Skip to content

¡Bienvenido! AARP es tu guía para navegar la vida y planear tu futuro con Salud, Dinero y Amor. Conócenos mejor

 

Cómo detectar anuncios políticos y mensajes falsos en las redes sociales

Ten cuidado con la información errónea —y la falta de información— durante las elecciones del 2020.

Hombre mirando una computadora personal sobre sus piernas en una sala.

RICHARD DRURY / GETTY IMAGES

In English | Si has entrado a Facebook, probablemente hayas visto anuncios de candidatos presidenciales pidiéndote que te unas a su equipo o que contribuyas con unos pocos dólares.

Las campañas están gastando millones para llegar a las personas en las redes sociales, especialmente en Facebook. Ellas y sus partidarios también comparten memes, videos y otros mensajes para impulsar a sus candidatos y desacreditar a sus oponentes.

Pero el solo hecho de que un anuncio o una publicación parezcan reales no significa necesariamente que su mensaje sea verdadero. Facebook ha dicho que no comprobará la información de los anuncios políticos con hechos, una decisión que ha sido criticada a la luz de la difusión de desinformación política —que es información falsa difundida deliberadamente para influenciar la opinión u oscurecer la verdad— en las redes sociales en el 2016.

Debido a la postura de Facebook relativa a los anuncios políticos, los votantes deben saber cómo separar lo falso de lo real para evitar que los engañen. Dos advertencias: las técnicas no son infalibles, ya que las herramientas que se usan para crear y difundir la desinformación son sofisticadas, y nuestros propios prejuicios nos hacen menos escépticos sobre las cosas que ya creemos que son verdad.

"Hemos visto una verdadera progresión del uso de información falsa en los medios sociales desde el 2016", afirma Samuel Woolley, director de proyectos para la investigación de propaganda en el Center for Media Engagement de University of Texas, en Austin. Es especialmente cierto en Facebook, señala, donde las campañas o grupos políticos de todo el espectro ideológico pueden difundir desinformación o contenido provocativo para "tratar de convencer a la gente de que hagan lo que ellos quieren".


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Una plataforma "fantástica" para llegar a las personas mayores

Las personas mayores, que no son nativos digitales que crecieron usando las redes sociales, son los principales objetivos de esto, expresa Woolley. "Es una herramienta fantástica para que se comuniquen con sus amigos y familiares, pero también es un entorno en el que se las puede manipular con mala información".

Los adultos mayores de 50 años en EE.UU. son el segmento de usuarios de Facebook de crecimiento más rápido, según Gallup. En el 2018, el 52% de las personas de 50 a 64 años afirmaron tener una cuenta de Facebook, frente al 34% en el 2011. Entre los mayores de 65 años, el 32% dijeron tener una cuenta en Facebook, frente al 18% en el 2011. Entre todos los adultos, el 56% tenían una cuenta de Facebook en el 2018.

Dado con una equis roja y un signo de aprobación.

GETTY IMAGES

Cómo detectar las afirmaciones falsas en las redes sociales

  • Con los mensajes o anuncios muy desagradables ocurre lo mismo que con los discursos de venta: si parecen demasiado buenos para ser ciertos, probablemente no lo sean.
  • Ten especial precaución en las páginas de grupos o en los grupos privados de Facebook, donde es posible que no conozcas a las personas que participan. Algunas podrían ser cuentas falsas o anónimas. La información errónea también puede persistir en grupos privados que no son vistos por un público más amplio capaz de señalar el error o desacreditar la publicación.
  • Lee más allá de los titulares. Y recuerda: las imágenes y los videos pueden ser tomados fuera de contexto.
  • Ten en cuenta que puedes marcar una publicación como sospechosa en Facebook o contactar a FactCheck.org o PolitiFact directamente por correo electrónico o a través de sus sitios web si no estás seguro de si una publicación o anuncio político es real. El sitio Snopes.com también desacredita las afirmaciones falsas.

Facebook es la plataforma social que las personas mayores usan más a menudo. De hecho, son muchos más los mayores de 50 años que usan Facebook en lugar de Instagram o Twitter, según un sondeo de Pew Research (en inglés) del año pasado. Por ejemplo, el 68% de los encuestados de 50 a 64 años usaron Facebook, el 17% usaron Twitter y el 23% usaron Instagram. Entre los mayores de 65 años, menos del 10% usaron Twitter, que ha anunciado que no aceptará anuncios políticos.

Las campañas están invirtiendo mucho dinero en publicidad en Facebook. En el 2016, las campañas de Trump y Clinton gastaron $81 millones en publicidad en Facebook, informó un ejecutivo de la compañía al Congreso.

El gasto en Facebook supera la campaña del 2016

Hasta ahora, los candidatos presidenciales han gastado más de $136 millones en anuncios de Facebook en la campaña del 2020, de acuerdo con la Biblioteca de anuncios (en inglés) de la empresa, que registra los gastos.

