Skip to content

COVID-19: La vacunación, los cheques de estímulo económico y otras noticias. Infórmate

 

5 consejos para comprar en línea cuidando tus datos personales

Comprueba que te entreguen a tiempo las compras que hiciste y que no comprometan tus tarjetas de crédito.

Mujer compra en línea con su tarjeta de crédito en la mano

Tetra Images/Getty Images

In English | ¿Te encanta hacer compras en línea? No estás solo.

Más de tres cuartas partes de personas en Estados Unidos han comprado en línea, y eso incluye aproximadamente dos tercios de los adultos de 45 años o más, según una encuesta de NPR/Marist de mayo del 2018. 

Este año, con las ventas en línea proyectadas a aumentar casi $50,000 millones para un total de $550,000 millones, según la compañía de investigación Statista, puede que algunos de los que no han intentado el comercio electrónico quieran participar.

Después de todo, no tienes que luchar contra el tráfico para conducir hasta el centro comercial ni buscar estacionamiento. Las tiendas en línea están abiertas las 24 horas del día, los siete días de la semana, y puedes comprar en pijama. Comparar precios entre múltiples tiendas en línea es fácil; la selección de productos es amplia e incluye a los que están a la venta desde el exterior; y las compras se entregan directamente a tu domicilio.

Pero no recibir los artículos comprados y la falta de pago por los artículos vendidos sigue siendo la principal queja al Centro de Denuncias de Delitos por Internet del FBI por quinto año consecutivo y resultó en pérdidas por $184 millones el año pasado.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Para garantizar una buena experiencia de compras en línea, sigue estos consejos:

1. Fíjate en el candado

Siempre utiliza una conexión de internet segura al realizar una compra. Los sitios web seguros usan tecnología como el protocolo de seguridad SSL (Secure Sockets Layer) y su conexión de datos está cifrada.

Para confirmar que una conexión es segura, fíjate que haya un pequeño ícono de candado en tu navegador y, por lo general, "https" en el principio de la barra de búsqueda.

Además, no uses las redes wifi públicas gratuitas, como las que encuentras en tu cafetería favorita. Ponen en riesgo tu información, especialmente si estás ingresando una contraseña y un número de tarjeta de crédito.

Los expertos consideran que es más seguro usar la aplicación de una tienda o mercado en lugar de su sitio web, porque es menos propensa a la intrusión.

2. Paga sin peligros

Compra solo en sitios que acepten métodos de pago seguros, como PayPal, que está vinculado electrónicamente a tu tarjeta de crédito o cuenta bancaria, y tarjetas de crédito.

¿Por qué? Ambas opciones ofrecen protección al consumidor en caso de una reclamación, como no recibir un artículo o si lo que recibes y no es lo que ordenaste. Siempre revisa también la política de devolución de la tienda.

No confíes en el sitio web de una tienda que te pide efectivo, un cheque o un débito directo de tu cuenta bancaria como método de pago. Cuando compres a través del sitio web de una marca poco conocida, busca algún tipo de sello de aprobación de seguridad, como Better Business Bureau, DigiCert o VeriSign.

Ten cuidado

Las compras en línea son seguras siempre que tomes algunas precauciones y uses un poco de sentido común. Si ves algo que parece demasiado bueno para ser cierto, probablemente lo sea.

Si tienes dudas:

1. Compara el producto con otros sitios de compras en línea para ver si el precio es significativamente más bajo.

2. Comprueba que estás comprando un artículo nuevo y no usado, que podría explicar el precio más bajo.

3. Investiga la autenticidad de la marca. El artículo podría ser una imitación. Vuelve a comprobar la veracidad de la tienda en línea, especialmente si es tu primera vez allí, para asegurar que es confiable.

3. Actualiza el software de tus equipos

Mantén actualizado el sistema operativo de tu computadora o móvil en caso de que los delincuentes cibernéticos quieran aprovecharse de una debilidad que han descubierto en el software. Además, usa un buen programa para combatir los programas maliciosos; uno que ofrezca protección antivirus y un servidor de seguridad ("firewall").

Nunca hagas clic en el enlace de un correo electrónico o mensaje de texto que parezca ser de un banco, emisor de tarjeta de crédito o minorista donde piden que confirmes tus datos financieros. Si no estás seguro de la legitimidad de un correo electrónico o enlace, comunícate directamente con la empresa a través de alguna dirección de correo electrónico que ya tengas o que encuentres en su sitio web, o llama por teléfono o usa la función de chat del sitio web.

Muchos usuarios que compran en internet utilizan una red privada virtual, mejor conocida como VPN, para navegar en la web de forma anónima.

4. Investiga la reputación de los sitios web 

Cuando estés comprando en sitios como eBay, asegúrate de verificar la reputación del vendedor y leer los comentarios antes de comprar un producto. Los clientes anteriores pueden ser una buena referencia para predecir futuras experiencias de compra.

Además, no olvides el mejor consejo que quizá has recibido para evitar estos tipos de fraude: si parece demasiado bueno para ser cierto, probablemente lo sea.

Tus amigos de Facebook podrían compartir inocentemente ofertas engañosas en esta época del año. Y no, no encontrarás un iPhone 11 nuevo por $300.

Si le estás comprando a alguien en tu área a través de un sitio de clasificados en línea como Craigslist, Facebook Marketplace, Kijiji, Letgo u OfferUp, asegúrate de reunirte con el vendedor en un lugar público e inspeccionar el artículo antes de entregar el efectivo.

5. Utiliza contraseñas seguras

Una buena contraseña tiene al menos siete caracteres e incluye letras, números y símbolos. O utiliza una frase de contraseña, que es una larga cadena de palabras juntas, e incluye también un número y un símbolo.

Por ejemplo, la oración "¡Mi perra Bella cumple años el 19 de octubre!", podría usarse para crear una frase de contraseña como "¡MpBcae19do!"

Nunca utilices las mismas contraseñas para toda tu actividad en línea.

Si una de tus cuentas se ve comprometida, los delincuentes tendrían acceso a todos tus servicios.

Cambia estas contraseñas regularmente. Una aplicación de administración de contraseñas es una buena idea para mantener todo seguro y en un solo lugar.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.