Conoce más

Cerrar
Teatros Regal

Regal Cinemas

Los socios ahorran en taquillas.

¿Buscas empleo?

Recursos para encontrar trabajo.

Annas Linens

Anna's Linens

Ahorros en las compras.

Driver Safety

AARP Driver Safety

Toma el curso en línea hoy.

sorteo

Gana las vacaciones de tus sueños. ¡Participa hoy!

becas para
hispanos

Lo que tus hijos y nietos necesitan para ir a la universidad.

vencer el
hambre

Apoya la campaña de AARP para vencer el hambre en América.

campaña
Independencia financiera

encuesta

Preguntas y respuestas del
Seguro Social

Todo lo que necesitas saber sobre tus beneficios.

juegos

Juegos de AARP

Prueba tu destreza e ingenio. Juega

Cómo recuperarse de un revés económico

No es demasiado tarde para revertir su situación.

Herramienta: Cómo pagar el saldo de sus tarjetas

Cómo liquidar el saldo de sus tarjetas

Aprenda a manejar su crédito y a pagar con efectividad. Calcule

video relacionado

Haga clic en CC para leer la transcripción del video en español.

In English | Un nuevo año es un momento estupendo para volver a empezar económicamente, en especial si el año anterior pasó apuros personales o económicos.

Tal vez se divorció. Quizás perdió su hogar a causa de una ejecución hipotecaria o sobrellevó la pena de tener que declararse en quiebra. O posiblemente esté a punto de cancelar grandes deudas personales justo en el momento en que esperaría estar viviendo la buena vida.

Bueno, hay pasos que puede tomar para recuperarse. A continuación le brindamos unos consejos útiles para ayudarlo a recomenzar.

Vea también: Calculadora para pagar sus tarjetas de crédito.

Mujer pone monedas en un frasco de ahorros - Creación de un fondo para días difíciles es una manera de mantener sus finanzas en orden.

Comenzar un fondo para los "días de lluvia" es una buena forma de poner sus finanzas en el buen camino. — Foto: Getty Images

Después de declararse en quiebra: supere la vergüenza y las emociones negativas

Declarase en quiebra puede conllevar un verdadero estigma. Después de todo, a casi todos nos enseñaron a cumplir con nuestras obligaciones y pagar nuestras deudas pasara lo que pasara. Pero la verdad es que no siempre es posible pagar nuestras deudas, a pesar de nuestros mejores esfuerzos.

Si ha tenido que solicitar la protección por quiebra —o está considerando hacerlo— sepa que no está solo. De hecho, según un estudio realizado por la Facultad de Derecho de la University of Michigan, las personas de mayor edad constituyen el segmento de mayor crecimiento de la población estadounidense que se declara en quiebra. Según los resultados de una encuesta realizada por FindLaw.com en mayo del 2011, una de cada ocho personas adultas en Estados Unidos —aproximadamente un 13 % de la población— dice haber considerado declararse en quiebra.

Aun así, muchas personas que han solicitado la protección por quiebra con frecuencia sufren inicialmente de vergüenza y culpabilidad. Pero en vez de permitir que los sentimientos de fracaso o decepción dominen su vida, cambie esos sentimientos negativos y considere su quiebra como una experiencia educativa. Tómese tiempo para reflexionar honestamente sobre lo que podría haber hecho para prevenir la situación, y luego permítase la libertad de perdonarse cualquier error y siga adelante.

¿Pasó por el proceso de ejecución hipotecaria? Establezca un fondo pequeño para gastos imprevistos.

Según datos publicados por el Public Policy Institute (Instituto de Políticas Públicas) de AARP, entre el 2007 y 2011 un número sin precedentes de propietarios de 50 años o más pasaron por el proceso de ejecución hipotecaria o se atrasaron por más de 90 días en sus pagos hipotecarios.

Si perdió su hogar hace poco tiempo, es muy probable que haya agotado la mayor parte de sus ahorros.

Aunque esté dispuesto a alquilar por el resto de su vida y no piense ser dueño de una casa o apartamento, una de las formas de recuperarse de una ejecución hipotecaria es volver a establecer sus ahorros con un fondo para gastos imprevistos en una cuenta de ahorros. Si no lo hace, le parecerá que nunca podrá salir adelante o lograr tener estabilidad económica.

Un fondo para gastos imprevistos es una pequeña cuenta de ahorros, normalmente de $500 a $1.500, que le puede ayudar a enfrentar gastos no previstos como el neumático desinflado de su automóvil o el inodoro con fugas por el que se vio obligado a llamar al plomero.

Sin un fondo para gastos imprevistos, se verá forzado a usar las tarjetas de crédito para pagar los gastos a corto plazo o de emergencias únicas. Y dado que su crédito ya sufrió un golpe tras la ejecución hipotecaria, lo que menos desea hacer es utilizar sus tarjetas de crédito en exceso, ya que también impacta su crédito.

Siguiente: Obtenga ayuda para resolver sus problemas crediticios y económicos tras el divorcio »

Alertas de tema

Usted puede recibir alertas semanales por correo electrónico sobre los siguientes temas. Solo haga clic en “Seguir”

Administrar alertas

Procesamiento

Por favor espere...

progress bar, please wait

Trivia sobre crédito

Haga la encuesta de AARP para ver quién tiene mejor crédito

¿Quiénes tienen mejor crédito?

Pruébese y entérese si ellas son mejores pagadoras que ellos.

¿Qué opina?

Deje su comentario en el campo de abajo.

¿Tus hijos necesitan un empujoncito para inscribirse en un seguro de salud?

Ofertas y Beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Payless

Los socios disfrutan de ahorros especiales en alquiler de autos de PaylessCar.com.

Dunkin Donuts

Los socios pueden recibir una dona GRATIS con la compra de una bebida grande o extragrande en Dunkin' Donuts.

Repair Pal

Los socios ahorran un 10% (hasta $50) en reparaciones de autos en los talleres certificados RepairPal.