Facebook permite que los candidatos se comuniquen directamente con sus partidarios potenciales, dice Laura Edelson, una investigadora de New York University que estudia la publicidad política en la plataforma. Permite que las campañas compartan diferentes mensajes en función de la demografía, las características y los intereses en línea de los usuarios.

"La gran mayoría de los anuncios políticos están microdirigidos", lo que hace más fácil identificar a las personas con mensajes a los que son especialmente receptivas, explica Edelson. Eso también puede facilitar la difusión de información errónea, ya que las afirmaciones falsas pueden no ser visibles inmediatamente para otros que podrían desacreditarlas.

Los anuncios de Facebook tienen puntos suspensivos en la esquina superior derecha que permite ver por qué estás viendo un anuncio en particular.

Desconfía si te están abordando a raíz de tus intereses o si un anunciante tiene tu información de contacto y no sabes cómo la obtuvo, afirma Edelson.

La semana anterior a las elecciones debes ser especialmente cauteloso con los mensajes políticos en las redes sociales, advierte. Es un momento clave para la desinformación, porque los contenidos engañosos se pueden compartir sin tiempo suficiente para detenerlos antes de que la gente vote.

Los expertos dicen que es fundamental que la gente examine la fuente original de información de un anuncio o publicación. ¿Se atribuye a alguien? ¿La fuente es creíble? Incluso si un amigo, pariente o candidato lo compartió, eso no significa que sea verdad.

"A menos que sea de una fuente autorizada, es solo algo en internet", explica Edelson.

Las fotos y los videos se pueden alterar

Las fotos y los videos se pueden manipular y usar fuera de contexto para engañar a la gente. "No confíes en eso para tomar tus decisiones", recomienda Ann Ravel, directora del proyecto Digital Deception Solutions (en inglés) de MapLight, una organización no partidaria sin fines de lucro con sede en Berkeley, California, que rastrea el dinero en la política.

Internet juega con las emociones de las personas, dice Ravel. Si un anuncio o una publicación te causa miedo, ira o desagrado, eso podría ser una señal de advertencia de desinformación.

Los medios de comunicación y los grupos de investigación analizan las afirmaciones falsas pero no pueden atrapar a todas. Si hay figuras públicas o campañas que difunden información errónea —o se vuelve viral—, los medios de comunicación legítimos a menudo lo reportarán. Abre una segunda ventana del navegador y haz una búsqueda, aconseja Angie Drobnic Holan, editora en jefe de PolitiFact (en inglés), una organización no partidaria de verificación de hechos en Washington D.C., y St. Petersburg, Florida.

"A menos que sea de una fuente autorizada, es solo algo en internet". 

— Laura Edelson, investigadora que estudia la publicidad política en Facebook

Los periodistas de PolitiFact examinan las imágenes virales, los mensajes de Facebook y las declaraciones de los candidatos utilizando un gráfico que analiza la veracidad y va del rojo (falso) al verde (verdadero). Las falsedades más escandalosas se etiquetan con flameantes "pantalones en llamas".

Otro sitio sin afiliación política de verificación de hechos es FactCheck.org (en inglés), una organización sin fines de lucro de Filadelfia que busca reducir el engaño en la política. Es parte del Annenberg Public Policy Center de University of Pennsylvania.

Tanto FactCheck como PolitiFact colaboran con Facebook para examinar las noticias que los usuarios marcan como potencialmente falsas, un sistema que se puso en marcha después de las elecciones del 2016. Si se desacredita una historia, Facebook la marca como "información falsa" o "información parcialmente falsa" e incluye un enlace a un artículo que explica por qué. Aun así, la compañía no elimina el artículo engañoso.

Eugene Kiely, director de FactCheck, dice que la información errónea a menudo se concentra en torno a los eventos y temas que se difunden en los medios de comunicación.

La gente debería leer más allá de un titular y no debería compartir sátira u opinión que no esté claramente etiquetada como tal, dice. Y busca transparencia en los sitios web. ¿Quién escribe los artículos? ¿Cómo se financian? ¿Cómo se puede contactar al autor? La falta de transparencia es una señal de alerta.

FactCheck incluye enlaces a material de fuentes originales utilizado para verificar o refutar afirmaciones políticas. Y un video explica cómo reconocer información falsa en internet (en inglés).

La Red contra el Fraude, de AARP, puede ayudarte a identificar y evitar las estafas. Inscríbete para recibir nuestras alertas gratuitas de vigilancia (en inglés), consulta nuestro mapa de seguimiento de estafas (en inglés) o llama gratis a nuestra línea de ayuda especializada en fraudes al 877-908-3360 si tú o un familiar sospechan que han sido víctimas de una estafa.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO