Conoce más

Abrir
Carro de compras

Cupones de Comestibles

Cupones de ahorro.

Michaels

Los socios ahorran todos los días.

Centro de recursos para la familia - Cuidado de ancianos

¿Estás cuidando de un ser querido?

Encuentra recursos aquí.

sorteo

Gana las vacaciones de tus sueños. ¡Participa hoy!

becas para
hispanos

Lo que tus hijos y nietos necesitan para ir a la universidad.

vencer el
hambre

Apoya la campaña de AARP para vencer el hambre en América.

campaña
Independencia financiera

encuesta

Preguntas y respuestas del
Seguro Social

Todo lo que necesitas saber sobre tus beneficios.

juegos

Juegos de AARP

Prueba tu destreza e ingenio. Juega

Cómo actuar

¿Qué tarjeta de crédito debería pagar primero?

Podría atacar las tasas de interés altas o las deudas más grandes.

In English | En lo que respecta a las estrategias para pagar tarjetas de crédito, no siempre es fácil determinar qué deuda pagar primero.

La mayoría de los expertos en finanzas sugerirán pagar primero las que tengan las tasas de interés más altas.

Vea también: ¿Debería usar ahorros para pagar la deuda de las tarjetas de crédito?

Personalmente, no adhiero a este consejo bien intencionado, principalmente porque para la mayoría de la gente no funciona. Si funcionara, las millones de personas y familias que siguen este consejo no permanecerían endeudadas hasta la coronilla.

Un gran problema con el habitual consejo de “pague primero la deuda con la tasa de interés más alta” es que uno casi no percibe que los saldos varíen. Eso es terriblemente desalentador para la mayoría de la gente, mes tras mes. Imagine estar pagando $200 mensuales por una deuda de $5.000 de su tarjeta de crédito y, al recibir el siguiente resumen de cuenta de la tarjeta, encontrarse con que el saldo apenas se redujo en $30, porque $170 se fueron en cubrir cargos por intereses.

En la mayoría de los casos, esto mina la motivación del deudor para seguir pagando sus deudas, porque no puede ver un progreso sustancial.

Recuerdo cuando, en el 2001, acumulé una deuda en mis tarjetas de crédito de $100.000. Negocié con las compañías de las tarjetas y les pedí que me bajaran las tasas de interés, y casi todas ellas accedieron. En un momento dado, ninguna de mis tarjetas tenía una tasa de interés superior al 6,9%. De hecho, varias de ellas cobraban cero interés, mientras otras estaban en 2,9% o 4,9%. En otras palabras, no me preocupaban para nada las tasas de interés, porque eran muy manejables.
 
Sin embargo, lo que sí me preocupaba era que todas mis tarjetas tuvieran saldos altos. Debido a que había gastado excesivamente, muchas de mis tarjetas estaban al límite del crédito, y las que no lo estaban se encontraban próximas a alcanzarlo.

Imaginen mi angustia cuando me atreví a salir a cenar a un restaurante de moda en Nueva York. Sabiendo que me arriesgaba a pasar vergüenza en público, entregué una tarjeta de crédito para pagar la cuenta y tuve que cruzar los dedos —y rezar silenciosamente— mientras esperaba que la tarjeta fuera aprobada.

Siguiente: Ir tras las tarjetas con tasas de interés altas. >>

¿Qué opina?

Deje su comentario en el campo de abajo.

¿Tus hijos necesitan un empujoncito para inscribirse en un seguro de salud?

Ofertas y Beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Payless

Los socios disfrutan de ahorros especiales en alquiler de autos de PaylessCar.com.

Dunkin Donuts

Los socios pueden recibir una dona GRATIS con la compra de una bebida grande o extragrande en Dunkin' Donuts.

Repair Pal

Los socios ahorran un 10% (hasta $50) en reparaciones de autos en los talleres certificados RepairPal.