Skip to content
 

Estudio indica que los formularios de divulgación confunden a los inversionistas

Los consumidores informan no haber comprendido los formularios que creó la SEC para ayudarlos a seleccionar un profesional financiero.

Hombre sentado frente a su computador habla por teléfono.

Getty Images

In English | Los inversionistas que buscan orientación para seleccionar profesionales de servicios financieros que tengan en cuenta su mejor interés no recibirán mucha ayuda de los formularios de divulgación que preparó la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos (SEC) y que serán de uso obligatorio para los asesores. Así lo indica una investigación realizada por AARP (en inglés) y otros grupos de consumidores que se publicó hoy.

Los formularios, titulados “Customer Relationship Summary” o CRS, son una parte clave de las reglamentaciones que ha propuesto la SEC en respuesta a la preocupación que existe entre los inversionistas comunes; es decir, si éstos advierten si sus intereses están por delante del deseo que pueden tener los profesionales de servicios financieros de aumentar sus propias ganancias. Pero la nueva investigación sugiere que los formularios propuestos pueden confundir el panorama en vez de aclararlo. Los grupos que encargaron el estudio han pedido a la SEC que mejore los formularios antes de finalizar las reglamentaciones de protección a los inversionistas.

“Creemos que los resultados de esta prueba de evaluación indican claramente que es necesario que la comisión reconsidere, revise y vuelva a poner a prueba el contenido, lenguaje y formato de los formularios de divulgación propuestos", dice AARP en la carta en la que presentó los resultados del estudio a la SEC (en inglés).

AARP y sus asociados —Consumer Federation of America, Certified Financial Planner Board of Standards y Financial Planning Coalition— contrataron a Kleimann Communication Group, grupo que realizó 16 entrevistas individuales de 90 minutos de duración con consumidores en Calabasas, California; Filadelfia y St. Louis.

El estudio reveló que los formularios CRS no ayudaron mucho a que los consumidores comprendieran mejor las diferencias básicas entre los distintos tipos de servicios financieros y la manera en que esas diferencias pueden afectar sus inversiones. Estos son algunos de los hallazgos más importantes:

  • Los formularios no explican con claridad la diferencia entre un asesor de inversiones y un agente o corredor. Mejorar la comprensión de estas diferencias es uno de los principales objetivos de los formularios de divulgación. Los asesores financieros tienen la obligación profesional de cumplir con un "deber fiduciario", es decir, deben poner los intereses financieros del cliente por delante de lo que podría ser más conveniente para sus propias firmas. Los agentes y corredores, sin embargo, solo tienen que hacer recomendaciones "apropiadas"; por lo tanto, pueden sugerir inversiones que podrían aumentar sus ganancias, aun cuando no sean las más apropiadas para el cliente.

Incluso después de leer los formularios muchos consumidores no pudieron explicar esas diferencias. Las personas entrevistadas también se mostraron confundidas sobre el significado de "mejor interés", un término que es importante comprender cuando se contrata un asesor financiero. La mayoría de las personas encuestadas pensaban que el término significa que ganarán más dinero, cuando en realidad significa que el interés financiero del inversionista debe ser la prioridad.

  • Las explicaciones de los cargos y costos son confusas y abrumadoras. Si bien los formularios CRS ayudan a conocer la cantidad de cargos que el consumidor podría tener que pagar, muchas de las personas entrevistadas seguían sin estar seguras sobre cómo determinar qué tipo de cuenta podría resultarles más costosa.
  • La gente comprende la existencia de los conflictos de intereses, pero no el impacto. Los formularios de divulgación dieron a los consumidores la información que necesitaban para reconocer cuándo una empresa podría estar recibiendo incentivos para recomendar ciertos productos. Pero pocos advirtieron que esas recomendaciones podrían no ser las más convenientes para el cliente.

AARP y sus asociados presentaron los resultados de la encuesta a la SEC el miércoles; la asociación solicita a la SEC que demore la adopción final del paquete de reglamentaciones propuesto hasta tanto se corrijan los formularios.

“La divulgación cumple una función demasiado importante en el enfoque propuesto como para que la comisión descarte ligeramente pruebas de que las divulgaciones que propone no cumplen con el objetivo para el cual fueron creadas”, dice la carta de AARP.

AARP exhorta a la SEC a que restrinja el mal asesoramiento —fortaleciendo las reglamentaciones y los formularios de divulgación propuestos— y considere a todos los profesionales financieros genuinamente responsables de ayudar a los consumidores a seleccionar la mejor opción de ahorro jubilatorio para ellos y sus familias.


¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.