Conoce más

Abrir
Carro de compras

Cupones de Comestibles

Cupones de ahorro.

Michaels

Los socios ahorran todos los días.

Centro de recursos para la familia - Cuidado de ancianos

¿Estás cuidando de un ser querido?

Encuentra recursos aquí.

Tu dinero

Ayuda a tus hijos a administrar sus tarjetas de crédito

Esta lista de qué hacer y qué evitar los ayudará a no tener deudas

JUEGOS GRATIS de AARP:  Juegue cuanto quiera.  Es fácil, rápido y gratis.

In English | Si uno de tus hijos está a punto de ingresar en la universidad, ahora es el momento que sepa cómo administrar el dinero por su cuenta.

Sin un asesoramiento financiero adecuado, muchos jóvenes desarrollan malas costumbres monetarias durante sus años universitarios y terminan pagando un precio muy alto en los años venideros. De manera parecida, ser independiente les ofrece una buena oportunidad de aprender lecciones financieras que les serán muy útiles el resto de sus vidas.

Vea también: Conozca a los famosos que se fueron a la quiebra.

Establece límites de gastos razonables e insta a tus hijos a atenerse a ellos. — Foto: Blend Images/Getty Images

Comparte estos consejos sobre las tarjetas de crédito, qué hacer y qué evitar con tu hija o hijo estudiante.

1. SÍ considera agregar al estudiante como usuario autorizado de tu tarjeta de crédito

A pesar de leyes federales promulgadas recientemente que limitan la promoción de tarjetas de crédito en las universidades, los estudiantes aun así pueden verse acosados por ofertas bancarias y de compañías de tarjetas de crédito. Y los jóvenes pueden sentirse muy tentados a solicitar una tarjeta —o hasta varias— para cubrir sus gastos personales y de estudios.

Es mejor animar a tus hijos a no aceptar estas ofertas y en su lugar agregarlos como usuarios autorizados en tu tarjeta de crédito. Esto te permitirá monitorear sus gastos y mantenerlos responsables por cualquier compra que hagan con esa tarjeta.

2. Los estudiantes universitarios SÍ deben obtener una tarjeta de débito

Si no deseas que tus hijos estén asociados a tus cuentas de crédito o te preocupan sus habilidades de administración de dinero, sugiéreles obtener una tarjeta de débito que puedan usar para pagar sus gastos.

Es una buena manera de ayudar a los estudiantes a administrar eficazmente su dinero sin tener que molestarse en escribir cheques por sus compras cotidianas. Aun así, deben mantener un registro de cómo utilizan la tarjeta, sea manteniéndose al tanto del gasto total acumulado o revisando sus estados de cuenta en internet con regularidad. Además, los usuarios de las tarjetas de débito pueden inscribirse para recibir avisos por correo electrónico que les notifiquen cuando su saldo esté bajo.

3. SÍ considera los beneficios de las tarjetas de crédito con garantía

Si deseas que tu estudiante universitario establezca su propio historial crediticio durante sus años en la universidad, una alternativa para cumplir esta meta es solicitar una tarjeta de crédito con garantía. Puede administrar esta cuenta solo, o puede tener una cuenta conjunta contigo.

Al igual que con las tarjetas de crédito tradicionales sin garantía, las tarjetas de crédito con garantía ayudan a las personas (jóvenes o mayores) a construir un buen historial crediticio. Pero estas tarjetas se distinguen de las tradicionales sin garantía de una manera significativa.

Las tarjetas de crédito con garantía exigen un depósito como garantía, que a su vez se convierte en la línea de crédito. Por ejemplo, si depositas $500 en un banco, este banco te puede proporcionar (o proporcionarle a tu hijo) una tarjeta de crédito con garantía con un límite de crédito de $500.

Los padres que tienen cuentas conjuntas con sus hijos pueden acceder la cuenta pero podrían decidir no usarla.

4. SÍ disuade a tu hijo de solicitar varias tarjetas a la vez

Sugiérele que sea selectivo a la hora de elegir cuál tarjeta solicitar, para no dañar su puntuación crediticia. Todas las solicitudes de tarjetas de crédito efectúan verificaciones profundas que se incluyen en los informes crediticios.

Tener demasiadas verificaciones reduce la puntuación crediticia, dado que las verificaciones permanecen en los informes de crédito por dos años, y pesan en tu contra —a la hora de calcular tu puntuación crediticia FICO— por un año.

1. NO ignores las tarjetas de crédito para estudiantes

Si piensas que tu estudiante es responsable con el dinero y podrá pagar los saldos de las tarjetas de crédito antes del final de cada mes, considera los beneficios de una tarjeta de crédito para estudiantes.

Estas tarjetas ofrecen recompensas tales como reembolsos en efectivo en ciertos tipos de compras o millas aéreas y descuentos en viajes.

Solo asegúrate de leer la letra pequeña para informarte sobre las cuotas anuales, tasas de interés y otras condiciones.

2. NO se te olvide establecer indicaciones y límites de gastos específicos

Sea que hayas agregado a tu hijo a una de tus cuentas de crédito o le has aconsejado solicitar su propia tarjeta de crédito, es importante hablar con los hijos de edad universitaria sobre el uso prudente del crédito y cuándo no deberían usar las tarjetas de crédito.

Es demasiado fácil perder la noción de los gastos de la universidad, con el costo de la matrícula cada año, además de los libros, útiles escolares, comida y otros gastos.

Establece límites de gastos razonables e insta a tus hijos a atenerse a ellos. También, recomiéndales no utilizar las tarjetas de crédito para los gastos cotidianos que fácilmente se pueden pagar en efectivo. Igualmente para aquellos artículos costosos que quizás no podrían pagar por completo dentro de un mes.

De manera parecida, si deseas que tus hijos solo usen la tarjeta de crédito en caso de emergencia, aclara este punto.

A pesar de los altos saldos de cuentas de tarjetas de crédito que frecuentemente acumulan los estudiantes universitarios, esos cuatro años en los que obtienen sus títulos no tienen por qué agobiar a los jóvenes con deudas inmanejables.

Si siguen los consejos antedichos sobre qué hacer y qué evitar, tus hijos podrán desarrollar habilidades de administración de dinero para toda la vida y mantener al mínimo las deudas de las tarjetas de crédito, incluso mientras estudian para obtener su título de enseñanza superior.

Lynnette Khalfani-Cox, The Money Coach(R), es experta en finanzas personales, personalidad de radio y televisión y colaboradora habitual de AARP. Puedes seguirla en Twitter y en Facebook.

También le puede interesar:

Página de inicio de AARP

Video relacionado

campaña
independencia financiera

Ofertas y Beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Payless

Los socios disfrutan de ahorros especiales en alquiler de autos de PaylessCar.com.

Dunkin Donuts

Los socios pueden recibir una dona GRATIS con la compra de una bebida grande o extragrande en Dunkin' Donuts.

Repair Pal

Los socios ahorran un 10% (hasta $50) en reparaciones de autos en los talleres certificados RepairPal.