Skip to content
 

Una cena de Acción de Gracias sencilla

Recetas para una comida pequeña, fácil de preparar y deliciosa.

In English | Algunos años mi marido y yo deseamos tener un día de fiesta tranquilo. El año pasado mi hija mayor y su esposo nos visitaron para Acción de Gracias, otros amigos llegaron pero solo el fin de semana, así que el jueves éramos solo nosotros cuatro. Así que preparamos un cena pequeña pero deliciosa.

Al hacer una comida pequeña, pasamos menos tiempo en la cocina. También significa que no tendremos que preocuparnos por una gran cantidad de comida sobrante. ¡Me parece perfecto! Después de unos días de oler, asar y comer pavo y todas sus guarniciones, siempre estoy lista para un cambio de menú.

Definitivamente, comenzamo la comida con una ensalada caliente de coles de Bruselas, uvas y nueces tostadas. ¿Temes servir coles de Bruselas? No necesitas preocuparte. Hasta los detractores de las coles de Bruselas quedarán embelesados por estos vegetales cortados en finas rodajas y ligeramente salteados, combinados con tres alimentos del agrado de todos —uvas, nueces y vinagreta balsámica—.

El pollo de Acción de Gracias con relleno de arroz salvaje, arándanos y salchicha es una comida de tamaño ideal para cuatro personas. Hay dos buenas razones para hacerle al pollo un corte mariposa. Primero, rebanarlo es súper fácil. Haces un corte a lo largo del esternón y obtendrás dos porciones de pechuga y ala —eso es todo—. La piel es lo único que mantiene la pierna y el muslo unidos a la pechuga, la cual se separa fácilmente con un tijeretazo. Ahora te quedan cuatro porciones generosas —dos piernas con muslos, y dos pechugas con alas—. Si deseas combinar la carne blanca y oscura o estirar el plato para seis personas, basta con cortar el pollo en ocho presas.

La mejor razón para asar un pollo cortado en mariposa es el relleno. La cavidad de un pollo (o de un pavo, si fuera el caso) es tan pequeña, que no hay mucho espacio para el relleno. Al abrir el ave y extenderla sobre el relleno podrás darle más sabor.

Me encanta el pudín de pan con salsa de caramelo y la crema batida al brandy porque funciona de dos maneras: Se puede servir caliente con una cucharada de crema batida al brandy como postre de Acción de Gracias y luego disfrutar de sobras recalentadas con jarabe de arce en un desayuno de fin de semana.

Ya que somos personas que no podemos imaginarnos un feriado sin tener que cocinar para un montón de gente, casi hemos roto varias veces nuestro pacto. Confío en que este año podamos lograr una cena de Acción de Gracias acogedora.

Rollitos de Bruselas, uvas y ensalada de walnus - Recetas de Acción de Gracias por Pam Anderson

Threemanycooks.com

Sorprende hasta el grupo más pequeño de invitados de Acción de Gracias con una ensalada donde el protagonista son las coles de Bruselas.

Ensalada caliente de coles de Bruselas con uvas y nueces tostadas

Rinde 4 porciones

  • 3 cucharadas de vinagre balsámico
  • 1 cucharada de mostaza Dijon
  • 1 diente de ajo mediano
  • Sal y pimienta negra molida
  • 5 cucharadas de aceite, divididas
  • 2 tazas de uvas sin semillas
  • 1 libra de coles de Bruselas, cortadas y rebanadas en rodajas finas
  • 1/2 taza de nueces tostadas y picadas en pedazos grandes.

Mezcla el vinagre, la mostaza, el ajo y una pizca de sal y pimienta en una jarra medidora Pyrex de 2 tazas de capacidad. Incorpora lentamente sin dejar de batir 1/4 taza de aceite (esto puede ser refrigerado en un recipiente hermético durante varios días; regrésalo a temperatura ambiente antes de servir).

Al momento de servir, calienta una sartén grande a fuego medio-alto. Mezcla las uvas con una cucharadita de aceite. Añádelas a la sartén caliente y saltéalas, moviendo la sartén con frecuencia, hasta que las uvas tengan un color marrón no uniforme, aproximadamente 2 minutos. Viértelas en un plato y coloca la sartén de nuevo en el fuego. Mezcla las coles de Bruselas con las dos cucharaditas de aceite restantes y una pizca de sal y pimienta. Añádelas a la sartén; saltéalas hasta que se calienten y se pongan un poco oscuras, de 3 a 4 minutos. Regresa las uvas a la sartén y mezcla.

Coloca una porción de la mezcla de coles de Bruselas en cada plato. Agrega las nueces, rocía la vinagreta y sirve.

Pollo y arroz, recetas de Acción de Gracias por Pam Anderson

Threemanycooks.com

Muéstrale al pavo un poco de competencia con un pollo de Acción de Gracias servido junto con un sabroso platillo de relleno.

Pollo de Acción de Gracias con relleno de arroz salvaje, arándanos y salchicha

Rinde 4 porciones

Si no encuentras salchicha de pollo sin embutir, compra una salchicha embutida y saca la carne de la tripa. También puedes utilizar salchicha de cerdo.

  • 1 pollo pequeño entero, de 3 a 3 1/2 libras
  • 2 cucharaditas de sal Kosher y pimienta negra molida
  • 1 cucharadita de hojas de tomillo secas
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 6 onzas de salchicha de pollo italiana sin embutir*
  • 1 cebolla mediana-grande, cortada en cuadritos medianos
  • 1 cucharadita de salvia seca
  • 2 tazas de mezcla de arroz salvaje
  • 1 cuarto, más una taza de caldo de pollo, dividido
  • 1/2 taza de arándanos secos
  • 1 cucharadita de maicena disuelta en 1 cucharada de agua

Échale sal al pollo por ambos lados, varios granos molidos de pimienta y el tomillo; déjalo reposar mientras haces el arroz. Mientras se cocina el arroz, ajusta la rejilla del horno a la posición media-baja y lleva la temperatura del horno a 450 ° para que esté totalmente precalentado cuando el arroz esté listo.

Mientras tanto, calienta el aceite a fuego medio-alto en una sartén grande o en una olla de hierro fundido. Agrega la salchicha y cocínala, revolviéndola para separarla hasta que empiece a dorarse, de 2 a 3 minutos. Agrégale una cebolla: saltéala hasta que se ablande, de 3 a 4 minutos más. Añade la salvia y cubre con el arroz. Agrega un cuarto de caldo y espera a que hierva. Reduce el fuego y cúbrelo hasta que el arroz se ablande y haya absorbido el caldo, cerca de 45 minutos; agrega los arándanos.

Inmediatamente, vierte el arroz caliente haciendo un montículo en una bandeja grande de hornear con borde. Coloca el pollo encima hasta que cubra completamente el arroz. Ásalo hasta que el pollo esté completamente dorado y cocido, de 45 a 50 minutos.

Transfiere el pollo a una tabla de cortar; déjalo reposar por 10 minutos. Vierte el arroz en un recipiente de servir; cúbrelo y mantenlo caliente. Coloca la bandeja de hornear sobre una hornilla a baja temperatura. Agrega la taza de caldo restante y cocina a fuego lento, raspando los trocitos que se hayan dorado o el arroz que se haya pegado. Transfiere el caldo a una cacerola pequeña; ponlo a hervir a fuego lento. Agrega y mezcla la maicena y continúa cocinando hasta que se espese un poco. Corta el pollo en las porciones deseadas y sírvelo con arroz y salsa.

Pan de calabaza, recetas de Acción de Gracias por Pam Anderson

Foto: Threemanycooks.com

Sirve pudín de calabaza como postre de Acción de Gracias y disfruta luego de las sobras recalentadas con jarabe de arce en un desayuno de fin de semana.

Pudín de calabaza con salsa de caramelo y crema batida al brandy

Rinde 8 a 9 porciones

Este pudín es maravilloso para el desayuno o un desayuno-almuerzo. Solo basta con ponerle jarabe de arce en vez de salsa de caramelo y no ponerle crema batida.

  • 1 lata (de 15 onzas) de calabaza 100% pura
  • 6 cucharadas de azúcar morena
  • 1/2 cucharadita de jengibre en polvo y canela en polvo
  • 1/4 cucharadita de cardamomo molido
  • 3 huevos grandes
  • 2 tazas de mitad leche/mitad crema ("Half & Half")
  • 6 rebanadas gruesas de pan de pasitas de buena calidad, cortado en trozos grandes (cerca de 6 tazas)
  • 3/4 de taza de nueces picadas
  • 2 cucharaditas de azúcar granulada
  • 2 cucharaditas de brandy
  • 3/4 taza de crema de leche espesa ("heavy cream")
  • 1/2 taza generosa de tu salsa de caramelo favorita

Coloca la parrilla del horno en la posición media-baja y calienta el horno a 325 ° F. Engrasa ligeramente un molde para hornear de 9 pulgadas.

Cocina la calabaza, el azúcar morena, el jengibre, la canela y el cardamomo en una cacerola de fondo grueso a fuego medio hasta que comience a chisporrotear. Mientras tanto, bate los huevos en un tazón mediano. Incorpora la mezcla de calabaza en los huevos, batiendo lentamente al principio para evitar que se cuajen los huevos.  Continúa batiendo la mezcla de calabaza hasta que se suavice, luego agrega el "half and half". Añade el pan de pasitas: mézclalo suavemente para que se impregne, luego viértelo en una cacerola preparada.

Cúbrelo con papel de aluminio y hornéalo durante 20 minutos. Retira el papel de aluminio y esparce las nueces. Continúa horneándolo, sin tapar, hasta que esté completamente listo, aproximadamente 30 minutos más.

Saca el pudín de calabaza del horno y déjalo reposar hasta que esté tibio y listo para servir.

Mientras tanto, agrégale azúcar y brandy a la crema y bátela hasta formar picos suaves. Refrigérala hasta que esté lista para servir.

Para servir, corta el pudín tibio en 8 o 9 porciones y colócalas en los platos. Rocíale salsa de caramelo, una cucharada de crema y sirve.

Pam Anderson es autora de un libro de cocina con gran éxito de ventas, popular colaboradora del blog threemanycooks.com y experta en gastronomía de AARP, donde escribe dos veces por mes.

También te puede interesar:

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO