábitos de conducción de las personas de 70 años o más en el último año.

Los accidentes fatales disminuyeron en todos los grupos de edad en el 2019

Aun así, en el 2019 —el último año del que se tienen cifras definitivas— las muertes por accidentes automovilísticos (en inglés) para todas las edades en Estados Unidos cayeron un 2%, a 36,096, según la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras (NHTSA). Esas cifras siguen una tendencia de mejora de tres años, pero los investigadores de accidentes creen que podemos reducir aún más la tasa de víctimas mortales entre los conductores mayores.

Su consejo: "consigue el automóvil más seguro que puedas pagar", dice Cicchino. Eso significa que cuanto más nuevo sea el automóvil, mejor, dice Antin, quien recientemente participó en la primera reunión del Older Adults' Safe Mobility Research, organizada por el Gobierno federal y a la que asistieron investigadores de todo el mundo.

Según Cicchino, a los conductores mayores les puede resultar especialmente útil disponer de mejores faros que faciliten la visibilidad y de sistemas de aviso que detecten la presencia de alguien en su punto ciego. No necesitas tener lo último en tecnología de asistencia al conductor para obtener una mejor protección.

Por ejemplo, Jakobsson, de Volvo, señaló que los conductores mayores son más vulnerables a las lesiones y fracturas en el pecho. Los sistemas de seguridad ahora están diseñados para utilizar menos fuerza con los cinturones de seguridad y compensar con las bolsas de aire en caso de choque.

"En el campo de la biomecánica, nos enfocamos en la población mayor", dice. "Pero en el proceso, los conductores más jóvenes también obtendrán mayor protección".

John R. Quain es colaborador del New York Times y editor jefe de On the Road (en inglés).

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.